Inicio / Novias / Organización

Novias

Las claves para acertar con la cubertería del banquete de tu boda

por Elvira Sáez Creado en 16 de octubre de 2019
Las claves para acertar con la cubertería del banquete de tu boda© Catering Flanigan

Una boda implica tener en cuenta muchos detalles y uno de ellos es la cubertería para el banquete. Si estás perdida y no sabes qué tener en cuenta, ¡sigue leyendo! Te ayudamos a elegir la más adecuada.

Artículo elaborado por Sandra Miranda - Zankyou

Los banquetes de boda tradicionales son historia. Los menús de tres o cuatro tiempos, así como la presentación clásica y la vajilla y cubertería sencillas, ya no se utilizan. Cada vez más, los catering de bodas y los lugares que celebran eventos incluyen, entre sus propuestas, opciones más innovadoras, tanto en lo que a gastronomía se refiere, como en decoración, centros de mesa, papelería, vajilla o cubertería. Este último aspecto es el que queremos tratar.

Quizá, ni siquiera os hayáis preguntado por los cubiertos que vais a escoger, pero es bastante importante acertar para que los invitados puedan disfrutar de la comida al completo. ¡Os resolvemos todas las dudas que podáis tener sobre la cubertería de las mesas!

Video por Patricia Álvarez

1. Acorde con el estilo


La primera regla que debéis tener clara en la boda es que todo debe seguir una misma línea. No tiene sentido que celebréis un enlace de estilo clásico y que los cubiertos del banquete sean de colores, por ejemplo. Pensad en ello y barajad las distintas opciones que os ofrezca el catering para elegir la que más se adecue a la temática de la celebración. No obstante, lo más importante no es el diseño, sino la funcionalidad. Intentad combinar ambas para conseguir el mejor resultado.

Normalmente, el catering os presentará diferentes propuestas de cubertería y os recomendará las opciones más adecuadas para vosotros, según la boda y según el menú. Consultad con ellos si podéis incluir vuestra propia cubertería, en caso de que quisierais una en particular, y hablad con la wedding planner que hayáis contratado por si dispone de diferentes opciones de decoración.

2. Cubiertos principales


Sea cual sea el menú, siempre deben estar presentes los cuchillos (a la derecha), los tenedores (a la izquierda), las cucharas (a la derecha) y el cubierto de postre (en la parte superior), dependiendo del dulce que vayáis a degustar. ¿Cuántos? El protocolo dicta que deben colocarse dos tenedores, dos cuchillos, una cuchara y el cubierto para el postre, que será, generalmente, una cucharilla.

Los cubiertos que se coloquen fuera será los que se usen para el primer plato, y los que se coloquen más pegados al plato, serán los que se utilicen para el segundo. Y así sucesivamente, en el caso de que hubiese más.

3. Cubertería infantil

Por supuesto, debéis tener en cuenta que la mesa de los niños no podrá presentar la misma cubertería que las de los adultos. En este caso, debéis evitar cubiertos afilados o con puntas e, incluso, prescindir de algunos como los cuchillos. También deben ser más pequeños, adecuados a sus manos, para que puedan comer a gusto.

4. Cubiertos secundarios


No por ser secundarios significa que sean menos necesarios, ni mucho menos. Esto lo indicará el menú que tengáis preparado. Es decir, si hay marisco dentro de vuestro banquete, tendréis que apostar por casca langostas, tenacillas, garfios… O si vais a comer sushi, tendréis que optar por colocar palillos. No obstante, siempre son un acompañamiento a los cubiertos principales, ya que no todas las personas saben utilizar, por ejemplo, los palillos del sushi y necesitarán comer con tenedor.

5. Multitud de diseños


Encontraréis desde los más simples hasta los más recargados, con cantos redondeados, terminados con formas cuadradas, más finos, más voluminosos, en plateado, en dorado, de diferentes colores, de estilo vintage, con acabado wengué…

Podéis personalizarlos con vuestras iniciales y la fecha de la boda, o con el sello, si lo hubierais creado. Además, también son un perfecto regalo para los invitados, como recuerdo de vuestro ‘día B’. Podéis preparar un estuche para cada uno, compuesto de un cuchillo, un tenedor y una cuchara, y grabados con su nombre. ¡Será un detalle que valorarán al máximo!

Ya sabéis cómo elegir los cubiertos, dónde colocarlos y los diferentes tipos que podéis encontrar. ¡Manos a la obra!

© Catering Flanigan 2

Y además:
5 ideas para sorprender con la gastronomía de tu boda
7 ideas para celebrar el cóctel de boda más divertido
Una barra libre diferente y llena de novedades para tu boda
Las 3 claves para saber cómo decorar las mesas de vuestra boda