Inicio / Belleza / Tratamientos

Belleza

Talones agrietados: los remedios y causas naturales más comunes

por María Viéitez Creado en 30 de septiembre de 2019
Talones agrietados: los remedios y causas naturales más comunes© Getty

Desafortunadamente, tener los talones ásperos y agrietados es un problema común para muchas personas pero, por suerte, existen remedios naturales bastante efectivos que pueden ayudarte a lucir unos pies perfectos.

Tener los pies y los talones secos y agrietados es un problema común y, en la mayoría de los casos, se debe a que no les prestamos la suficiente atención. Como cualquier parte de nuestro cuerpo, nuestros pies requieren de unos cuidados específicos para que luzcan bonitos y suaves y, de esta manera, evitaremos los incómodos dolores de las grietas.

Las grietas pueden ser pequeños cortes o ser profundas. Y si no les dedicas los cuidados necesarios, puedenllegar a sangrar. Las causas que pueden provocarlas pueden ser el ambiente seco (motivo por el que las grietas son tan comunes durante el verano) el viento seco, la deshidratación, las dietas poco saludables y el uso calzado inadecuado. Pero incluso el simple roce del pie contra el zapato puede alterar el equilibrio normal de la piel haciendo que se seque.

Por esta razón, es una buena idea cuidar tus pies con pedicuras y cremas adecuadas. A continuación te recomendamos diez remedios naturales que puedes probar si tus pies están secos y agrietados.

1. Aceite vegetal, el remedio perfecto contra los talones agrietados

Aplicar aceite vegetal a los tacones agrietados puede ser una gran idea. Puedes utilizar cualquier tipo de aceite vegetal: aceite de oliva, aceite de sésamo, aceite de coco o aceite vegetal hidrogenado. Primero, frótate los pies con la piedra pómez y luego enjuágate. Después, aplica el aceite vegetal en los talones y las plantas de los pies. Sin enjuagar, ponte un par de calcetines limpios y duerme con ellos para que el aceite tenga tiempo suficiente para penetrar en la piel. Lo ideal es que repitas este tratamiento durante varios días consecutivos.

2. Parafina para los casos más graves de talones agrietados

Si tus talones están en muy mal estado y te duelen mucho, la parafina te calmará inmediato. Mezcla la parafina con aceite de mostaza o aceite de coco y caliéntala hasta que tenga una consistencia similar a la de la cera derretida. Deje que se enfríe hasta que esté a temperatura ambiente antes de aplicarlo en tus pies. Repite esta rutina durante un máximo de dos semanas.

3. Plátano, el mejor remedio de la abuela

Cuando tengas un plátano en casa que esté demasiado maduro, no lo tires a la basura: úsalo para cuidar y suavizar la piel de tus pies. Machácalo con un tenedor y luego aplica esta pasta en tus talones. Déjalo actuar durante unos diez minutos. Después, enjuaga con agua caliente y luego remoja tus pies en agua fría. Repite este tratamiento todos los días durante una semana.

4. Limón y piedra pómez, la mezcla ideal para calmar y curar

La acidez del limón tiene propiedades curativas pero, en contacto con piel my seca, puede escocer mucho. Si escoges este remedio, te recomiendes que no apliques el zumo directamente sobre la piel, es preferible que los sumerjas en agua tibia con limón. Una vez terminado, utiliza la piedra pómez para eliminar la piel muerta.

5. Agua de rosas y glicerina, el remedio para unos pies suaves y bien cuidados

Mezcla la misma cantidad de agua de rosas y glicerina en un cuenco y, justo antes de salir de casa, masajear bien tus pies con el ungüento hasta que la piel lo haya absorbido por completo. Esto mantendrá tu piel suave durante muchas horas. Te recomendamos que utilices este tratamiento dos o tres veces a la semana.

6. Vaselina como remedio para grietas pequeñas

Utiliza de nuevo una piedra pómez para eliminar la piel muerta de los talones y, después, aplica vaselina. Sin enjuagarte, ponte unos calcetines limpios para permitir que la vasilina actúe sobre la piel seca y deja que actúe durante la noche. Este remedio evitará la formación de nuevos cortes y mantendrá los talones suaves y bien hidratados. Trate de repetir este rutina todos los días.

7. Miele, hidratante antibacteriano

La miel tiene propiedades hidratantes y antibacterianas, por lo que puede considerarse un valiosa remedio para luchar contra las grietas en los talones. Agrega unas cuantas cucharaditas de miel a un tazón de agua caliente y luego sumerja los pies en la mezcla durante unos veinte minutos. Para terminar, aplica un exfoliante que elimine la piel seca.

8. Sal, muy eficaz con la piel seca

Si sus talones están secos y agrietados, lo que debes hacer es mantenerlos limpios y bien hidratados. Para ello, remoja los pies en un poco de agua caliente a la que hayas añadido sal un cuarto de hora antes. Después ponlos a agua fría para ayudar a estimular la circulación. Sécalos con una toalla y masajéalos con vaselina.

9. Harina de arroz, un exfoliante natural 100% orgánico

Con harina de arroz puedes elaborar tú misma y en casa un exfoliante natural muy efectivo. Solo tienes que mezclar tres cucharaditas de harina de arroz con unas cuantas cucharaditas de miel y vinagre de sidra de manzana para formar una masa espesa. Si los cortes en los pies son profundos, puedes añadir una cucharadita de aceite de oliva o almendras dulces. Primero remoja los pies en agua caliente durante unos diez minutos. Después, frota y retira la piel muerta.

10. Cebolla, otro remedio de la abuela contra los tacones agrietados

Corta una cebolla por la mitad, mézclala con sal y déjala reposar durante unas horas. Luego, aplícala en tus pies con ayuda de una piedra pómez, ¡la sal y los propiedades de la cebolla harán maravillas!. Después, tendrás que lavar tus pies para eshacerte del mal olor, pero los resultados habrán merecido la pena.

Video por Patricia Álvarez
María Viéitez
María es redactora digital y de contenidos de actualidad en enfemenino, y tiene claro que la comunicación es lo suyo. Seducida por la lectura, la escritura y las ganas de …