Inicio / Belleza / Tratamientos / Consejos básicos antes de una depilación brasileña

Belleza

Consejos básicos antes de una depilación brasileña

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 11 de junio de 2015
A-
A+

Enfrentarte a una depilación brasileña puede ser un momento algo traumático, sobre todo la primera vez, ya que arrancar de raíz el vello de una parte tan sensible es un proceso bastante doloroso. Te damos unos consejos para que la experiencia sea más llevadera.

Eliminar el vello corporal es algo que ha preocupado a las mujeres desde tiempos inmemoriales. Por ello, invertimos tiempo y dinero en los diferentes métodos de depilación existentes en el mercado. Pese a que en los últimos años la depilación láser ha sufrido un incremento vertiginoso, todavía hay muchas mujeres que prefieren depilarse por métodos más tradicionales, y eligen la cera como opción para lucir una piel suave y sin vello durante varias semanas.

Sin embargo, cuando se trata del pubis la cosa cambia, pues es una zona muy sensible al dolor, y por lo tanto tenemos ciertos reparos a la hora de enfrentarnos a una depilación brasileña con cera. No te vamos a enganar, nadie te va a evitar el dolor, pero sí puedes hacerlo más llevadero con estos sencillos consejos. ¿Preparadas para viajar a Brasil?

Consejos antes de la depilación brasileña © iStock

1. No se trata de todo o nada. Tienes opciones

Si hacerte la depilación integral va a hacer que te sientas desnuda puedes elegir dejar algo de vello en forma de tira, triangular o la que más te guste. ¡Tú decides!

2. Un analgésico a tiempo nunca viene mal

Nada va a convertir una depilación brasileña en un camino de rosas, pero un analgésico puede ayudarte a sobrellevar mejor el dolor. Tómate un ibuprofeno 30 minutos antes de tu cita. No eliminará el dolor por completo pero sí lo reducirá.

3. Pide la cita en función de tu ciclo menstrual

Cuestiones de higiene aparte, no es recomendable realizarte una depilaciñon brasileña cuando tienes el periodo. En esos días estás mucho más sensible al dolor (igual que en la semana premenstrual), por lo que lo mejor es pedir tu cita en las dos semanas siguientes a terminar con la regla.

4. Una tiene el servicio que paga

¿Qué tienen en común un colchón, los zapatos y la depilación brasileña? Las tres son cosas en las que merece la pena invertir. Igual que un zapato malo te destrozará los pies, o un colchón malo hará lo propio con tu espalda, a la hora de confiarle a alguien el cuidado de una zona tan sensible debe tratarse de un centro en el que tengas plena confianza. ¿O acaso quieres que unas manos inexpertas te dejen la zona en carne viva?

5. Algunos medicamentos pueden alterar el estado de la piel ahí abajo

Igual que ocurre con la fotosensibilidad, hay ciertos medicamentos que pueden alterar el estado de la piel, haciendo que esté más sensible, y por lo tanto pueda reaccionar de manera extrema ante una agresión externa. Evita utilizar en los días previos ningún exfoliante o producto que contenga retinol o alfa hidroxiácidos (ácido láctico, glicólico, málico, cítrico y tartárico).

6. Nada de exposición solar ni calor en la zona

Después de una depilación con cera la piel está mucho más sensible y enrojecida, por lo que no es recomendable exponerse de forma directa al sol ni aplicar calor en la zona, como ducharse con agua demasiado caliente o ir a la sauna.

7. Evita hacer ejercicio justo después

¡Por fin una buena razón para saltarse el gimnasio! Lo último que necesitas tras una depilación brasileña es ponerte a moverte sin parar sobre la bici de spinning (o sobre otra persona). Espera al día siguiente para retomar tu rutina de ejercicios y tus encuentros amorosos.

Y además:
Los métodos de depilación a examen
Todo sobre la depilación

por Patricia Álvarez

Puede interesarte