Inicio / Belleza / Cabello / Hidrata, nutre y repara: los beneficios del aceite de oliva en el cabello

Belleza

Hidrata, nutre y repara: los beneficios del aceite de oliva en el cabello

por María Viéitez Creado en 13 de noviembre de 2019
© GettyImages

Sabemos que el aceite de oliva tiene muy ricos valores nutricionales y medicinales, y que sus propiedades organolépticas hacen de él un alimento muy beneficioso para la salud de nuestro organismo. Pero, ¿conocías lo valioso que es el aceite de oliva para el pelo? Te contamos por qué y cómo puedes utilizarlo.

Ya en la Antigua Grecia, el aceite de oliva se usaba com producto de higiene personal y para el masaje; en la Antigua Roma, para elaborar productos para el cuidado de la piel, como cremas y ungüentos; y fue en la antigua civilización egipcia cuando se empezó a utilizar con propósitos muy específicos: la prevención de las arrugas y la nutrición del cabello. Y es que, de hecho, el consumo habitual de aceite de oliva puede mejorar en gran medida el aspecto del cabello y la salud del cuero cabelludo, pero con su aplicación tópica puedes obtener, además, grandes resultados.

Video por Patricia Álvarez
Pinterest 

Propiedades del aceite de oliva

Contiene vitamina E y polifenoles. Se trata de dos poderosos antioxidantes que, aplicados en el pelo y el cuero cabelludo, protegen el cabello de las agresiones externas y, de entre ellas, el daño causado por el sol, uno de los mayores factores del envejecimiento celular.

Contiene vitamina C, que potencia la producción de colágeno. Como consecuencia, el pelo crece crece más grueso y fuerte.

Poder regenerativo y calmante. Por un lado, el aceite de oliva potencia el crecimiento del cabello y lo ayuda a crecer sano y fuerte. Aplicado de raíza pountas, fortalece los folículos pilosos y el cuero cabeluudo para prevenir y frenar la caída. Por otro lado, sus propiedades calmantes, suavizantes y emolientes, ayuda a trata las patologías del cuero cabelludo, como la caspa, la psoriasis o la irritación y el picor.

Su composición nutricional no solo hace del aceite de oliva un excelente alimento con el que cuidar de nuestra salud, sino que es también uno de los mejores productos con los que nutrir tu cabello porque frena la evaporación del agua y le proporciona lípidos para reforzar su estructura celular. Así, la estuctura molecular del aceite, penetra en las fibras capilares disminuyendo el encrespamiento.

Más brillo y nutrición. La aplicación de aceite de oliva en el cabello restaura las zonas dañadas y las lesiones de tu melena haciendo que se vea más sano.

Poder hidratante. Es sabido que el aceite de oliva es uno de los mejores humectantes naturales, es decir, ayuda a que tu cabello recupere su humedad natural y se vea más tonificado.

¿Cómo puedo aplicar el aceite de oliva en el pelo?

Puedes utilizar a muy diversos aceites para el cuidado del cabello: aceite de coco, aceites esenciales, aceite de almendras, aceite de karité... Pero, sin duda, el aceite de oliva es una de las mejores opciones y a un precio muy económico. Eso sí, para aprovechar al máximo sus propiedades, lo más recomendable es que escojas un aceite de oliva virgen extra. La diferencia con un aceite convencional es que está prensado en frío y es de la mejor calidad, por lo que conserva todas las propiedades.

Masaje capilar con aceite de oliva
La forma más sencilla de tratar tu pelo con aceite de oliva es con un masaje que empieza en el cuero cabelludo y, poco a poco, se extiende hacia el resto de la melena. De esta manera, el aceite penetra en las fibras capilares, que absorben los nutrientes. Deberás insistir en las puntas, aunque con delicadeza, ya que es la zona más maltratada. La cantidad que utilices dependerá de la cantidad de pelo que tengas, su longitud y lo seco que esté.

Después del masaje, lo ideal es que dejes el aceite actuar durante una hora. Puedes hacerlo mientras realizas otras tareas en casa y recogerte el pelo en un moño, una coleta o cubrirlo con una toalla para no manchar la ropa y que no te incomode. Después, deberás hacer un lavado exhaustivo para eliminar cualquier resto de aceite y que el pelo no quede graso. Si tienes el pelo seco, hacer esto una vez a la semana fortalecerá tu cabello, le dará un extra de hidratación, dejará de quebrarse con facilidad y cobrará vida, movimiento y luminosidad. Por otro lado, evitarás que las puntas se abran.

A continuación, te sugerimos algunas recetas de ungüentos capilares con aceite de oliva como principal ingrediente. ¡Toma nota!

Otras aplicaciones del aceite de oliva en el cabello

Mascarilla de aceite de oliva y miel
Para esta receta, mezcla aceite de oliva y miel en un recipiente hasta que ambas sustancias estén integradas. Aplica esta mezcla por el cabello sin olvidar las raíces y las puntas. De nuevo, puedes envolver el cabello en una toalla humedecida con agua caliente para favorecer la absorción y dejarlo reposar durante alrededor de 20 minutos. Después, enjuágalo y lávalo como lo haces de forma habitual.

Mascarilla de aceite de oliva y huevo
Mezcla cuatro cucharadas de aceite de oliva con un huevo batido y extiéndelo sobre el cuero cabelludo. Deberás dejarlo actuar durante unos 15 minutos y después lavarlo con agua no demasiado caliente. Esta mascarilla revitalizará las fibras capilares y nutrirá tu melena gracias a las proteínas del huevo.

Mascarilla de aceite de oliva y aloe vera
Mezcla en un recipiente tres cucharadas de gel de aloe vera o tres trozos de aloe vera natural con otras dos cucharadas de aceite de oliva. Puedes aplicar esta mascarilla sobre el cabello húmedo o seco y utilizar un peine para asegurarte de que penetre en las fibras capilares. Deja la mezcla reposar durante 30 minutos y después lávate el pelo con normalidad.

Aceite de oliva: adecuado para todos los tipos de pelo

Aunque pueda parecer lo contrario, el aceite de oliva también es un tratamiento adecuando para cabellos grasos. Este tipo de pelo suele lavarse con más frecuencia y con productos que con el propósito de controlar el exceso de grasa, lo dañan. Como respuesta, las glándulas sebáceas segregan más grasa empeorando el problema.

El aceite de oliva es útil para combatir el exceso de grasa en el cabello, eso sí, no debes hacerlo con demasiada frecuencia (lo ideal es hacerlo cada diez o quince días) y deberás solo una cucharada sopera. Aplícalo desde el cuero cabelludo hasta las puntas haciendo especial hincapié en ellas, ya que las puntas abiertas y dañadas suelen ser un problema común en los cabellos grasos.

Descubre: Cabello grueso: los cortes más adecuados para personas con mucho pelo
Cabello grueso: peinados para personas con mucho pelo © Pinterest

Te puede interesar:
Test 2019: ¿Cuál es la mejor mascarilla hidratante para tu cabello?
Champús sin sulfatos: todo lo que debes saber para mimar tu cabello
¡El aceite de argán es excelente! Pero, ¿cómo lo uso?
Cabello graso, ¿qué hacer? Estos son los remedios más adecuados

por María Viéitez