Inicio / Mujer hoy / Feminismo / LasTesis, un movimiento feminista sin fronteras que incomoda

Mujer hoy

LasTesis, un movimiento feminista sin fronteras que incomoda

por María Viéitez Creado en 4 de diciembre de 2019
© GettyImages

Seguramente hayas escuchado hablar de ellas o hayas visto algunas de sus intervenciones. LasTesis son un movimiento feminista chileno que organiza performances, intervenciones y encuentros feministas y que, con su sonado himno "El violador eres tú", del pasado 25 de noviembre en Santiago de Chile, han provocado una revolución internacional.

LasTesis, un colectivo interdisciplinario de mujeres chilenas fundado por Dafne Valdés, Paula Cometa, Sibila Sotomayor y Lea Cáceres, lleva años organizando performances experimentales para manifestarse en contra el patriarcado, hablar sobre el feminismo y su tesis teórica y visibilizar todas las formas de violencia contra las mujeres.

El pasado 20 de noviembre iniciaron una revolución internacional. Su intervención en Valparaíso (Chile) con el himno El violador eres tú de su performance feminista Un violador en tu camino, se vio y siguió en todo el mundo. Cientos de mujeres que habían perdido el miedo se vendaron los ojos para cantar al unísono denunciando los abusos de la policía chilena, la desatención y perversión del sistema judicial patriarcal, los femicidios y la impunidad con que agresores y asesinos son juzgados.

Esta intervención se repitió en varias ocasiones y puntos del país y, con su grito de protesta, consiguieron movilizar a colectivos de numerosos países de Latinoamérica y Europa. En España, la intervención se llevó a cabo en la plaza del Museo Reina Sofía de Madrid, en el Arco del Triunfo de Barcelona y en Oviedo. En París, un colectivo feminista cantó Le violeur c'est toi frente a la Torre Eiffel. En Inglaterra, los colectivos se manifestaron en Bristol y Londres. En Latinoamérica, LasTesis movilizaron a colectivos feministas, además de en Chile, en México. Esta intervención, que tuvo lugar en la plaza más famosa de la capital, El Zócalo, fue una de las más multitudinarias.

Pero LasTesis han llegado mucho más lejos. Han conseguido animar a cientos de mujeres a denunciar los abusos que han sufrido a lo largo de su vida utilizando el verso más repetido de su himno: "Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía". Natty Pato (@kamanxaka) fue solo la primera mujer a la que siguieron cientos contando sus experiencias, un hilo que acumula miles de retweets

Sin embargo, también hay quienes desacreditan este movimiento, quienes no lo entienden y todavía lo conciben como una guerra de sexos que juzga a los hombres, Hay quienes hacen oídos sordos ante las desigualdades y las situaciones que viven las mujeres por el hecho de serlo. Y es necesario comprender esto para atajar el problema y buscar una solución. Requiere un enfoque de género necesario.

Aunque muchos no quieran verlo, existe una discriminación histórica hacia las mujeres que se ha traducido en la dominación de los hombres sobre ellas. A este patriarcado y a todos aquellos que viven cómodos en él, les asusta el feminismo porque trastoca los roles que tradicionalmente se nos impuestos. El feminismo incomoda y es imprescindible que lo haga para avanzar.

"El futuro será feminista o no será"

Las mujeres feministas no nos sentimos víctimas por el hecho de mujeres ni condenamos a los hombres por defecto. No vemos a los hombres como enemigos ni los juzgamos violadores indiscriminadamente. No promovemos el odio. El feminismo es la voz que lucha por el fin de la violencia machista y la sociedad patriarcal que, aunque muchos se niegan a verlo, sigue tratando de forma desigual a hombres y mujeres. Es un sistema que juzga a las víctimas y cuestiona sus testimonios. Que se cobra la vida de 137 mujeres al día alrededor del mundo según datos publicados por la ONU, que cataloga la violencia machista como una pandemia mundial. A nosotras sí se nos juzga por ser mujeres. Se nos mata.

Por eso, el feminismo debe ser revolucionario y radical. Porque es la manera de romper con las estructuras sociales, políticas, económicas y familiares desiguales; porque exige una transformación radical. Mientras, los sectores inmovilistas siguen cuestionando y ridiculizando sus teorías, los derechos por los que el feminismo lucha. Pero el movimiento se resiste y grita para ser escuchado y poner sobre la mesa las cuestiones que antes eran invisibles.

El patriarcado dicta que las mujeres no tenemos derecho a cobrar un sueldo igualitario, que no tenemos derecho a acceder a puestos de poder, que debemos cuidar con exclusividad de nuestros hijos y familia, que los hombres tienen derecho a increparnos y acosarnos por la calle, que es parte de nuestra responsabilidad resistirnos a una violación. Que tienen derecho a agredirnos y matarnos.

El feminismo representa a todas las mujeres y hombres conscientes de que en la sociedad patriarcal las mujeres parten con una desventaja. Los que saben ver que los hombres, todavía hoy, viven más cómodamente. Quienes se atreven a afrontar que el machismo mata. Y aunque todavía queda mucho que conquistar y las mujeres tenemos mucho que decir, nos atrevemos a afirmar orgullosas que el feminismo es una fuerza viva que no va a sucumbir a los intentos de quienes quieren silenciarla.

Video por Patricia Álvarez

Te puede interesar:
"Duerme tranquila, niña inocente": la marea feminista chilena que canta contra el machismo
Violencia machista: una mujer de 36 años es asesinada por su pareja en el Prat de Llobregat
Una falsa revista de moda en Dénia que recoge información para víctimas de la violencia machista
#Quesesepa, el estudio de Devermut que visibiliza las violencias sexuales

por María Viéitez