Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / ¡Desmontando mitos! 7 claves para elegir el colchón perfecto

Decoración

¡Desmontando mitos! 7 claves para elegir el colchón perfecto

por Elvira Sáez Creado en 1 de enero de 2019
¡Desmontando mitos! 7 claves para elegir el colchón perfecto© Unsplash

Puede que no seamos conscientes, pero a la hora de comprar un nuevo colchón solemos tener en mente una serie de prejuicios o falsas creencias que condicionan nuestra elección. Nos hemos propuesto dar carpetazo a esos mitos con esta guía práctica que te servirá de ayuda a la hora de escoger el colchón más adecuado para ti.

La compra de un colchón viscoelástico o de cualquier otro tipo puede resultar una ardua tarea: días y días de búsqueda por internet, leer opiniones en foros, surfear entre los cientos de marcas de venta de colchones tradicionales y online... Si estás pensando en renovar tu colchón, seguro que todo esto te suena. Además, con tanta oferta, tantas promesas y tantos mitos, ¿cómo acertar?

Piénsalo: ¿cuántas veces has desconfiado de algún producto por ser más económico que los demás? Tenemos la falsa creencia de que, cuanto más caro es algo, de mejor calidad será. Pero normalmente solemos equivocarnos, y como este ejemplo, ¡muchos más! Para arrojar algo de luz en la búsqueda y ayudarte a elegir el mejor colchón para ti, hemos preparado una guía con los mitos más frecuentes de la mano de Hypnia.

1. Que sea económico no quiere decir que tenga menos calidad

Este es uno de los principales prejuicios que deberíamos quitarnos de la cabeza: un colchón con un precio accesible puede tener igual o mejor calidad que aquellos cuyos precios superan la posibilidad de nuestros bolsillos. Y es que todo depende de la tienda en la que se compre y su modelo de negocio. Hay gastos que muchas marcas asumen que repercuten sí o sí en el precio final: la publicidad en televisión, el coste de vender en tiendas físicas propias o mediante terceros influye de forma importante en el precio del colchón.

2. Elige las medidas de tu colchón según tus necesidades

¿O acaso creías que los colchones se dividen simplemente en "dobles" o "individuales"? Ten en cuenta que existen diferentes medidas que se pueden adaptar a tus necesidades personales (si duermes sola o en pareja, tu altura y tu peso, si te mueves mucho por las noches...) o al espacio de tu habitación. Debes saber que en Hypnia puedes contar con colchones de medidas estándares y específicas. Las estándares son las siguientes: individual de 90x190 cm, doble de 135x190 cm, doble de 150x190 cm y doble de 150x200 cm. Las específicas son: individual de 90x200 cm, doble de 140x190 cm, doble de 140x200 cm, doble de 160x190 cm, doble de 160x200 cm y doble de 180x200. Como ves, son muy variadas. Piensa en lo que necesitas para un buen descanso y elige la medida de tu colchón.

3. No solo existen colchones para adultos

También los hay para bebés, niños y adolescentes. No tenemos por qué renunciar a un buen colchón adaptado a las necesidades de los más peques. ¿Sabías que en Hypnia puedes encontrar colchones para cunas? Incluso el colchón Vitalidad, especialmente diseñado para personas activas o que practican deporte que necesitan un descanso reparador. Puede ser ideal para niños y adolescentes con una rutina diaria bastante intensa puedan recargar las pilas.

4. No, el colchón no se deforma porque se entregue enrollado

Este es otro de los falsos mitos: un colchón enrollado no pierde calidad, sino que se entrega de esta manera para facilitar el transporte. ¿Cómo si no íbamos a poder llevarlo hasta casa de una manera cómoda? Un colchón enrollado es fácil de transportar y, al contrario de lo que pensamos, no pierde su forma.

5. Si el colchón no te convence, puedes devolverlo (sin problemas)

¿Pensabas que tendrías que quedarte con un colchón aunque no estuvieses satisfecha con él? Piensa que de él dependerá gran parte de nuestro descanso, por eso lo importante es que estemos 100% seguras de que es el colchón ideal para nuestras noches de sueño. ¿Y si no lo es? Pues no pasa nada porque puedes devolverlo. Desde Hypnia te dan la posibilidad de probar el colchón durante 120 noches. Si después de probarlo, aún hay dudas, resulta demasiado duro, demasiado blando... ¡no hay problema! Dos opciones: cambiarlo o pedir un reembolso. Todo esto sin condiciones ni letra pequeña. Además, tienen 15 años de garantía.

6. ¿Friolera? ¿Calurosa? ¡Hay un colchón específico para ti!

Es aquí donde entran los materiales con los que se fabrican los colchones: lo ideal es elegirlos en función de lo que necesites.

  • Si eres friolera opta por un colchón viscoelástico, pues son firmes pero flexibles y se adaptan a la temperatura personal de cada persona.
  • Si, por el contrario, sueles pasar calor por las noches, te recomendamos que te hagas con un colchón combinado de muelles y espuma viscoelástica ya que tienen unas excelentes propiedades de ventilación.

7. No existe un colchón bueno o malo, sino un colchón adecuado o no para tus necesidades

Olvídate de calificar los colchones en "buenos" o "malos". Cada persona, según su peso, altura, estilo de vida o forma de dormir tiene un colchón adecuado. El hecho de que nos sintamos incómodos en un colchón se debe a que quizá no hemos escogido bien sus características. Por eso es importante conocer, primero, cuáles son nuestras necesidades, y en función de eso escoger el colchón que más se adapte a ellas. Recuerda que cada uno de nosotros tenemos un cuerpo diferente y dormimos de manera distinta, por lo que el colchón ideal dependerá de cada persona. En Hypnia te facilitan una guía interactiva que te ayudará a encontrar el colchón ideal es cuestión de 6 pasos.


Como ves, hay muchos mitos a los que hemos dado carpetazo para quedarnos con lo que realmente importa antes de comprar un colchón: su material, su firmeza, su medida y, por supuesto, tus necesidades. Contar con un buen colchón, una cómoda almohada y un ambiente relajado y tranquilo es clave para fomentar un buen descanso. Si no consigues conciliar el sueño como deberías aquí tienes algunas frases zen que te ayudarán a relajarte antes de ir a dormir. ¡Toma nota!

Descubre: Frases zen: tus 25 mantras particulares para relajarte
25 frases zen que acabarán con el estrés © Wild