Inicio / Psico / Experiencias / ¡Todo bajo control! 15 momentos que se repiten en la vida de una mujer muy organizada

© Mujeres desesperadas
Psico

¡Todo bajo control! 15 momentos que se repiten en la vida de una mujer muy organizada

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 18 de octubre de 2017

Si eres una de esas personas que no puede ver algo desordenado y necesita saber que nada escapa a su control, este artículo es para ti. Desde esa agenda que necesitas para comenzar con buen pie el año, hasta ese escritorio impoluto que te caracteriza. Te resulta familiar, ¿verdad?

En tu cabeza todo está programado. Quizás te tachen de fría, calculadora, poco sentimental y nada creativa pero está claro que se equivocan. A pesar de que dentro de ti todo parece organizarse en tablas de Excel, también tienes tu corazoncito y sabes cuándo debes dejar que las cosas fluyan libremente. Ser organizada puede resultar una gran virtud, todo depende de la perspectiva con la que lo mires. Por eso, no te pierdas estos 15 momentos con los que te sentirás totalmente identificada:

© Sonrisas y lágrimas

1. La agenda, un imprescindible cada nuevo año

No hay Navidad sin regalos ni año nuevo sin una agenda en tu bolso. Tu familia, pareja y amigos hablan cuando llega el momento de hacerte un regalo para ver quién de ellos te la regala. A partir del 1 de enero, organizar tu vida resulta un juego de niños: bolígrafos de colores, admiraciones, dibujos y horarios exhaustivos. Al llegar diciembre, tu agenda habla de una vida de lo más completa.

2. ¡No sin mi reloj!

Hay dos tipos de personas en el mundo: las que llevan reloj y las que no. Está claro en qué bando te posicionas tú...

3. Las papelerías, un lugar en el que perderse

Desde pequeñita has desarrollado una adicción incontrolable por las papelerías y todo lo que se vende en ellas. Carpetas clasificadoras, bolígrafos de colores, pegatinas, marcapáginas... ¡Es un templo de la organización!

4. Post- it, ¿qué sería de ti sin ellos?

Lo mismo te sirven para añadir información extra a las hojas de tu agenda como para recordar cumpleaños, aniversarios y otras fechas que por nada del mundo debes olvidar. Los post-it son tus mejores acompañantes. Por ello, los guardas todos: desde los clásicos amarillos hasta otros de colores y formas imposibles.

5. Una loca de la limpieza... ¡Pero a mucha honra!

Si Mary Poppins volviese a bajar a la tierra estaría orgullosa de la gran lección que te enseñó su película:

6. Tiendes a juzgar MUCHO a las personas desorganizadas

No soportas el desorden en tus cosas pero tampoco en las de quienes están cerca de ti. Muchas veces, a escondidas, organizas el maquillaje de tu hermana u ordenas el armario de tu novio después de que él ya lo haya hecho. ¡Error! No todo el mundo va a ser como tú...

7. Tu habitación, posiblemente el lugar más ordenado del mundo

Nunca sales de casa sin haber hecho antes la cama. Por poco tiempo que tengas, todo debe quedar en su sitio cuando te vas al trabajo. Funda nórdica colocada al milímetro, cojines que están justo en su lugar, los libros puestos sobre la mesilla de noche con una separación de 1 cm entre uno y otro... ¡No hay nada que se te resista!

8. La simetría es la clave

Te gusta que todo sea simétrico. Desde la decoración de tu habitación hasta tu mesa de trabajo o las prendas de ropa que te compres. Definitivamente, la moda hippie no está hecha para ti...

9. Cinco comidas al día sí o sí

Eres disciplinada incluso para tus comidas. Para ti es impensable salir de casa sin desayunar o saltarte la pieza de fruta de la merienda. En esto, como en todo en la vida, tú debes tener el control absoluto.

10. Siempre encuentras tiempo para todo

Gracias a tu agenda y tu gran capacidad mental para organizarte, dispones de tiempo para dormir 8 horas, trabajar otras 8, acudir al gimnasio religiosamente, dedicarle tiempo a tus amigas, salir a cenar con tu chico y deleitarte con un buen libro antes de acostarte. ¿Alguien dijo Super Woman?

11. ¿Maniática yo?

Desde que te levantas, acumulas un buen número de manías imprescindibles para sobrevivir a tu ocupadísima rutina. Te levantas siempre con el pie derecho, te duchas, te vistes y desayunas siguiendo siempre el mismo orden... Y así hasta el final del día.

12. Puedes encontrar todo por muy escondido que esté

Podrías encontrar aquel diario que escribiste cuando tenías 15 años y guardaste en una caja de zapatos en aquel mueble roído del desván de la abuela. Sí, además de tu perfecta manera de organizarte, con el paso de los años has desarrollado una memoria privilegiada.

13. Te encanta hacer listas de cosas

'¡Tachado de la lista!', es una de las expresiones que más placer te provoca... Y lo sabes.

14. ¡Siempre impecable!

Las personas organizadas se caracterizan por llevar siempre un look perfecto y saber estar en cualquier momento y lugar. ¡Que la gente sepa que tienes todo bajo control!

15. Te sientes poderosa cuando terminas el día y todo ha salido según lo previsto

Eres una crack y eso nadie te lo puede negar. ¡igualita a la protagonista de la serie "The Good Wife"!

A veces sentimos que la semana se nos hace cuesta arriba. Se nos acumulan tantas tareas pendientes que desearíamos que el día tuviese más de 24 horas. Llegadas a este punto es importante que nos detengamos, respiremos hondo y pensemos. ¿No será que nos exigimos demasiado y cuidamos muy poco de nosotras mismas? No olvides dedicarte tiempo para descansar, cuidarte, mimar tu piel, reír, disfrutar de tu tiempo libre, de ti misma y de quienes más te quieren porque, como proclama L’Oréal Paris: tú lo vales.

Puesto que tu organización extrema forma parte de tu carisma, te proponemos que hagas este test y descubras qué te convierte en una mujer atractiva.

Y además
Guía definitiva de la amistad: 20 tipo de amigas que todas tenemos
10 situaciones que demuestran que el mundo es más complicado cuando eres zurdo

por Laura Sutil

Puede interesarte