Inicio / Psico / Consejos / Distorsiones cognitivas: cuatro trampas que manejan tu vida

Psico

Distorsiones cognitivas: cuatro trampas que manejan tu vida

por Elvira Sáez Creado en 11 de noviembre de 2019
Distorsiones cognitivas: cuatro trampas que manejan tu vida© Getty

El primer paso para acabar con las distorsiones cognitivas es aprender a identificarlas. Repasamos las más frecuentes para que descubras si alguna o varias de ellas tienen presencia en tu día a día.

Contenido elaborado por Más Vida Psicólogos Málaga

Nuestro cerebro es como una máquina que nunca deja de funcionar. Sabiendo esto nos podemos preguntar... ¿todo lo que fabrica nuestro cerebro es cierto? Es una pregunta que muchas veces planteamos en consulta a nuestros clientes. Nuestra respuesta es NO. Nuestra cabeza genera también lo que le podemos llamar pensamientos basura que hace que la persona esté contaminada por formas de pensar que no siempre son eficaces para su adaptación y bienestar. En esto nos centramos hoy: ¿que trampas mentales manejan mi vida sin darme cuenta?

Video por Carla Dominguez

Pensamientos extremistas

En la vida, los absolutos no existen. Las cosas no están bien o mal, no son blancas o negras. Lo habitual son los grises, los matices intermedio. Si algo no es perfecto, esta mal. Por lo que respecta a las personas, nadie es totalmente feliz o infeliz, buena o mala, alegre o triste, segura o insegura. Todos tenemos un poco de todo.

El mayor peligro de dicotomizar el pensamiento es el impacto que tiene sobre como se juzga dicha persona a sí misma o a los demás. Si no es perfecto o brillante, entonces, solo podrá ser un fracasado o un imbécil. No hay lugar para las equivocaciones o la mediocridad. Cuando esta distorsión extremista nos lleve a percibir las causas de los hechos de una manera global, se debe tratar de encontrar una explicación mas especifica, mas concreta. Ejemplo: en lugar de pensar “todo lo hago mal” decirnos “las tareas de bricolaje no se me dan bien”.

2. Generalización excesiva



Consiste en ser derrotista. Por un solo hecho negativo que ocurre, considerar que siempre saldrá todo igual de mal. Esta distorsión conduce inevitablemente a una vida cada vez más restringida.
Las sobregeneralizaciones se expresan a menudo en forma de afirmaciones absolutas, como si existiera alguna ley inmutable que gobernara y limitara el curso de la felicidad. Ejemplos:

  • Una persona que busca trabajo y no lo encuentra y concluye: “nunca conseguiré un empleo”
  • Otra persona que se siente triste y piensa: “siempre estaré así”

Palabras clave que indican que una persona esta sobregeneralizando son: “todo..nadie..nunca..siempre..todos..ninguno”.

3. Filtraje o filtro mental


Consiste en que un detalle negativo nubla los demás aspectos de la realidad. Es como una gota de tinta que tiñe toda la jarra. Consiste en seleccionar en forma de “visión de túnel” un solo aspecto de una situación, aspecto que tiñe toda la interpretación de la situación y no toma en cuenta otros aspectos que la contradicen. Dependiendo que aspectos de la realidad atendamos y como los interpretemos, así nos sentiremos. Los pensamientos se pueden magnificar y ”tremendizar” mediante muchos procesos de filtraje.

Cuando los pensamientos negativos se salen fuera de contexto, aislados de todas las experiencias buenas que nos rodean, se hacen mayores y mas tremendos de lo que realmente son.
El resultado es que todos los temores, carencias e irritaciones se exageran en importancia porque llenan la conciencia con exclusión de todo lo demás.

4. Adivinación o conclusión precipitada

Interpretar las cosas de forma negativa sin datos que fundamenten las conclusiones. Se refiere a la tendencia a interpretar sin base alguna los sentimientos e intenciones de los demás. A veces, esas interpretaciones se basan en un mecanismo llamado “proyección” que consiste en asignar a los demás los propios sentimientos y motivaciones, como si los demás fueran similares a uno mismo. Ejemplos:

  • Una persona nota como la miran unos extraños y piensa: “sé que piensan mal de mi”
  • Otra persona esta esperando a otra en una cita y esta tarda 5 minutos y sin mediar prueba alguna, se le viene a su cabeza: “sé que me está mintiendo y engañando”.
  • Palabras clave de esta distorsión son: “eso es porque..”, “ eso se debe a..”, “ se que eso es por..”.


Existen dos muy frecuentes:

1. Lectura del pensamiento, pensar mal:

  • Suponer, sin pruebas, lo que otros piensan sin comprobarlo
  • Estas suposiciones son normalmente imposibles de ser sometidas a prueba ya que han nacido de la intuición, las sospechas, dudas vagas, o una o dos experiencias pasadas, pero que siempre son creídas sin comprobarse.
  • Las interpretaciones de la gente acerca del pensamiento, pasan por alto conclusiones que solo son verdad para si mismos sin molestarse en comprobar si son apropiadas para el resto de las personas.
  • Esta distorsión, si es frecuente, genera un estilo personal malpensado y suspicaz. Ejemplo: “ha pasado por mi lado y no me ha saludado, ha querido ignorarme”.

2. Error del adivino o anticipación negativa:

  • Esperar que las cosas salgan mal sin tener pruebas para ello.
  • Transformar una posibilidad en un hacho cierto y actuar en consecuencia.
  • Esta distorsión, si es frecuente, genera un estilo personal pesimista.
  • Ejemplo: “No voy a organizar la fiesta porque todos se aburrirán”

Estas cuatro trampas condicionan nuestro día a día, nos hace esperar cosas que nunca ocurrirán y sobre todo nos marca una manera de interpretar y ver nuestro día a día que se aleja bastante de la realidad. ¿Y si empezamos a desafiarlas?

Descubre: 25 frases para encontrar la felicidad
25 frases para encontrar la felicidad © Amelie

Y además:
¿Las obsesiones se hacen cargo de tu vida?
¡No te hagas bola! Cómo evitar que un problema sea mayor de lo que es
La importancia de enfocarte en ti mismo para brillar con luz propia