Inicio / Psico / Consejos / El inmenso poder del agradecimiento, ¿lo conoces?

Psico

El inmenso poder del agradecimiento, ¿lo conoces?

por Redacción enfemenino Creado en 13 de diciembre de 2016
© iStock

'Es de bien nacidos ser agradecidos', dice el refrán. Pero, realmente, ¿por qué es tan importante dar las gracias? Hemos pedido a la coach Idoia Berridi que nos lo explique. Y, como todo, esto también requiere práctica... ¡Te desvelamos sus cuatro consejos para conseguir ser personas más agradecidas!

Desde hace mucho tiempo diferentes vertientes espirituales han hablado de la importancia de ser agradecido.
Y hace unos años se hizo más popular por la autora del best seller “El Secreto”, que hablaba de la ley de atracción y que revelaba como textos antiguos y personajes muy famosos y eruditos practicaban o conocían esta ley de atracción para vivir con éxito y prosperidad en todos los sentidos.

Después de la ley de atracción se dio un paso más y se dio a conocer una antigua forma de sanación hawaiana llamada Ho`ponopono, que trata de tomar 100% de responsabilidad en lo que hacemos, pensamos y como eso tiene consecuencias con lo que atraemos. ​Para la limpieza de memorias antiguas utiliza 4 expresiones “ lo siento, por favor, perdóname, te amo y GRACIAS”.

Descubre: 25 frases para encontrar la felicidad
25 frases para encontrar la felicidad © Amelie

En los últimos años esto que parecía algo reservado a personas místicas o interesadas en lo espiritual se ha desmitificado y se ha estudiado a través de numerosísimos estudios de física cuántica demostrando cómo realmente conectarse con un pensamiento y un sentimiento elevado como la gratitud. Produce cambios bioquímicos en nuestro cuerpo y en lo que proyectamos al exterior y tiene consecuencias directas en cómo nos sentimos y lo que atraemos a nuestra vida.

Practicar el levantarse cada día dando las gracias por otro día más de vida es muy distinto en lo que nos hace sentir y en la actitud que tendremos durante el día y las acciones que realizaremos que la de una persona que siente que no quiere levantarse, que tiene rabia porque sonó el despertador o tiene que ir a trabajar.

Practicar el trabajar agradecido por tener ese trabajo y por estar saludable para poder realizarlo y poder mantenerte económicamente genera y atrae situaciones y sensaciones distintas a las que ocurren cuando alguien va a trabajar quejándose, ofuscado, sin ganas, y sólo viendo los inconvenientes antes que las ventajas, cuando vamos así es más fácil que las cosas salgan mal, que nos enfademos con algún compañero o cliente por una tontería y que nos estresemos y enfermemos con más facilidad.

Dar las gracias por tener comida en el plato, por estar sana para poder limpiar la casa, por tener amigos, por tener un techo, una cama, poder tener agua para beber o ducharte, tener calefacción en invierno, tener familia que te quiere y apoya, tener todas tus capacidades mentales…. Cada cosa que tienes, cada experiencia es un regalo que a veces damos por hecho y nos vuelve insatisfechos, frustrados e incluso un poco caprichosos, quejicosos e infantiles.

Cuando vives cada día con la clara visión de que es un regalo y con agradecimiento la vida se vuelve más hermosa, más alegre, más abundante y te sientes afortunada, bendecida y feliz.

4 formas de practicar el agradecimiento que te harán sentir más feliz y abundante :

  • Escribe durante 21 días 10 cosas por las que estás agradecida. Verás los sorprendentes resultados, la energía te cambiará y lo verás todo con nuevos ojos, más positivamente y alegre. Y desde luego eso atraerá a tu vida más alegría y abundancia.

  • Estate consciente a lo largo del día de todas las cosas que tienes, sonríe por ello y da las gracias. Cada cosa por pequeña que sea, date cuenta de que es un privilegio y de que eres afortunada por tenerla, el mobiliario de la casa que te gusta por su belleza o utilidad, el auto, el móvil, ordenador, ropa, comida…

  • Agradece por cada función de tu cuerpo que esté funcionando bien para ti. Por poder ver a las personas que amas y preciosos paisajes, por poder tocar y abrazar, por el sentido del gusto, por poder escuchar a los que amas o tener conversaciones, bailar, cantar, pintar, correr, pensar….

  • Agradece a todas las personas que te ayudaron de algún modo. Sé agradecida por lo que sí te dan y no pongas el foco de atención en lo que no pueden darte, porque eso no puedes cambiarlo y no te hará sentir bien y te convierte en alguien que no sabe disfrutar de lo bueno, porque nunca le resulta suficiente.


De vez en cuando simplemente siente tu corazón lleno de amor y gratitud, simplemente siéntelo, tu pecho expandido y tu sonrisa en la cara, conéctate con esta emoción elevada y tu vida mejorará

Artículo elaborado en colaboración con Idoia Berridi, nutricionista, life coach y naturópata. Autora del Libro Método BeLove

Y además:
El silencio puede ser la clave para acabar con el estrés, ¡descubre cómo!
¿Crees que te conoces a ti misma? ¡Descúbrelo con estos tips!