Inicio / Belleza / Maquillaje / Productos de belleza cruelty free: marcas que no testan en animales

© Unsplash
Belleza

Productos de belleza cruelty free: marcas que no testan en animales

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 18 de abril de 2018
320 compartidos
A-
A+

¿Es necesario testar productos de belleza en animales antes de comercializarlos? La respuesta es simple: NO. Y estas marcas de cosmética son la prueba.

Antes de que empiece a rondar la idea por tu cabeza, queremos aclararte que este no es ningún artículo en el que queramos colarte algún tipo de publicidad. Es, simplemente, una guía para todas aquellas personas que amen y respeten a los animales, y por tanto estén en contra de la experimentación con ellos, concretamente en el mundo de la cosmética.

Según apunta PETA, la organización animalista más importante del mundo, más de 100 millones de animales en todo el mundo están siendo usados para testar en ellos productos de belleza. Algo que supone el maltrato, la tortura y la muerte para la mayoría de ellos. Y algo que, (seamos subjetivas), es intolerable. No vamos a poner imágenes que hieran la sensibilidad, pero tan solo tendrás que teclear en Google para ver las terribles consecuencias de la experimentación con animales: ratas, conejos, cobayas, perros, gatos... son sometidos a irritaciones de piel u ojos, a envenenamiento o daño genético. "Los ratones y las ratas son forzados a inhalar gases tóxicos, los perros son obligados a ingerir pesticidas y a los conejos les frotan químicos corrosivos en la piel y en los ojos", explican desde PETA. "Muchas de esas pruebas no son ni siquiera requeridas por ley y frecuentemente producen resultados inexactos o erróneos".

La ley prohíbe la experimentación de cosméticos en animales... pero hay trampa

La segunda fase de la ley que lo regula entró en vigor en 2013, pero con prórrogas y excepciones. Ahora mismo, en la Unión Europea, está prohibida la venta y fabricación de productos cosméticos en suelo europeo (quédate con este detalle) que hayan sido testados antes en animales. Pero claro, hecha la ley, hecha la trampa. Pues aunque en suelo europeo está prohibido, no lo está en otros lugares. De hecho, un 80% de los países fuera de UE sigue experimentando con animales, pues no tiene una ley que lo regule.

Es el caso de China, el principal cliente Europeo. Es aquí donde reside la trampa: aunque no se pueda testar un producto de cosmética en Europa, la marca puede encargar a un país ajeno a la UE que lo haga por ellos. De hecho, las autoridades chinas siguen exigiendo ensayos en animales para los productos extranjeros exportados. Es decir (en rasgos generales): si una marca de cosmética europea se exporta a China, allí debe ser probada en animales antes de comercializarse, aunque esa marca en concreto no lo haga en Europa.

Por tanto, puede que creas que que el maquillaje o la crema que te estás dando ahora mismo no ha sido testada en animales. Puede incluso que cuya publicidad lo indique. Pero eso no garantiza que esa misma marca no fomente la experimentación animal fuera de Europa.

Cómo saber qué producto cosmético no testa en animales

No siempre es fácil distinguir qué productos cosméticos testan en animales y cuáles no. Principalmente porque la ley no obliga a la empresa a especificarlo en el envase: esta es, sin duda, una de las excepciones más polémicas y una de las luchas de las asociaciones animalistas, quienes piden (como es lógico) que sea algo obligatorio.

Por suerte, la fundación Cruelty Free ha diseñado un logotipo para que las marcas que no experimentan en animales se lo pongan a los envases de sus productos. Si ves este dibujo en blanco y negro (o similar) con los trazos de un conejos, significa que el producto está libre de crueldad animal:

Productos de belleza cruelty free: marcas que NO testan en animales

En la web de PETA se pueden consultar qué marcas cosméticas no practican (de verdad) la experimentación animal. Una lista que te traemos a continuación. En ella solo aparecen empresas que no utilizan ingredientes de origen animal en su composición, que no testan con animales ni en Europa ni en otros países y que, además, han firmado la declaración de seguridad animal de PETA o que han presentado un documento que verifica que ni ellos, ni sus proveedores, realizan, piden o pagan para que se hagan pruebas experimentales.

Algunas marcas de cosmética cruelty free:

Por suerte, hay bastantes marcas libres de crueldad animal, aunque no todas son fáciles de conseguir en tiendas físicas, al menos en España. PETA las ha dividido en diferentes categorías: empresas que venden productos veganos, empresas que tienen la licencia para usar el logo de cruelty free y empresas afiliadas a la organización. Nosotras hemos rescatado algunas de las más populares, pero puedes consultar el listado completo aquí. Ninguna de ellas tienen compuestos animales ni testan en ellos:

  • Afterglow Cosmetics
  • Anastasia Beverly Hills
  • ​Ancient Formulas
  • BareMinerals (Bare Escentuals)
  • Kat Von D Beauty
  • Inglot
  • LUSH Cosmetics
  • Marc Jacobs Beauty
  • Montagne Jeunesse
  • My Konjac Sponge
  • NYX Los Angeles Inc.
  • The Body Shop
  • Too Faced Cosmetics
  • Urban Decay
  • Smashbox Cosmetics
  • Tarte Cosmetics
  • Wet n WIld
  • W7 Cosmetics

Marcas que sí aparecen en el listado de empresas que experimentan con animales

Y aquí viene lo decepcionante, porque en esta lista encontrarás algunas de las marcas más famosas. De hecho, es muy probable que hayas usado alguna. Las siguientes marcas están dentro del listado de PETA y son "empresas que fabrican productos testados en animales en algún punto del desarrollo de dicho producto", tal y como explica la organización en su web. Es decir: puede que en Europa no testen, pero sí en otros países con el fin de comercializarlos en ellos, como el caso que explicábamos de China.

Hay que tener en cuenta que hay marcas que pertenecen a una misma compañía y cuyos productos se encuentran en ambas listas: en la que testan en animales y en la que no.

A veces es simplemente por falta de información, otras porque decidimos mirar hacia otro lado... pero el caso es que el fin de la experimentación animal, además de con su prohibición legal, tiene otra manera más contundente de llegar a su fin: que dejemos de comprar productos cuyas marcas maltraten animales.

Y ahora que tienes esta información, ¿qué harás con ella?

Y además:
Cosmética natural: cuidar tu piel y el medio ambiente es posible
Sulfatos, parabenos y siliconas: ¿por qué evitarlos?

por Cristina Gonzalez 320 compartidos