Inicio / Belleza / Tratamientos / Rinoplastia: todo lo que debes saber antes de pasar por quirófano

Belleza

Rinoplastia: todo lo que debes saber antes de pasar por quirófano

por Redacción enfemenino Publicado en 30 de agosto de 2016

La nariz es sin duda uno de los rasgos faciales que más determinan el aspecto de una persona. Quizás por su visibilidad, no todo el mundo está cómodo con su nariz; por grande, estrecha, porque parece torcida.. Para solucionarlo existe una intervención, denominada rinoplastia, que adapta la nariz a los gustos del paciente y aporta a la cara un aspecto armónico y simétrico. Te contamos todo acerca de esta operación estética.

Pese a que lo más normal es optar por esta intervención por motivos estéticos, también se puede realizar para personas con dificultades para respirar por la nariz por un defecto estructural de la misma, o para quienes hayan sufrido algún tipo de accidente que la haya deformado.

La rinoplastia es realizada por un cirujano plástico capaz de esculpir el cartílago y el hueso de la nariz del paciente. Hay dos tipos de intervenciones: la rinoplastia cerrada, que se realiza sin incisiones externas, sólo por dentro de la nariz, y la rinoplastia abierta, que lleva a cabo mediante una incisión en la columela, retirando la piel y los tejidos superficiales.

Las más comunes son la rinoplastia de aumento, que se realiza para aumentan el volumen de la nariz, y la rinoplastia de disminución, que se emplea para reducir el tamaño de la nariz, ya que el tamaño que tiene está descompensado con el resto de la cara. Lo más lógico es realizar la rinoplastia cuando el crecimiento facial del paciente está completo, por lo que los médicos recomiendan que los jóvenes esperen a tener entre 16 y 19 años para someterse a la cirugía, ya que es importante esperar a que el cuerpo se desarrolle y a que la nariz termine de formarse.

¿Sabes qué celebrities están operadas de la nariz? ¡Te las mostramos!

¿Qué medidas tomar antes de la intervención?

El día de la cirugía, el paciente deberá presentarse con un ayuno de al menos ocho horas, en ropa cómoda, sin joyas ni maquillaje, y deberá evitar el consumo de medicamentos o sustancias que puedan alterar la cicatrización o generar un sangrado mayor de lo habitual (analgésicos, aspirina..).

La intervención se realiza con anestesia local o general, dependiendo del tipo de intervención y de la duración y dificultad de la misma.

Post operatorio

El paciente puede ser dado de alta una vez que los efectos residuales de la anestesia hayan pasado, normalmente 3-6 horas después. Durante los primeros días tras la intervención, el paciente debe mantener un reposo relativo. El dolor se maneja con analgésicos comunes como ibuprofeno o paracetamol. En general, no es un postoperatorio doloroso. La principal molestia radica en tener la nariz obstruida los primeros días.

Contenido elaborado en colaboración con Clínica Bruselas.



Y además:
Relleno para pómulos: ¿en qué consiste?

Cómo afinar la nariz con maquillaje
¿Pecho operado o natural? El test definitivo sobre la delantera de las famosas

por Redacción enfemenino