Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Ríndete al encanto de la bañera

© homify
Decoración

Ríndete al encanto de la bañera

por Redacción enfemenino Publicado en 18 de abril de 2018
A-
A+

Te contamos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir una bañera: tipos, materiales, formas, tendencias... ¡Toma nota!

Una bañera es, por definición un “recipiente hondo y alargado con espacio suficiente para que una persona pueda bañarse en él tendida o sentada”. En el contexto de, este elemento es, además, un escenario perfecto para relajarse y dedicarse unos minutos al cuidado personal. Su naturaleza funcional no la exime, sin embargo, de añadir un extra de atractivo a la decoración y, en ese sentido, existen multitud de formas, materiales, colores y estilos que has de valorar si quieres dotar a esta habitación de la casa de una impronta personal.

Cuestiones como el espacio disponible, la funcionalidad de la estancia en cuestión o el equilibrio del conjunto son algunos de los factores que incluirán a la hora de decantarte por una opción u otra. Si estás pensando en darle un aire renovado a tu baño, te damos algunas claves que, a buen seguro, harán que te rindas al encanto de la bañera.

Tipos de bañeras

El mercado ofrece un amplio catálogo de soluciones para incorporar la bañera al diseño del baño aunque, en líneas generales, lo primero que has de decidir (una vez consideradas las posibilidades espaciales) es qué tipo de bañera estás buscando.

Al margen de sus formas o materiales, de las que nos ocuparemos más adelante, tendrás que resolver la cuestión ¿exenta o encastrada? Estas últimas son las bañeras clásicas en las que la instalación de la pieza se basa en asentar la misma sobre unas patas que quedan ocultas así como sus bordes en una estructura de obra. En este caso es necesaria la intervención de un albañil que, entre otras cosas, habrá de realizar un pequeño muro para cubrir los lados visibles. Las bañeras exentas, por su parte, son propias de diseños en los que este elemento goza de un papel protagonista. En esto casos puedes elegir asentarla sobre unas patas que, esta vez sí, quedan a la vista o, sencillamente, dejar que descanse sobre el suelo.

Formas

Otro de los capítulos que pueden llevarte a rendirte a los encantos de la bañera son sus formas. El espacio disponible para su instalación será un factor determinante en este sentido aunque las posibilidades son de lo más variopintas. Las formas más habituales son de diseño rectangular o cuadrado, un tipo de bañera capaz de adaptarse a multitud de escenarios en diferentes tamaños. Por su parte, la alternativa de bañeras de esquina o cuarto de círculo es una opción coqueta y muy práctica para aprovechar al máximo un rincón del cuarto de baño.

Los diseños ovalados son propios de bañeras exentas que, ya sea en el centro de un gran baño o contra la pared en uno de dimensiones reducidas, causarán un interesante impacto decorativo. Menos populares pero muy funcionales son las bañeras de asiento, un tipo de bañera, generalmente rectangular o cuadrada, capaz de encajar con diseños de todo tipo de estilos.

Materiales

¿Pensabas que sólo podías incluir la típica bañera blanca en tu cuarto de baño? Nada más lejos de la realidad. Una manera interesante de hacer de este elemento una pieza con personalidad es apostar por materiales que rompan con la estampa tradicional en blanco nuclear. Las bañeras de metal, por ejemplo, están fabricadas a base de hierro fundido o acero esmaltado ofreciendo una resistencia importante frente a golpes o arañazos. La mayoría de las bañeras, sin embargo, son de materiales sintéticos, esto es, acrílico o resina. En líneas generales son ligeras y resistente aunque más sensibles a los impactos.

Tendencias

Reconozcámoslo. Las bañeras tienen un encanto especial al que cuesta resistirse y, fruto de la revalorización de su papel en términos de decoración, han proliferado diseños cada vez más atractivos.

Entre las propuestas más de moda en los últimos tiempos están las denominadas bañeras clawfoot, esto es, bañeras con patas en forma de garras con un inconfundible aire retro. Similares a ellas pero con ligeras diferencias encontramos las llamadas bañeras con pedestal, una tipología en forma oval que suma una pendiente en la parte posterior así como una base o pedestal para reposar, asentada en el suelo de baño. Completando el capítulo de tendencias no podemos dejar de hablar de las bañeras drop. Llamativas y modernas estas bañeras son toda una invitación a dedicarse unos minutos al cuidado personal. Generalmente van incrustadas en el suelo, bien en un alto o en una zona más baja.

Extras para la bañera

A estas alturas es posible que te queden pocas dudas sobre por qué rendirse al encanto de la bañera pero ¿sabes qué? Aún hay más motivos para dejarse seducir por este elemento inconfundible y es que existe un amplio elenco de complementos que pueden añadir funcionalidad y atractivo a la misma. Reposabrazos, reposacabezas, asientos e incluso barras para mejorar la accesibilidad son sólo algunos de los accesorios con los que el carácter cautivador de tu bañera se verá reforzado.

​¿Listo para rendirte a los encantos de la bañera?

Contenido elaborado en colaboración con homify

Descubre: 30 bañeras originales a las que no te podrás resistir

© Decoesfera.com

Y además:
30 ideas de baños modernos que son tendencia
¿Con cuál te quedas? 50 accesorios originales para el baño

por Redacción enfemenino