Inicio / Cocina / Cocina internacional / Los gofres, mucho más que un dulce

Cocina

Los gofres, mucho más que un dulce

por Redacción enfemenino Creado en 25 de mayo de 2016
© iStock

Ya sea con helado, chocolate o cualquier tipo de fruta o sirope, los gofres son un auténtico vicio dulce al que no queremos renunciar. Pero, ¿alguna vez has probado esta postre en su versión salada? ¡Nosotras tenemos una deliciosa sugerencia!

Nosotras asociamos los gofres con las tardes de fin de semana en invierno. Su peculiar olor, los puestos callejeros en los que se venden en cualquier capital europea, su combinación con los frutos rojos o con el helado de vainilla... Se nos hace la boca agua solo con evocar los momentos en los que hemos comido gofres. Si a ti también te pasa, espera para ver todas las sensaciones que te provoca ver estas delicias que hemos encontrado en Pinterest:

© Pinterest

Para viajar al origen de todo, tenemos que irnos Bélgica y los Países Bajos, lugares de origen de nuestros amados gofres. Y es que, ¿sabías que hay toda una historia detrás de su nacimiento?

Esta pasta cocida en un molde especial, formado por dos caras cuadriculadas, es el protagonista de una leyenda: lo inventó el cocinero del príncipe de Liège de Bélgica en el siglo XVIII cuando preparaba un brioche en un molde para gofres, con azúcar en la pasta. Al desprender un perfume a vainilla durante su cocción, la receta encantó al príncipe, y pronto formó parte de tradiciones culinarias de la región, extendiéndose más adelante a toda Bélgica.

Por otro lado, su nacimiento en los Países Bajos data también del siglo XVIII, cuando nacieron los gofres hechos a base de pan duro y especias y la receta evolucionó hasta llegar a ser lo que es hoy en día. Actualmente, en Holanda el gofre es muy corriente: fino, frío, plano y con canela y caramelo, es el stroopwafels, literalmente “gofre al sirope”.

Un gofre salado, una delicia que debes probar

Cuando probamos esta receta nos recordó un poco a los crêpes, con los que también podemos experimentar entre sabores dulces y salados. Nuestra propuesta para que te atrevas a darle el toque salado es esta receta con jamón y salsa de queso. ¡Manos a la obra!

Ingredientes (para 8 gofres):

  • 175 g de harina
  • 125 g de queso blanco
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 15 cl de nata
  • 4 huevos
  • 2 cucharaditas de hierbas provenzales
  • 12 cl de leche
  • Zumo de limón
  • 125 g de jamón picado
  • 125 g de queso gouda rallado
  • Una cucharadita de perejil
  • Sal
  • Pimienta


Modo de preparación:
Para empezar, trabajamos la mantequilla con la ayuda de unas varillas hasta que tenga la textura de crema. Después, añadimos los huevos de uno en uno y lo batimos todo con la batidora de varillas. A continuación, agregamos la harina, la leche, sal y, por último, el jamón, el queso gouda y el perejil muy picado.

Tras esto, vamos a untar el molde especial para gofres con mantequilla fundida y añadimos dos cucharadas soperas de la masa que hemos creado en el centro y la dejamos cocer durante el tiempo recomendado por el fabricante. Cuando esté listo, lo retiramos el molde y lo dejamos en el horno para que mantenga el calor durante más tiempo.

Para preparar la salsa de acompañamiento, mezclamos en un bol el queso blanco, la nata, las hierbas, unas gotas de zumo de limón, sal y pimienta. Mezclamos bien hasta conseguir una textura densa y homogénea. A la hora de servir, coloca esta crema como acompañamiento. ¡Te encantará!

Si eres una verdadera amante del queso, esta receta no te va a decepcionar y te aseguramos que este test que hemos preparado para ti, tampoco lo hará. ¡Pruébalo!

Y además:
Poke cakes, la fórmula de la felicidad y de las tartas más jugosas
Test: ¿cuál es tu cóctel en función de tu personalidad?