Inicio / Maternidad / Embarazo

Maternidad

¿Verdad o mentira? Los mitos más extendidos sobre la alimentación en el embarazo

por Cristina Gonzalez Creado en 3 de febrero de 2020
¿Verdad o mentira? Los mitos más extendidos sobre la alimentación en el embarazo

¿Realmente existen los antojos? ¿Hay alimentos que pueden provocar el aborto? Relacionados con el embarazo existen varias creencias y mitos, especialmente aquellos que tienen que ver con la alimentación. Hemos analizado alguno de los más populares para analizar si son ciertos o no...

1. "Desde que estoy embarazada tengo más hambre que antes"

Esta sensación puede aparecer en cierto momento del embarazo y se debe a los niveles de hormonas, neurotransmisores y endorfinas que influyen en el apetito, los cuales se ven modificados. La sensación de "hambre" puede deberse a una hormona llamada actógeno placentario, que solo produce nuestro cuerpo durante el embarazo y que modifica el metabolismo para proporcionar los nutrientes que el bebé necesita. Por lo tanto: mito confirmado.

Video por Patricia Álvarez

2. "Ahora tengo que comer por dos"

Falso. Lo que se debería hacer durante el embarazo es llevar una alimentación saludable, variada y equilibrada. En ningún caso tenemos que doblar la cantidad de comida simplemente porque estemos embarazadas. Basta con tener en cuenta alimentos ricos en fibra, ácido fólico, vitaminas y minerales y evitar aquellos que no se recomiendan durante la gestación.

3. "Tengo que engordar un kilo por mes"

¿Cuánto se engorda durante el embarazo? Muchas mujeres se plantean esta misma pregunta ante el temor de engordar demasiado o no alcanzar el peso ideal. Es cierto que los expertos aconsejan no sobrepasar el kilo por mes de gestación, pero hay que tener en cuenta que cada mujer es diferente y que existen muchos factores que pueden influir en el peso. Por ejemplo, durante el primer trimestre de embarazo incluso se puede adelgazar debido a las náuseas y a los vómitos.

4. "Si no satisfago un antojo, me saldrá una marca en la piel"

Sí, es cierto que existen los antojos, pues como hemos comentado antes, la sensación de apetito se puede incrementar durante la gestación. Pero en ningún caso te saldrá una mancha en la piel por no satisfacer un capricho. Es simplemente uno de los varios mitos populares que existen sobre el embarazo.

5. "Hay alimentos que huelen peor"

No es que haya alimentos o productos relacionados con el mundo de la cocina que huelan peor que antes, es que el sentido del olfato (al igual que el del gusto) durante el embarazo se vuelve más sensible. Esto es por la olfactomedina, una proteína cuya producción aumenta durante la gestación haciendo que el olfato se vuelva más sensible a ciertos olores que antes quizá no te afectaban y ahora incluso pueden parecerte desagradables.

6. "Durante el embarazo no puedo tomar cerveza"

Verdad y mentira. No se recomienda el consumo de ninguna bebida alcohólica, pero sí se puede consumir cerveza 0,0% alcohol. De hecho beber cerveza sin alcohol con moderación durante el embarazo puede resultar beneficioso, pues se ha comprobado que reduce el estrés oxidativo tanto de la madre como del niño tras el parto y además contiene vitaminas, calcio, cobre, manganeso, fibra y ácido fólico.

7. "Hay alimentos que pueden provocar un aborto"

Absolutamente falso. Suele circula el mito popular de que existen alimentos como la piña, el perejil, la canela, la manzanilla o el limón que pueden provocar el aborto, pero no existe ninguna relación científica que lo establezca. Es completamente falso, por lo que puedes incluirlos en tu alimentación sin ningún tipo de problema.

¿Sorprendida? ¿Creías que algunos de estos mitos eran ciertos? Sea como sea, lo importante en esta bonita etapa es que cuides al máximo de tu salud y acudas a todas las revisiones necesarias. Apuesta por una alimentación saludable rica en vegetales, frutas, legumbres, frutos secos, pescado y evita el consumo de alimentos crudos para evitar el riesgo de toxoplasmosis.

¡No te olvides del ácido fólico! La recomendación general es de 400 microgramos diarios, ya que las embarazadas necesitan 600 diarios y un déficit del mismo puede causar anemia megaloblástica en embarazadas o problemas en el tubo neural del bebé. En algunas casos, además, puede ser necesario combinarlo con otros complementos como los de vitamina D. Por último, mantente activa, duerme lo suficiente y, por supuesto, elimina el alcohol y el tabaco al 100%.

Descubre: ¿Qué alimentos puedo comer durante el embarazo?
Muesli © iStock

Y además:
Alimentación en el embarazo: ¿qué puedo comer y qué no?
Cómo cuidar la salud de tu bebé a través de la alimentación durante el embarazo
Los primeros síntomas del embarazo: ¿cómo debo cuidarme durante el primer mes