Inicio / Belleza / Tratamientos / Los pies, los eternos olvidados: consejos y cuidados para cada época del año

Belleza

Los pies, los eternos olvidados: consejos y cuidados para cada época del año

por Patricia Álvarez Creado en 5 de septiembre de 2019
Los pies, los eternos olvidados: consejos y cuidados para cada época del año© Getty

Los pies son una parte muy castigada del cuerpo: han de soportar nuestro peso diariamente, soportar situaciones de frío o calor extremo y aguantar largas caminatas con tacones de vértigo o estrecheces castigadoras. Todas estas situaciones pueden provocar alteraciones en la piel, en las uñas y también en la estructura ósea. El resultado son unos pies estéticamente feos. Te damos las claves para aprender a cuidarlos todo el año.

Cada estación del año provoca distintas alteraciones en nuestros pies y Cristina de Hoyos, dermatóloga de Clínicas Ceta, nos enseña a evitarlas explicándonos por qué se producen.

Durante el otoño

En otoño, tras una época de sandalias y pies descalzos, nuestros pies se muestran agrietados y poco colaboradores a la hora de introducirse en los zapatos cerrados. Esto provoca que aparezcan molestas rozaduras. Suelen estar algo más hinchados que en épocas más frías por lo que nos incomoda ajustarnos las botas y acaban apareciendo dolores en zonas que llevan meses sin estar encerradas.

Durante el invierno

En invierno, el frío provoca que nuestros pies se encojan y los zapatos cerrados se acomoden mejor, pero debido a las bajas temperaturas, en ocasiones pasan muchas horas helados. Para mitigarlo, los acercamos cerca de una fuenten de calor, y esto, aunque no lo sepas, provoca que se hinchen.

Tras el invierno, los pies, encerrados en zapatos, consiguen mantener lahidratación, ya que siempre hay cierta humedad en el interior. Y a medida que llega el buen tiempo, comenzamos a usar de nuevo zapatos algo más abiertos, sin medias ni calcetines, por lo que aparecen de nuevo las rozaduras, esta vez en zonas que antes nos estaban protegidas. Además, es el momento de hacerse la pedicura que tan descuidada ha estado durante el invierno.

Durante el verano

En verano, el calor nos obliga a usar sandalias y, hasta que el pie se adapta a las tiras, sufre de dolores y rozaduras. Además, caminamos descalzas y los exponemos a temperaturas altas y ambientes secos provocando que se deshidraten. ¿Cuál es el resultado? Dolorosas grietas e incómodas durezas.

¿Cómo cuidar nuestros pies?

​Una buena recomendación para cualquier época del año es usar a diario cremas ricas en urea o con un alto porcentaje de lactato, sustancias que ayudaran a mantener la piel de los talones y de la planta del pie libre de durezas y grietas. Si además podemos realizar una exfoliación intensa previa a la aplicación de las cremas, ayudaremos a eliminar la piel muerta y conseguiremos un resultado aun más bonito.

Te recomendamos:


Por otro lado, en cada época, trata de evitar los cambios brucos de calzado, cuando sustituyas las sandalias por los zapatos cerrados o viceversa, intenta que haya pasos intermedios, es decir usar zapatos más o menos cerrados para ir acomodando al pie a las nuevas temporadas.

Como último consejo, trata de aplicar una crema hidratante intensiva en los pies una vez por semana y sobre ella, coloca una bolsa de plástico o envuelve los pies en papel film. El efecto hidratante se multiplicará por 3 y lograrás que tus pies luzcan perfectos.

Te recomendamos:

Video por Patricia Álvarez

Y además...
¿Sabes cómo evitar el dolor de pies al usar tacones?
Consejos para cuidar los pies de los mas mayores
¿Sabes cómo actúa el tiempo en la piel y cómo tratar sus efectos según tu edad?