Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

Papillas con cereales: el primer paso para hacerse mayor

por Redacción enfemenino Creado en 21 de diciembre de 2015
Papillas con cereales: el primer paso para hacerse mayor© iStock

Después de los primeros meses de vida de nuestro pequeño, toca el momento de comenzar a comer papillas. Un aspecto clave en el desarrollo de un bebé es la incorporación de cereales en su dieta ya que van a ayudar a asentar su crecimiento gracias a su aporte de energía, vitaminas, hidratos de carbono, minerales y fibra.

¿Por cuál empezar?

A partir de los 4 meses, y cuando el profesional de la salud lo indique, los bebés pueden empezar a consumir cereales y la mejor forma de hacerlo es a través de las papillas. Es muy importante que la primera papilla de cereales que le des a tu pequeño no contenga gluten. En estos primeros meses de vida, los bebés aún no son capaces de digerir la proteína del gluten. Ahora te contamos cuáles deben de ser los primeros cereales que tome y cómo comenzar a introducirlos en su día a día.

Descubre: Las frases más bonitas para bebés con las que debes celebrar el Día de la Madre
Frases para bebés © Photo by Jonathan Borba on Unsplash

De forma progresiva ve incorporando una cucharada de papilla de cereales en su biberón o bol para que empiece a familiarizarse con su sabor. Las mejores papillas para dar este importante paso son las que no contienen gluten, como por ejemplo, el cereal como el maíz o el arroz.

A partir de esta edad, su organismo empieza a demandar más nutrientes y por eso necesita un mayor aporte de HIERRO, ya que el aportado por la leche no es suficiente.

¿Qué le aportan los cereales?

Por supuesto, una vez superados los 6 meses, los bebés ya pueden ingerir todo tipo de cereales. Es entonces cuando comienzan a lograr sus primeras hazañas y su cuerpo demanda un mayor aporte calórico. Las papillas de cereales le aportan hidratos de carbono, que funcionan como una importante fuente de energía.

Otro de los beneficios que los cereales tienen en la salud y desarrollo de nuestro bebé ​es su aporte de minerales. Por si no lo sabías, las papillas NESTUM son ricas en hierro, ingrediente básico en su crecimiento ya que, además de ayudar al desarrollo cognitivo normal del cerebro en estos primeros meses tan importantes de su vida, también ayuda a la función normal del sistema inmunitario. Cuando nuestro pequeño se encuentra en esta etapa, su cuerpo demanda 6 veces más hierro que un adulto por kg de peso; por ello es importante incluirlo en su alimentación a partir de papillas de cereales enriquecidas con hierro.

Durante este proceso de introducción de los cereales en su dieta, no debemos dejar de alimentar a nuestro pequeño con leche. Se puede empezar a dar los cereales tanto con biberón como con cuchara. De este modo no dejamos de aportarle el calcio y las proteínas de la leche, enriqueciéndolo con todos los beneficios de los cereales.

Ahora que tu bebé ya está listo para darle la bienvenida al mundo de las papillas de cereales, no dejes de experimentar en la amplia variedad que existe: de 5 cereales, de 8 cereales, de 8 cereales con galleta maría, de 8 cereales con miel,... ¡Le encantarán!

¿Quieres saber más? Descubre más sobre alimentación para bebés
Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …