Inicio / Cocina / Cocina internacional

Cocina

La uva

por Elena Bonet Creado en 22 de diciembre de 2009
La uva

¿Qué es la uva? Es la segunda fruta más cultivada del mundo. La uva pertenece a la familia de las bayas. Se cultiva en las viñas de Europa occidental (en el sur de Francia, por ejemplo) y de América del Norte (sobre todo en California). Se recoge durante las vendimias, en forma de racimos compuestos por granos.

Los climas templados y calientes favorecen el cultivo de la uva, llamado viticultura. La uva europea, Vitis vinifera, da las mayores cepas para el vino, mientras que la Vitis labrusca (uva americana) se consume sobre todo fresca.

Pequeña historia de la uva
Sus granos han sido utilizados durante largo tiempo con el único objetivo de fabricar vino, sobre todo en la Antigüedad y en la mitología greco-romana, que alababan al dios griego Dyonisos (Bacchus en latín), divinidad de la bebida y de los placeres relacionados con la embriaguez.
Habrá que esperar al siglo XVII para encontrar la uva con forma de fruta de mesa, consumida como tal.

¿Cómo elegir la uva?
Los granos de la uva tienen que ser firmes y sin manchas, de aspecto liso. Hace falta que el tallo del racimo sea de color verde, bien flexible o quebradizo pero no seco. Si deseas quitar la piel de los granos, operación a menudo difícil, puedes sumergirlos en agua hirviendo durante 10 segundos. Resultado garantizado: no queda más que escurrirlos y pelarlos con cuidado.

¿Lo sabías?
¿Tus uvas pasas están demasiado secas? Puedes rehidratarlas fácilmente. La manera más simple es dejarlas en remojo y macerarlas en ron toda una noche. Para una versión sin alcohol, un bol de té caliente hace bien este papel, consiguiendo uvas esponjosas y sabrosas.
Para los que tienen más prisa: 10 segundos en el microondas a potencia máxima en un recipiente de agua caliente, té, ron u otro.

¿Cómo cocinar las uvas pasas?
La pasa se utiliza en los platos orientales como el cuscús y los tajines, en los que encuentra un lugar privilegiado. Igualmente se encuentra en pastelería, en el pan con pasas y otros cakes...
Truquilla: para evitar que tus uvas no caigan al fondo del pastel, pásalas por harina antes de incorporarlas a la masa, así las frutas se repartirán correctamente sin caerse al fondo del recipiente.

¿Qué hacer con las uvas frescas?
Se adaptan a la perfección a los pasteles y otras tartas dulces. Es difícil imaginar una macedonia sin uva, pero además van de maravilla con unas lonchas de jamón york o de queso (fresco en particular), en los entrantes o en brochetas de aperitivo... Ligeramente sofritas en la sartén, las uvas dan una nota agridulce a los platos de carne (pato, codorniz, caza...). La uva también va muy bien en las recetas refinadas, con foie gras o incluso preparada en chutney para acompañar los pescados azules, tales como la caballa o las sardinas.

¿Qué hacemos con el zumo de uva?
La uva da un excelente zumo, muy afrutado y refrescante. Este extracto se utiliza principalmente en la confección de alcoholes como el vino o el champán, así como el oporto, el armañac o el coñac.
También se hace aceite con las pepitas de la uva.

Ventajas y beneficios de la uva para el organismo
La uva es una fruta llena de agua, y por lo tanto de minerales. Su riqueza en fibra tiene la ventaja de facilitar la digestión. Consumirla cruda como fruta de mesa representa una buena fuente de energía y de frescor, ya que la uva es rica en vitamina B.

Consulta también:
El vino caliente
Los quesos italianos

Y no te pierdas:
¡Menús al natural!

Elena Bonet
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
Puede interesarte