Inicio / Belleza / Tratamientos / Ultrasonido focalizado de alta intensidad, una panacea de la belleza

Belleza

Ultrasonido focalizado de alta intensidad, una panacea de la belleza

por Redacción enfemenino Creado en 22 de agosto de 2018
© iStock

¿Conoces el Ultrasonido Focalizado de alta intensidad (HIFU)? ¡Te contamos todo lo que debes saber sobre esta técnica de cuidado facial!

El Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad (HIFU por sus siglas en inglés) es un tratamiento de rejuvenecimiento facial no invasivo que brinda resultados comparables a los de una intervención quirúrgica, pero sin las complicaciones ni molestias que esta implica.

Video por Patricia Álvarez

Con su aplicación se consigue el tensado y levantamiento del tejido, notándose los cambios desde el primer momento. Después de su aplicación, el cutis se ve revitalizado y tenso, mientras que con el paso del tiempo se obtiene el efecto lifting buscado.

El HIFU tiene la capacidad de estimular la creación de nuevo colágeno y reparación natural de los tejidos, también acelera el proceso de cicatrización, lo que se traduce en un rostro completamente rejuvenecido. Es importante destacar que el HIFU mantiene la naturalidad del rostro, es decir, quita años manteniendo las facciones de la persona intactas. En cambio, el lifting quirúrgico se nota ya que inevitablemente genera ciertas modificaciones que no se ven para nada naturales.

HIFU Vs Radiofrecuencia

Hasta hace muy poco la radiofrecuencia era una de las pocas técnicas efectivas para conseguir el efecto lifting en el rostro, y ahora el HIFU la supera con creces. A diferencia de la RF, el Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad emite calor concentrado y preciso (efecto lupa) generando un calentamiento focalizado de la zona a tratar, lo que le permite concentrar la acción e irradiar energía a mayor profundidad.

Al tener más precisión y un alcance mayor en la profundidad del tejido, el HIFU garantiza resultados mucho más notorios y sostenidos en el tiempo, con un número menor de sesiones.

Descubre: Antes y después: famosas que se han operado la nariz
Famosas con rinoplastia © Getty

¿El HIFU es para mí?

El HIFU es un tratamiento indicado para:

  • Personas que tienen entre 35 a 65 años, con una flacidez leve a moderada. También para los que pisan los 30 y desean retrasar la aparición de los primeros signos de la edad.
  • Da excelentes resultados en la eliminación de líneas y arrugas finas, párpados y cejas caídas.
  • Es ideal para tratar la flacidez en las mejillas y bajo el mentón.
  • Para personas que presentan una piel muy finita y con la textura semejante al papel crepé.
  • Elimina eficazmente las arrugas y flacidez alrededor del área de la boca.
  • Sirve para definir el contorno de la mandíbula.
  • Elimina la flacidez y las arrugas en el cuello y escote.

Otros aspectos a tener en cuenta

- La aplicación de HIFU no requiere de preparación previa especial, pero si es importante que no se tengan infecciones en la piel que puedan dificultar el tratamiento.

- Durante la sesión el especialista pasa el aparato sobre la piel, y se pueden llegar a sentir molestias como calor o un ligero hormigueo, aunque en casos aislados se puede llegar a necesitar el uso de algún anestésico tópico debido a la intolerancia del paciente.

- Después de la sesión se perciben los cambios, mientras que el resultado definitivo recién puede vislumbrarse pasados unos cuatro a seis meses, ya que es cuando la producción de nuevo colágeno alcanza los niveles óptimos para asegurar la tonificación, hidratación, flexibilidad y definición del ovalo facial buscados.

Artículo elaborado en colaboración con el centro Estética y Cosmiatría.

Y además:
Cirugía plástica corporal que quizás desconoces
Beneficios de la piedra de alumbre
Elixires de belleza: los mejores sérums faciales para tu piel
Cosmética emocional, la belleza inteligente de los más jóvenes