Inicio / Belleza / Tratamientos / Cómo combatir la foliculitis y prevenir que aparezcan granitos tras la depilación

Belleza

Cómo combatir la foliculitis y prevenir que aparezcan granitos tras la depilación

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 5 de mayo de 2017
126 compartidos

Si a ti también te aparecen pequeños granitos o se te enrojece la piel en exceso después de depilarte, estos consejos no te vendrán nada mal.

Existen diferentes métodos de depilación para acabar con el pelo de aquellas zonas en las que desearíamos que no apareciese. Si sueles emplear algunos como la cuchilla, la maquinilla eléctrica o la cera, puede que hayas notado cómo aparecen granitos o pelos enquistados en la zona que hemos depilado. De hecho, las ingles suelen ser la parte del cuerpo en la que con más frecuencia se dan debido a su sensibilidad y a la forma curva del pelo. Lo que ocurre exactamente, en el caso de la depilación, es que el folículo piloso se obstruye: el pelo no logra salir al exterior y se enquista en la cavidad. Al infectarse el folículo (algo que se produce a menudo, especialmente en zonas húmedas o sometidas a un mayor roce), es entonces cuando se produce una inflamación y enrojecimiento de la zona, lo que normalmente cursa con pequeños granos (a veces con pus) que envuelven el pelo que no ha podido salir. Es lo que se conoce como foliculitis.

Sus causas pueden ser diversas y su aparición se da tanto en hombres como en mujeres, en zonas como la barba, en el caso de ellos. En cuanto a la depilación se refiere, ¿qué podemos hacer para prevenir y combatir la foliculitis?

Relacionados: Las famosas con las piernas más bonitas

Famosas con las piernas más bonitas © Getty Images

Regla número uno: no tocar

Normalmente, la foliculitis simple que aparece después de habernos depilado no encierra gravedad alguna. Pero eso sí, si queremos que desaparezca lo antes posible debemos evitar tocar la zona. No aprietes los granitos para intentar sacar el pus o el pelo que se ha quedado dentro, pues es probable que consigas infectarlo y hacer que se inflame más aún. Lo recomendable es mantener limpia y seca la zona en la que han aparecido, exfoliar la piel y dejar que el pelo salga por sí mismo.

En el caso de padecer una foliculitis más grave (si aparecen muchos granos, si no desaparece la inflamación o resulta doloroso) lo aconsejable es acudir a nuestro médico. Puede que en ese caso necesitemos alguna pomada especial o antibióticos.

¿Cómo podemos prevenir la foliculitis?

El método de depilación que utilicemos puede influir en la aparición o no de foliculitis: a través de la cuchilla puede darse con más frecuencia debido a que el pelo no se elimina de raíz y se corta "a ras" de la piel. En este sentido, la depilación láser puede contribuir positivamente a evitar que se produzca la foliculitis, pues consiste en la eliminación del vello de forma permanente.

Ahora bien, aquí debemos terminar con uno de los mitos más frecuentes en depilación, el de "si te depilas con cuchilla el pelo te saldrá más fuerte que si lo arrancas con cera". En realidad, no es el que pelo crezca más fuerte, pues su estructura siempre es igual: base gruesa y extremo delgado. Tal y como explicaba a EFE Ramón Grimalt, dermatólogo de de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV): "Cuanto más bajo se corta el pelo, más grueso se ve. El grosor viene marcado por nuestras hormonas y genética, por lo que no variará en toda la vida".

Consejos para combatir la foliculitis

Independientemente del método de depilación que utilices, aquí tienes una lista con algunos trucos y consejos útiles que pueden ayudarte a evitar que aparezcan estos molestos granitos después:

Exfolia la piel antes de la depilación con la ayuda de un guante de crin o bien con la mano, aplicando algún gel exfoliante mediante un suave masaje. La exfoliación puede ayudar a eliminar las células muertas y limpiar la piel.
• Antes de depilarte, especialmente si lo vas a hacer con cuchilla, puedes ducharte antes con agua caliente para abrir los poros de la piel y facilitar la salida del vello.
• Después de la depilación también podemos aplicar agua fría o hielo, pues puede ayudar a cerrar el poro.
• Para evitar enrojecimientos o posibles infecciones conviene hidratar después la piel con aloe vera o algún aceite natural. Para calmar la zona podemos utilizar antes de la hidratación agua termal o tónico, aplicándolo a toquecitos con un disco de algodón.
• Si utilizas una cuchilla para depilarte, procura que sus hojas estén en buenas condiciones y renuévala en cuanto se desgaste.
• Después de depilarte las ingles utiliza ropa interior de algodón, cómoda y suave. Es importante que no nos apriete ni roce en exceso la zona, pues la fricción puede favorecer la foliculitis.

REDACTORA@CriistinaG


Y además:
Depilación íntima: los looks más comunes
¿Sabes todo lo que hay que saber sobre depilación láser?

por Cristina Gonzalez 126 compartidos

Puede interesarte