Inicio / Cocina / Cocina española

Cocina

Pan de ajo gratinado con queso, ¡un snack muy sabroso!

por Patricia Álvarez Creado en 27 de abril de 2020
149 compartidos
Pan de ajo gratinado con queso, ¡un snack muy sabroso!© GettyImages-547163462

Son muchos los que están aprovechando estos días para meterse en la cocina y hacer todas aquellas recetas que siempre habían querido hacer pero que, por falta de tiempo, nunca habían hecho. Entre ellas, seguro que hay alguna receta de pan, ya sea en su forma más tradicional o alguna versión, como la que os proponemos hoy.

Contenido elaborado en colaboración con Levital

El pan de ajo es un clásico en muchas casas. Un tipo de pan que suele servirse como aperitivo antes de las comidas. Si además, le añadimos queso por encima y dejamos que se gratine durante el horneado, el resultado es espectacular. Toma nota de la receta porque, seguro, pasa a ser un imprescindible en tu recetario. Además, la elaboración que os proponemos es muy sencilla por lo que podemos poner a toda la familia manos a la obra. Incluso, podemos hacer un concurso entre los miembros de la casa para que cada uno haga su propia versión de esta receta, ¿te animas?

Video por Norma Varela

¡Toma nota de los ingredientes y manos a la masa!
Ingredientes:

  • 400gr de harina
  • 250ml de agua
  • 15gr de aceite de girasol
  • 8gr de sal
  • 12gr de levadura fresca Levital
  • 2 ramas de romero
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 3 dientes de ajo
  • Sal
  • 100gr de queso rallado


Elaboración:
El primer paso será disolver la levadura fresca en el agua tibia. Después, en un recipiente bastante amplio, incorporamos la harina junto con el aceite, la sal y la disolución de la levadura. Con todos los ingredientes en el recipiente, comenzamos a mezclar. Cuando veamos que todos los ingredientes quedan integrados en una bola, enharinamos una superficie de trabajo y continuamos trabajando la masa sobre ella. Cuando la masa deje de pegarse a nuestras manos y a la superficie de trabajo y veamos que está lista y homogénea, le damos forma de bola e introducimos de nuevo en el bol. Lo tapamos con un paño y dejamos reposar hasta que la masa haya doblado su tamaño (aproximadamente una hora).

Descubre: Recetas familiares para hacer en casa
Pastel gratinado de carne y patata © violeta pasat

Mientras transcurre este periodo de reposo, vamos a ir preparando el aderezo. Machamos los dientes de ajo en un mortero junto con unas ramitas de romero. Aderezamos con aceite de oliva y una pizca de sal.

Una vez tengamos nuestra masa lista, es decir, cuando veamos que ha doblado su tamaño, vamos a darle forma a nuestros panecillos. Para ello, dividimos la masa en las porciones que queramos y les damos la forma que más nos guste (mini baguettes, panecillos redondos…). Cuando hayamos terminado, volvemos a dejar reposar nuestros panes en la propia bandeja del horno, que habremos forrado previamente con papel vegetal hasta que doblen tamaño (otra hora aproximadamente). Es importante que separemos bien las porciones al colocarlas en la bandeja ya que en este segundo periodo de reposo volverán a aumentar de tamaño.

Pasado este segundo periodo de reposo, haremos unos cortes diagonales sobre la superficie de los panes. Después, los pintamos con un pincel los panes con el aderezo de ajo y romero. Mientras tanto, ponemos a precalentar el horno a 250º. Cuando hayamos terminado de pintar nuestros panes, incorporamos el queso rallado por encima y metemos nuestros panes al horno. Cuando veamos que la corteza del pan está dorada, sacamos del horno, dejamos enfriar y, ¡listos nuestros panes para comer!

Patricia Álvarez
Patricia Álvarez es la redactora jefe de enfemenino. Aunque su andadura académica comenzó algo alejada del periodismo (estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad de Alicante), pronto descubrió que su …
149 compartidos