Inicio / Cocina / Cocina internacional / Decorar la mesa de fiesta

Cocina

Decorar la mesa de fiesta

por Redacción enfemenino Publicado en 1 de noviembre de 2009
A-
A+

Antes de ponerse...
Házte las preguntas adecuadas:
- Números de invitados: una mesa para 6 personas a la fuerza será diferente que una mesa para 15.
- Niños: lo mejor es ponerlos en una mesa aparte. Además, a menudo se ponen muy contentos por tener su propio espacio.
- Presupuesto: una bonita decoración de mesa exige tiempo ¡y también dinero! Si deseas hacer tú misma la decoración, el presupuesto evidentemente será menos elevado que si decides comprarlo todo. Hay, pues, que encontrar un equilibrio entre las decoraciones que puedes hacer tú misma y las que se compran en la tienda.
- Colores: son primordiales porque dan el tono de la velada y el estilo que se debe adoptar. Existen una multitud de colores y de asociaciones para conseguir preparar con éxito tu mesa de fiesta. Para las fiestas de fin de año, la eterna asociación de rojo y verde van viento en popa. Si optas por estos colores seguro que no fallarás.

Tres reglas que debes respetar para cuidar la decoración de la mesa
- Una consigna: la armonía. Para Navidad, por ejemplo, elige dos colores que desees destacar: blanco y rojo, oro y plata, rojo y oro, verde y rojo, blanco y plata, blanco y oro... Algo que no puedes olvidar: decorar el árbol de Navidad y la mesa.
- Opta por colores claros, especialmente para la mantelería. Para la mesa, pon un mantel blanco realzado con otro mantel de color diferente o incluso transparente. Si tu segundo mantel es transparente, puedes añadir pequeñas lentejuelas en forma de estrellas, angelitos... de manera que dé un tono más festivo.
- Adopta un estilo sobrio pero chic. Respecto a la vajilla, los platos de color blanco o beige son un clásico que no se pasa de moda y, sobre todo, muy prácticos porque pegan con todo. Para dar un pequeño aire de fiesta no dudes en elegir bajo-platos de colores, pero siempre según los tonos que hayas elegido.

Los errores que debes evitar
Trampas en las que debes evitar caer...
- No recargar la mesa de objetos decorativos: las bolas de Navidad, las guirnaldas, los fotóforos o los regalitos puestos en la mesa están bien ¡pero cuidado con caer en el exceso! Tu decoración tiene que ser sobre todo festiva. Una mesa con accesorios escogidos con cuidado siempre será más agradable de mirar que una mesa recargada.
- No mezclar los estilos: si deseas guardar cierta coherencia entre todos los elementos decorativos, es mejor no mezclar los estilos.
- No elegir demasiados colores: ¡demasiados colores matan el color! Si escoges un ambiente barroco, da prioridad al negro, al blanco o al rojo.

¡Trucos impactantes para una decoración chic!
- Acuérdate de la decoración de la mesa con tiempo. No esperes a los últimos días para comprar en la tienda lo que necesites. ¡Cuanto más esperes más corres el riesgo de no encontrar lo que buscas!
- Comienza a preparar la mesa de la fiesta la víspera: plancha el mantel, pon la mesa, dobla las servilletas... Porque el mismo día no tendrás tiempo de hacerlo.
- Para Navidad, puedes extender nieve artificial sobre la mesa, lo que dará un toque mágico.
- Para conseguir un ambiente caluroso y distendido no olvides poner velas y pequeños fotóforos al mismo tiempo en la mesa así como en el alféizar de las ventanas o sobre la estantería de tu salón (¡cuidado con ponerlas al alcance de los niños!).
- Para un espíritu decorativo de tendencias, opta por el centro de mesa, uno de los elementos indispensables para una decoración de fiesta. Tu centro de mesa puede estar constituido por velas, candelabros, flores, piñas o incluso frutas. ¡Deja hablar a tu imaginación!

Consulta también:
Cenas listas la víspera
Tres menús de Navidad

por Redacción enfemenino

Puede interesarte

por redacción
por redacción
por redacción
por redacción