Inicio / Famosos / Noticias Famosos / 50 motivos por los que La Vecina Rubia y Jon Kortajarena deberían dar las campanadas

50 motivos por los que La Vecina Rubia y Jon Kortajarena deberían dar las campanadas

Querido diario:

en enfemenino estamos muy nerviosas porque la Navidad está a punto de llegar, porque todavía no sabemos qué ponernos para la cena de empresa y porque nos da mucho miedo acabar un poco piripis delante de los jefes, pero sin duda, lo que más ilusión nos hace es proponer a La Vecina Rubia y a Jon Kortajarena como candidatos para dar las campanadas el 31 de diciembre. ¿Queréis saber por qué?

Gracias a ellos, 2018 se ha llenado de brilli brilli, agendas bonitas, grandes descubrimientos y series geniales (y es que aunque la leyenda contaba que el ''Próximamente La Verdad'', nunca se iba a hacer realidad, todas nuestras plegarias fueron  escuchadas y ahora volvemos a estar más enganchadas a la historia de Marcos y Paula que al café del lunes). Claro que, ¿quién no iba a querer ver a Jon Kortajarena cada día de su vida en televisión, por los siglos de los siglos y hasta que Telecinco nos separe? 

Y sí Jon Kortajarena y su flequillo nos ha vuelto completamente locas, La Vecina Rubia se ha convertido en esa amiga que cuenta todos tus secretos sin decir que son tuyos y, con mas gracia y salero que Lola Flores echando a los fans de la boda de su hija Lolita, porque sí, todas nos hemos enamorado de algún jelipóller en nuestra vida, hemos bajado el volumen de la radio cuando hemos intentado aparcar en un sitio difícil, nos hemos sentido ''locas'' por contarle a nuestras mascotas que nuestra amiga ha subido una foto en la que salimos divinas y no se ha dignado a etiquetarnos y porque todas, absolutamente todas, nos precipitamos de la vida los domingos por la noche y resurgimos como Chenoa cuando la dejó Bisbi los lunes por la mañana. 

Por su enorme labor con causas sociales y benéficas como la donación de médula, el cáncer de mama, la adopción responsable de mascotas, o la donación de pelo y porque gracias a ella, ya no nos da tanto miedo que la lluvia nos rice la melena, porque después de la lluvia siempre aparece el arcoiris, y con él, todos los seres queridos que un día nos dejaron pero que seguro se parten de risa al ver que nos hemos convertido en Mufasa. 

En efemenino no sabemos si alguna vez nos hemos cruzado con La Vecina Rubia, pero si ha sido en un bar a las cinco de la mañana, seguro que nos hemos hecho íntimas amigas y hemos cantado juntas ''en la baraja la reina soy yo'' a golpe de pelazo. Por eso y por todos los momentos que nos regalan cada día, ¡a la chaqueta amarilla de Zara ponemos por testigo, que no descansaremos hasta que La Vecina Rubia y Jon Kortajarena den las campanadas! Bueno, menos mañana, que es viernes y la siesta es sagrada. Voy a escribir al chico que me gusta, que me ha invitado a ver Grease y solo espero que no sea una indirecta del color con el que ve nuestra relación.


Puede interesarte...

Las 50 mejores películas navideñas para disfrutar en familia

¡Enamórate con las 101 mejores películas de amor!

¿Tienes gatos en casa? Estos son los accesorios que no te puedes perder