Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

La carta de una madre al doctor que le sugirió abortar porque su hija tenía síndrome de Down

por Borja Gutiérrez Creado en 9 de junio de 2016
La carta de una madre al doctor que le sugirió abortar porque su hija tenía síndrome de Down© Courtney Baker / William Baker

“Nos preguntó si entendíamos lo pobre que sería nuestra calidad de vida criando a una niña con Síndrome de Down”.

Existen pocas cosas en la vida con más fuerza que el amor de una madre hacia a sus hijos. Pocos momentos en los que el orgullo consiga emocionar de una forma tan genuina y natural.

© Julie Wilson

Courtney Baker, madre de Emersyn, lo sabe bien y es por eso por lo que hoy, 15 meses después de haber dado a luz a su hija nacida con síndrome de Down, ha decidido enseñar al mundo una carta que escribió en su momento al doctor que la asistió durante el embarazo y la invitó a abortar por lo que el consideraba "un problema para la calidad de vida familiar".

La carta, escrita antes incluso de que su hija Emersyn naciera, ha visto la luz ahora para intentar concienciar a otros padres sobre los prejuicios y el "estigma social" que muchos creen que supone tener un hijo con síndrome de Down.

Estimado Doctor,
Una amiga me contó hace poco que cuando su médico prenatal veía las ecografías de su hijo, él comentaba, “está perfecto”. Una vez que el niño nació con síndrome de Down, ella visitó al mismo médico y al mirarlo, él exclamó, “Te lo dije. Está perfecto”.
Su historia me dio mucha tristeza. Por un lado estaba muy contenta por la experiencia de mi amiga, pero por otro, me angustiaba que yo no haya recibido las mismas palabras. Cómo deseo que usted hubiese sido ese doctor.
Llegué a usted durante el momento más difícil de mi vida. Estaba aterrorizada y ansiosa, y no sabía la verdad acerca de mi bebé, eso era lo que desesperadamente necesitaba que me dijera, pero en vez de apoyarme, me sugirió que terminara con mi hija. Yo le dije el nombre que habíamos escogido para ella, y usted nos preguntó si acaso entendíamos lo pobre que sería nuestra calidad de vida criando a una niña con síndrome de Down.
Desde esa visita, no nos vimos nunca más. El momento más difícil de mi vida se hizo insoportable porque usted nunca me dijo la verdad. Mi hija estaba perfecta.
No estoy enfadada. No estoy molesta. Estoy triste. Estoy triste porque los pequeños latidos de corazón que usted siente todos los días no lo llenan de asombro. Estoy triste porque el milagro de esos pequeños pies y manos, esos pulmones y ojos y orejas no lo dejan sin aliento. Estoy triste porque pensó que mi calidad de vida sería pobre sólo por permitir que mi hija naciera. Y me parte el alma que probablemente siga diciéndole eso otras madres. Pero lo que más me más me entristece es que usted nunca conocerá a mi hija Emersyn.
Ella no solo ha mejorado nuestra calidad de vida, sino que también ha tocado el corazón de cientos de personas. Nos ha dado un sentido, y una alegría imposible de expresar. Nos ha dado las más grandes sonrisas y los besos más dulces que jamás imaginamos. Ella abrió nuestros ojos a la verdadera belleza y el amor más puro.
Lo que pido es que ninguna otra madre tenga que pasar por lo que pasé yo. Lo que pido es que usted, también, pueda ver la verdadera belleza y el amor más puro en cada ecografía.
Lo que pido, realmente, es que la próxima vez que se pare frente a una madre embarazada de un bebé con síndrome de Down, sea capaz de mirarla a los ojos y decirle. Su hijo está perfecto
Borja Gutiérrez
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …