Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Mindfulness infantil: técnicas de aprendizaje para niños de 0-3 años

© by Katie Emslie on Unsplash
Maternidad

Mindfulness infantil: técnicas de aprendizaje para niños de 0-3 años

por Redacción enfemenino Publicado en 3 de abril de 2018
A-
A+

¿Quieres que tu hijo aprenda a estar conscientemente en el presente? Hay técnicas especialmente pensadas para bebés que le ayudarán a conseguir la atención plena.

El mindfulness se define como la atención plena, sin juzgar, en el momento presente, atendiendo a lo que sucede dentro y fuera de mí con una actitud de amabilidad y entrega, y con el corazón abierto. Cada día los profesionales de la salud y de la educación venimos observando que parece hacerse más relevante y necesario el uso de herramientas o técnicas que nos ayuden a poder estar en calma, vivir en el presente y con una actitud amable hacia uno mismo. Esto nos ayuda, entre otras cosas, a evitar pensamientos anticipatorios y “rumiaciones” mentales que generan mucho ruido y distracción mental, y que hacen que podamos sentir nerviosismo, inquietud, o incluso en ocasiones ansiedad y depresión.

En el caso de los niños consideramos de gran utilidad dotarles desde pequeñitos de estrategias de atención plena que puedan incorporar en sus vidas. De esta manera estaríamos enseñando una inteligencia de vida que posibilita el apoyo a todas las otras inteligencias que poseemos. Entendemos que con técnicas de mindfulness la claridad emocional y mental es mayor, lo que ayuda al desarrollo de la inteligencia emocional y la inteligencia cognitiva.

Observamos en estudios realizados que mejora los niveles de comunicación, de escucha, de empatía y comprensión. También ayuda a tener una mejor concentración, atención y aprendizaje. Las técnicas de mindfulness en niños pequeños menores de 6 años son técnicas sencillas que provienen tanto de implantarlas en el programa educativo de la escuela infantil a modo de juego y actividad, en sesiones y talleres, e incluso a modo de observar la práctica de mindfulness en sus educadores y referentes adultos. Algo que nos ayuda a estar muy presentes y nos lleva a un estado de calma es la respiración. Podemos acompañar a nuestros bebés en muchas de las actividades desde una actitud de respiración consciente y atención en presencia plena a lo que estamos realizando.

Técnicas para bebés

1. Atender a nuestras sensaciones: dar un masaje al bebé con atención plena en lo que estamos haciendo, observando las sensaciones que tenemos, observando los gestos del bebé, respirando conjuntamente y permaneciendo en el disfrute de la acción que se está realizando.

2. Atender a nuestras emociones: otra técnica podría ser mirarse a los ojos con el bebé, sintiendo plena conexión, disfrutando del cruce de miradas y de las correlaciones de expresiones afectivas, ruiditos, sonrisas y miradas, atendiendo a nuestras sensaciones y emociones.

3. Incorporar el silencio consciente y voluntario: compartir en presencia plena el realizar un encajable o un puzzle por ejemplo, desde una actitud presente, conscientemente silenciosa, respirando y compartiendo desde el silencio.

4. Atender a nuestra rutina y nivel de activación/actividad: otra actividad puede ser desde hacer unas respiraciones profundas antes de comer con niños a partir de los 2-3 años y atender al acto de comer o realizar una pausa de respiración entre actividad y actividad atendiendo al ritmo de mi mente y cuerpo durante la jornada.

5. Atender a nuestro cuerpo: otras herramientas son los juegos corporales como bailar con nuestro bebé, cambiando ritmos, música, pasos, atendiendo y disfrutando de esta actividad.

6. Atender a nuestros pensamientos: otras herramientas pueden ser las “visualizaciones creativas”. Por ejemplo estando tumbados, con los ojos cerrados, respirando e imaginando hojas de otoño que vuelan, suben, bajan… y las visualizamos en nuestra cabeza, mientras revolotean, como nuestros pensamientos que vienen y van.

7. Atender a los mensajes interiores: “Loros en la cabeza”, así llamamos con los niños a esas voces interiores que nos hablan a todos. Atender a esas voces que escuchamos en la cabeza y a veces nos dicen cosas haciéndonos conscientes de ello y acogiéndolas con comprensión.

8. Atención a la exploración y curiosidad: “El cesto de los tesoros” fomenta en los más pequeños el desarrollo de la exploración de objetos (que no contengan peligro para su salud) desde la pura atención y presencia en el disfrute de esta actividad que les encanta.

9. Atención al sonido ambiental: con juegos como “la caja de música” que podemos esconder por el aula para encontrarla agudizando nuestro sentido, o “tocar instrumentos”: Proponemos a los pequeños atención auditiva, discriminación de sonidos.

10. Atender a los conocimientos: tanto en la asamblea en el aula, como en los contenidos, en los momentos de cuento, o los “cuentos autobiográficos” en edades tempranas adquieren una especial relevancia en la atención y comprensión de actitudes y conductas que deseamos fomentar.

Contenido elaborado en colaboración con Ana Asensio, psicóloga, doctora en neurociencia y directora de Nemomarlin Majadahonda Nursery School

Descubre: Frases para motivar a los niños

Frases para motivar a los niños © iStock

Y además:
Los increíbles beneficios del yoga para niños
El masaje infantil, una experiencia única con tu bebé

por Redacción enfemenino

Puede interesarte