Inicio / Decoración / Estilos decorativos

Decoración

Cuando cocina y salón comparten estancia: ideas para organizar y amueblar

por Redacción enfemenino Creado en 3 de febrero de 2016
Cuando cocina y salón comparten estancia: ideas para organizar y amueblar© iStock

Cada vez más las estancias aprovechan los metros cuadrados para dar a una misma habitación una doble función. Este es el caso de la unión cocina + comedor + salón un trío que puede resultar perfecto con las ideas que te damos a continuación.

Hace algunos años la sola idea de imaginar viviendas sin particiones nos producía rechazo. Sin embargo, los espacios abiertos son cada vez más comunes en nuestras casas y en nuestras vidas. El open concept ha llegado para quedarse y sus pros son sin duda más abundantes que sus contras.

Los espacios que integran salón, comedor y cocina ayudan a aprovechar al máximo el espacio, creando atmósferas amplias en las que la luz se propaga a su antojo. Si estás pensando en integrar esta distribución en tu hogar pero te faltan ideas continúa leyendo los consejos de Homify.es, una plataforma de diseño que nos ofrece la inspiración que necesitamos para decidirnos.

© Segmento Ponto4

1. Islas de cocina

Cuando dos espacios comparten estancia es recomendable crear algún tipo de partición entre ellos, ya sea visual o física. De esta manera mantendremos a raya el desorden y será más sencillo que cada espacio mantenga su carácter. Una buena idea es utilizar la isla de cocina como línea divisoria. Es un recurso muy utilizado y el resultado suele ser magnífico.

2. Mesas de comedor

Si el espacio con el que cuentas es más limitado sustituye la isla de cocina por una mesa. De esta manera el comedor quedará en la mitad de los dos ambientes y será el mueble de transición perfecto. Intenta que los muebles elegidos para el salón y la cocina sigan la misma línea y si optas por estilos diferentes asegúrate de que el diseño de la mesa se convierta en el nexo de unión entre ambos.

3. El respaldo del sofá

A veces la mesa del comedor no suele ser suficiente para separar ambientes, en estas ocasiones, si la forma de la habitación lo permite, utiliza el sofá. El respaldo deberá mirar hacia la cocina para que los inquilinos se sienten mirando hacia el espacio reservado al salón. De esta manera cada espacio tendrá su lugar propio.

4. El pavimento como separación visual

Nuestra cuarta sugerencia puede parecer insuficiente pero su resultado te sorprenderá por su efectividad. Elige un pavimento cálido, como la madera o algún revestimiento que imite a este material para el salón, y otro más funcional para la cocina. Las baldosas son el material más utilizado para esta estancia pero el cemento pulido y el microcemento pegan con fuerza.

5. Arcos y muros abiertos

Si el presupuesto y las dimensiones de tu vivienda te lo permiten puedes crear arcos y bóvedas que separen los ambientes ligeramente. El resultado es espectacular y encaja a la perfección en viviendas de estilo colonial. Si no te gusta que el olor de la comida llegue hasta el salón os recomendamos adquirir un extractor de humos potente y asegurar una ventilación adecuada. También podéis estrechar de manera sutil las paredes laterales dejando un espacio abierto entre la cocina y el salón pero no muy ancho.

6. Dos niveles

Terminamos con una proposición muy original: crear distintas alturas para cada ambiente. Así la limpieza visual aumenta y el objetivo se ejecuta. Es una forma muy vanguardista de separar la cocina y el salón. ¿Qué te parece?

Contenido elaborado en colaboración con Homify.es




​Y además:
Iluminación versátil y trendy: ¿cómo decorar con flexos?
Vivir en pareja: 5 consejos para decorar vuestro nuevo hogar