Inicio / Psico / Consejos / ¿Por qué nos enganchamos al horóscopo?

Psico

¿Por qué nos enganchamos al horóscopo?

por Elena Bonet Publicado en 10 de julio de 2009

¿Supersticiosas, nosotras? ¡En absoluto! Sin embargo, 8 de cada 10 franceses admiten leer regularmente el horóscopo. ¿Cómo explicar que seamos tan numerosos los que consultamos religiosamente este minúsculo párrafo que inmediatamente localizamos en el sumario de una revista o de un sitio de Internet? ¿Por qué siempre queremos conocer el futuro? Explicaciones...

¡Posee todas las virtudes!

Habla de nosotros

Ésta es la verdadera razón, ¡somos unos pequeños seres egocéntricos! En la monotonía de la mañana, inmovilizado en el metro, entre dos viajeros que no se fijan en la sección rosa, algunas líneas se dirigen a nuestra propia persona. Un astrólogo ha tenido el cuidado de desmenuzar nuestro signo del zodíaco y nos anima, nos motiva y nos aconseja. Nos gusta sentirnos mimadas.

Bueno, un pequeño detalle, ¡hemos olvidado que estas dulces palabras se dirigen también a otros millones de Géminis que pueblan el planeta! Que esto no se sostiene por sí solo, nos apropiamos de estos datos y los aplicamos a los acontecimientos que vivimos personalmente.

Nos tranquiliza

Ya sea convenciéndonos de que hemos tomado la decisión acertada, o dándonos las direcciones hacia donde sería más sabio, según los astros, dirigirnos. Cuando se está verdaderamente perdida, todos los consejos a tomar son buenos, en cierta medida, evidentemente. Lo que nos dirá nuestro horóscopo puede inclinar la balanza de un lado o del otro cuando estamos con dudas. O, al contrario, convencernos de que nuestra elección ha sido la buena.

¡Nos excusa!

“Mi horóscopo me lo había dicho. La presencia de Saturno en mi constelación este año me impediría encontrar al hombre ideal, conseguir EL puesto de trabajo de mis sueños y que me tocara EL bote de la lotería”. Pero, piénsalo, ¿es justo utilizar esta coyuntura de los planetas para justificar los fracasos?

Los astros explican por sí mismos todo lo que no hemos conseguido llevar a cabo. Por supuesto, ¡esto no tiene nada que ver con el hecho de que nos hayamos quedado encerradas en casa en pijama y zapatillas, que hayamos preparado un informe pobre o que no hayamos jugado nunca a la lotería!

Nos motiva

“¡Esta semana, no se te podrá resistir nada, amigo Leo!” ¡Guau! Es lunes por la mañana y sin embargo sentimos que nos dan alas, tenemos ganas de hacer grandes cosas y de actuar. Unas pocas líneas son suficientes para subirnos la moral y aumentar nuestras ganas de cambio. Las constelaciones nos dan luz verde y nos garantizan el éxito: así que ahí vamos nosotras a toda marcha para conseguir lo que queremos, convencidas de que el momento por fin ha llegado.

Puede hacernos ganar tiempo

Reconozcamos que, cuando conocemos a un posible novio, intentamos más o menos discretamente informarnos de su signo del zodíaco. Y entonces miraremos su horóscopo para saber su estado de ánimo en ese momento... ¿Se le anuncia “un encuentro que va a transformar su vida”? Nos creemos firmemente que la predicción habla de nosotras ¡y salimos pitando!

No dudamos tampoco en consultar las tablas de compatibilidad entre los signos del zodíaco para saber si esta relación tiene posibilidades de durar.

Las más extremistas incluso no le darán ni una oportunidad a cualquier otro pretendiente que tenga la mala suerte de no haber nacido en una buena fecha. ¡El siguiente!

¿Sabías qué?

1- Según el barómetro de Yahoo Search Marketing (de enero de 2007), los sectores de astrología y de encuentros son los que han suscitado mayor intención de compras (un 43%) en la red.

2- Desde que se aprobó una ley en octubre de 2000, el tema astral ya no forma parte de las entrevistas de trabajo. Es percibido como un elemento de discriminación, ya sea en el momento de la contratación o a lo largo de la vida dentro de la empresa.

3- La presencia de un informe sobre astrología puede hacer subir las ventas de una revista en un 20%.

por Elena Bonet

Puede interesarte