Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

La importancia de una alimentación equilibrada: ¿cómo les enseñamos a comer solos?

por Redacción enfemenino Creado en 23 de noviembre de 2015
La importancia de una alimentación equilibrada: ¿cómo les enseñamos a comer solos?

Llevar una alimentación equilibrada es uno de los hábitos imprescindibles que los niños necesitan adquirir desde sus primeros meses de vida. Para ello es importante conocer qué alimentos son indispensables en su dieta, cómo podemos introducirlos y qué podemos hacer para ayudar a los peques a comer solos. Aquí te dejamos algunos consejos que te resultarán prácticos.

Las necesidades nutricionales de los niños no son las mismas que las de un adulto. Esto es algo que debemos tener en cuenta a la hora de construir el pilar sobre el que se asentarán las bases de la alimentación de nuestros hijos. Los bebés necesitan una cantidad de nutrientes que se adapten a sus necesidades, pues ellos se encuentran en una etapa de crecimiento en la que su cuerpo aún tiene que desarrollarse.

A partir de los 4-6 meses podemos comenzar a introducir alimentos nuevos en su dieta, hasta entonces basada en la lactancia materna exclusiva. Es un momento clave para comenzar a construir una alimentación equilibrada. Durante esta etapa hay alimentos que no deberían faltar. ¿Cuáles son y cómo podemos introducirlos en sus menús?

© iStock

Alimentos y nutrientes esenciales

- Leche: ya sea procedente de la lactancia materna o bien de leches de fórmula. En ella encontrarán calcio, un nutriente esencial que contribuye al funcionamiento normal de los huesos.

¿Cuánta cantidad necesitan?
A partir del año, los profesionales de la salud recomiendan tomar como mínimo dos vasos diarios de leche que se adapte a sus necesidades.

- Cereales: los cuales podemos introducir en sus menús mezclados con la leche o en forma de papillas. Pero los cereales también se encuentran en alimentos como el arroz, la pasta o el pan. Serán un perfecto acompañamiento para mezclar con verduras, pescado o carne, ya sea entero o bien triturado en puré. Los cereales les aportan hidratos de carbono, que proporcionan energía al organismo.

¿Cuánta cantidad necesitan?
La energía que los niños necesitan es 3,1 veces más alta que la que los adultos requerimos por kilo de peso.

- Frutas y verduras: que se caracterizan por su aporte de vitaminas y fibra. Las vitaminas son esenciales para su crecimiento y desarrollo, y la fibra les ayuda a mantener una correcta salud digestiva.

¿Cuánta cantidad necesitan?
Las frutas y las verduras deben estar presentes en su dieta de manera diaria.

- Carne, huevos y pescado: los cuales les aportan proteínas y aminoácidos, esenciales para la formación de sus músculos. Son necesarios para su desarrollo y por eso deberían incluirse en su menú semanal.

¿Cuánta cantidad necesitan?
Lo ideal es que tomen estos alimentos de dos a tres veces por semana. Los niños de 13 a 36 meses ingieren 3,8 veces más proteínas de las recomendadas, por eso es importante controlar las cantidades, pues su consumo elevado se ha relacionado con un aumento del riesgo de obesidad en el futuro.

¿Con qué alimentos debemos tener más cuidado?

Hay alimentos que presentan más riesgos de provocar una reacción alérgica hacia ellos: son los que se conocen como alimentos alergénicos y entre los que se incluyen los frutos secos, el pescado, el huevo o la leche de vaca. En este caso tal vez convenga retrasar su introducción, pero es importante ofrecérselos llegado el momento y hacerlo repetidas veces, alternándolos a lo largo de la semana, pues así observaremos su reacción y podremos comprobar si son alérgicos o no.

Consejos para que aprendan a comer solos

En este punto debemos ser realistas: un bebé no sabe manejar los cubiertos, por lo que no podemos esperar que aprenda a hacerlo rápidamente con seis meses. Nuestro consejo es que comiences primero a ofrecerle los alimentos colocándolos sobre su plato o sobre la bandeja de su trona para que él solito los coja con las manos. Institivamente se los va a llevar a la boca y comenzará a masticar y a comérselos poco a poco.

Dale trozos que pueda manejar con su mano o agarrar con el puño y procura que no sean muy pequeños. Por ejemplo: un trozo de manzana, medio plátano, un puñadito de espaguetis, una rebanada de pan mojada en crema de verduras, un trozo de queso o jamón cocido..

Una vez hemos introducido alimentos de todos los grupos (cereales, frutas, verduras, carnes, pescado...), lo importante es que sigan una dieta variada y equilibrada. Recuerda que el uso de la sal debería limitarse al cocinar. No debemos preocuparnos si vemos que rechazan los alimentos al principio o que no comen lo que nosotros habíamos esperado, pues mientras tanto los niños seguirán con la lactancia materna como complemento de su alimentación. Ofrecerles de nuevo los alimentos será clave para que terminen aceptándolos. Este es el mejor momento para construir una alimentación equilibrada y saludable.


IMPORTANTE: la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y debería continuarse durante el mayor tiempo posible. Dado que los bebés crecen a ritmos diferentes, los profesionales de la salud deben aconsejar a los padres el momento apropiado para la introducción de los nuevos alimentos.

¿Quieres saber más? Descubre más sobre alimentación para bebés
Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …