Inicio / Mujer hoy / Trabajo / Educación y visibilidad: las claves para la incorporación de las mujeres a los puestos directivos

Mujer hoy

Educación y visibilidad: las claves para la incorporación de las mujeres a los puestos directivos

por El equipo editorial Creado en 29 de octubre de 2014
© Getty

Ana Bujaldón, presidenta de FEDEPE (Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias) y Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV (Comisión nacional del Mercado de Valores) dirigieron el pasado 28 de octubre un encuentro organizado para analizar el rol de las mujeres en el gobierno corporativo.

Si bien el acceso de la mujer a los puestos directivos es cada año mayor, mantener el apoyo y la reivindicación de la paridad es aún a día de hoy indispensable. Por ese motivo, FEDEPE ha organizado este encuentro con la actual presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Elvira Rodríguez y así comentar qué aspectos están evolucionando y en cuáles tenemos que poner más esfuerzo para evolucionar.

Ana Bujaldón y Elvira Rodríguez © FEDEPE

Elvira Rodríguez apostó por la eficacia, la rapidez y el pragmatismo de las mujeres como sus principales características en el mundo laboral: “No se puede desperdiciar ese talento", defendió la presidenta del CNMV. Para ella, “la incorporación de la mujer a los puestos directivos es imparable aunque su presencia es aún muy limitada”. Y los datos lo corroboran. El número de consejeras del IBEX 35 ha pasado de 61 en 2011 a 75 en 2013, es decir, un aumento de la presencia en un 23%.

Para la presidenta de FEDEPE, Ana Bujaldón, todo pasa por que las organizaciones interioricen las ventajas económicas de contar con el enfoque femenino en la alta gestión y que se traduce en “empresas más sostenibles, mejor clima de trabajo y en la anticipación a las necesidades del mercado”. Los beneficios están comprobados, ahora queda que el proceso de inserción se acelere por fin y para ello la educación y la visibilidad de las profesionales son las claves indispensables para conseguirlo.

Ambas destacaron, además, la necesidad de impulsar un cambio en la cultura corporativa de las empresas de nuestro país. Esto se basa en eliminar las barreras que impiden el acceso de las mujeres a determinados puestos y, sin olvidar, las barreras internas que las mujeres llevan como consecuencia de la educación recibida. A menudo renunciamos a perseguir un ascenso o mejorar nuestro puesto por cómo eso puede reflejar nuestra poca dedicación a la familia o una ambición excesiva. Sin duda, estereotipos casi nunca cuestionados cuando se trata de un hombre.

Y además:
Facebook y Apple ofrecen congelar los óvulos a sus empleadas para retrasar su maternidad
El 48% de las empresas españolas que nacieron durante la crisis fueron creadas por mujeres