Inicio / Moda / Accesorios

Moda

Cintas para el pelo

por El equipo editorial Creado en 19 de enero de 2011
Cintas para el pelo

Por unos pocos euros conseguiremos domar el cabello rebelde, sacar partido a nuestra melena o lucir peinados a la última. ¡Las cintas para el pelo son nuestras mejores aliadas! Las hay de diferentes tamaños y texturas, estampados y colores. Descubre las últimas tendencias en esta materia.


Cintas en la frente

La última moda dicta llevarlas en la frente, imitando el look propio de las indias americanas, pero con un toque hippie. Así, evitamos por un lado que la cinta se escurra hacia atrás, como sucede a menudo con las diademas, y conseguimos, por el otro, dominar los flequillos rebeldes.

Gracias a las cintas podremos atrevernos con cualquier cosa: desde el cuero hasta los lazos fluorescentes, pasando por las que llevan joyas incrustadas o estrás. Incluso podremos ponernos un par a la vez si son de diferentes colores.

Este tipo de cintas, más o menos largas, estructuran las facciones del rostro. De todas formas, para exprimirlas al máximo te recomendamos que, antes de colocártela, te recojas el pelo.


Las cintas largas

Si no tienes tiempo de peinarte pero quieres que el pelo luzca con clase y estilo, y te gustaría esconder las imperfecciones capilares y un cabello con poco volumen, las cintas son tu solución. Par conseguir un aire a medio camino entre lo romántico y lo étnico, opta por las largas. Si te las colocas como las diademas, en medio de la cabeza, te verás clásica y elegante.

La cinta es más que una diadema porque, aparte de ser un complemento, la utilizamos también para sujetar el cabello. Siempre que puedas, dale a tu estilo un toque rebelde: que las puntas de la cinta bailen por tu espalda o déjate un par de mechones sueltos.

En cuanto a los accesorios, las cintas largas son justo lo contrario a las diademas, así que no vale la pena añadirle decoraciones XXL, plumas u otros nudos. Este tipo de cintas se llevan sobrias.

El modo de colocarlas dependerá sobre todo de lo largo que tengas el cabello. Lo ideal es llevarlas con media melena para que ésta destaque aún más. No obstante, también te las puedes poner si tienes el pelo largo. Colócatelas hacia atrás o deja que algunos mechones se escapen.

Ahora bien, nada de ponerlas como si dediademas se tratara, con la frente bien despejada. ¡O las llevamos en medio de la cabeza o no las llevamos!

¿Qué me pongo?

Si no quieres caer en los tópicos, juega con la oposición de estilos, colores y texturas, y evita la sobredosis de una misma tendencia. Sorprende y deslumbra con la variación de estilos: por ejemplo, no combines un poncho o un vestido de flecos con una cinta de cuero y colocada en la frente. El look hippie es muy delicado de llevar. Y, al contrario, si quieres ponértela en medio de la cabeza, olvídate de modelitos pijos. Con uno de estos estilos y una cinta para el pelo te verás demasiado estricta.

Decide qué ponerte en función de tu actividad. Por ejemplo, si tienes que asistir a un evento de noche, no dudes en lucir una cinta dorada o plateada con tu vestido negro. En cambio, para el día a día opta por los colores vivos, los cítricos e incluso los fluorescentes, aportarás algo de luz a las prendas más oscuras.