Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Corregir los defectos de la pintura

Decoración

Corregir los defectos de la pintura

por Adeline Hanek Publicado en 13 de enero de 2010

¿La pintura de tu casa no ha quedado como te gustaría? Toma nota de estos consejos y soluciónalo.

Te contamos todo lo que necesitas saber para eliminar los defectos de la pintura y tener unas paredes perfectas. Antes, además, te dejamos un vídeo con trucos para decorar un piso pequeño, ¡parecerá mucho más grande!

> Recuperar el sobrante
Hay sobrante cuando se utiliza un exceso de pintura. Si ésta aún no está seca sólo tienes que pasar una espátula por la superficie en cuestión para arreglar el problema. Si, en cambio, ya está seca, deberás rascar el sobrante y lijar la pared para dejarla lisa. A continuación, elimina las partículas de polvo con la ayuda de un cepillo. Ahora ya puedes pintar de nuevo la pared.

> Corregir el harinado
Cuando la pintura se ha diluido en exceso se harina al secarse y se convierte en polvo. Si se da el caso, hay que decapar y volver a pintar la superficie.

> Evitar las grietas
Sólo se crean grietas si hay un desgaste o si la adherencia de la pintura al muro es mala. Desgraciadamente este defecto en la pintura no tiene solución. Hay que lijar y pintar de nuevo.

> Alto a las burbujas
Aparecen burbujas cuando hay humedad en la superficie, sobre todo si ésta es de madera. En dicho caso, no hagas nada antes de eliminar la humedad: acaba con las infiltraciones de agua o instala un sistema que absorba las humedades. Cuando el problema esté resuelto deberás decapar la superficie con una pistola de aire caliente o un decapante químico y volverla a pintar. La próxima vez, utiliza pintura microporosa.

> Combatir la suciedad incrustada
Si se ha incrustado suciedad en la pintura deberás pulir la pared y, a continuación, limpiarla con una esponja. Cuando esté seca, puedes volver a pintar.

> Eliminar los desconchones
Los desconchones son el resultado de la mala adherencia de la capa de pintura a la superficie. Por lo general porque la superficie no se ha preparado o pintado correctamente o porque la pintura ha provocado una incompatibilidad entre las capas.

Si este defecto sólo se detecta en una pequeña zona de la superficie pintada, decápala con un cuchillo de hoja grande y líjala. A continuación, prepara bien la zona y píntala de nuevo. Por desgracia, si la superficie es importante no hay más remedio que empezar desde cero. Decapa la pintura, prepara la superficie y píntala otra vez.

> Hacer que la pintura recupere el brillo inicial
Las pinturas de tonos brillantes pueden apagarse. Es un efecto que tiene lugar en superficies que llevan mucho tiempo pintadas, que se prepararon mal o cuyas primeras capas no se dejaron secar bien. En todos estos casos, deberás lijar la superficie, quitarle el polvo y aplicar una capa de acabado brillo.

> Quitar las manchas de pintura
Si has aplicado mal la pintura o te has pasado con la cantidad, el pincel dejará rastro. Lija la superficie y aplica una nueva capa de color.

> Disimular el rastro del rodillo
Si te has apoyado demasiado sobre el rodillo y el rastro sigue sin desaparecer, lija un poco y vuelve a pintar.

Descubre: Más de 40 trucos para casa que simplificarán tu vida

Trucos para casa DIY © iStock

Y además
7 errores que no debes cometer en decoración
Restaurar un viejo espejo

por Adeline Hanek

Puede interesarte