Inicio / Ocio / Viajes / Escapadas urbanas por España para un invierno cosmopolita

© iStock
Ocio

Escapadas urbanas por España para un invierno cosmopolita

por Redacción enfemenino Publicado en 11 de enero de 2018

¿Estás planeando una escapada y aún no has decidido destino? Te proponemos varias ciudades españolas que no puedes dejar de visitar.

España es un país extraordinario para recorrer por carretera. Cada una de sus regiones cuenta con lugares llenos de encanto con sus particulares pueblos medievales, castillos, villas costeras, viñedos y parajes naturales. Sin olvidar sus estupendas playas, que puedes repasar en el vídeo. Os proponemos un recorrido por algunas de las ciudades de mayor encanto para disfrutar de un invierno de lo más cosmopolita.

A Coruña

La ciudad gallega, bañada por el Atlántico, conserva el atractivo típico del norte. Su faro romano, conocido como la Torre de Hércules, preside la costa y el hermoso Paseo Marítimo de 13 kilómetros de longitud convirtiéndose en una espectacular ventana abierta al mar. Tras la torre se halla el Monte San Pedro, un punto magnífico para enamorarse de las bellas vistas de la costa y la urbe. El paseo marítimo es, además, un precioso museo al aire libre que acoge menhires; la escultura de Hércules en la Nave de los Argonautas, la Caracola y la Copa del Sol, hechos de acero satén; y la Rosa de los Vientos, que señala los puntos cardinales desde el suelo.

Asimismo, pasear por el casco histórico, tomar café en la Plaza de María Pita, asistir a la subasta de marisco en la lonja, pasear por el moderno puerto deportivo, adentrarse en el castillo de San Antón y degustar el vino y la gastronomía local son otros de los grandes placeres de esta ciudad.

Zaragoza

Cosmopolita, hospitalaria y llena de vida, así es la capital aragonesa. Asentada a orillas del río Ebro, cuenta con un legado histórico y cultural que nos lleva a su origen romano con sitios como el teatro, las termas o el puerto.
Uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad es la Basílica del Pilar. Su estilo barroco, su estructura y sus altas torres impresionan a la vista. Además, desde la torre de San Francisco de Borja se puede disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad a 65 metros de altura. Otro de sus monumentos religiosos más bellos es la Catedral del Salvador (la SEO), que mezcla estilos románico y barroco. Asimismo, los árabes dejaron su impronta con el Palacio de la Aljafería del siglo XI.

Por otro lado, Zaragoza cuenta con un ambiente muy animado gracias a su extensa oferta cultural y de ocio. La vida callejera, las rutas de tapas por “El Tubo”, los restaurantes de vanguardia y las fiestas populares como las del Pilar agregan un encanto único a esta ciudad. Además, se puede disfrutar de un divertido recorrido en piragua por el río, un paseo en bici por el parque Luis Buñuel o una visita en familia al recinto de la EXPO, el acuario y sus parques infantiles y de multiaventura.

Valencia

Valencia es la tercera ciudad más grande de España y centro de diseño internacional y vanguardista. Su destacado patrimonio histórico, sus edificios modernistas, su localización junto al mar Mediterráneo y sus tradiciones le aportan una marcada personalidad. Una buena forma de empezar el recorrido es subir a la Torre del Miguelete, en el campanario de la catedral, para obtener una de las mejores panorámicas antes de partir hacia uno de los barrios más antiguos en el corazón de la ciudad vieja, el barrio del Carmen.

En contraste, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, obra del arquitecto valenciano Santiago Calatrava, es un ejemplo de arquitectura futurista que acoge el cine IMAX, el Oceanográfico (uno de los mayores acuarios de Europa), el Hemisfèric; el Palau de les Arts Reina Sofía, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, el puente de Assut de l’Or y el Ágora. La lonja de la seda es otro de los puntos clave de Valencia. Se trata de uno de los edificios más bellos y está considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su estilo es gótico y, en su interior, las columnas se retuercen hasta el impresionante techo. Frente a este edificio, el Mercado Central, de estilo modernista, tiene una cúpula espectacular bajo la que se halla un auténtico palacio comercial. Tras visitar el palacio del Marqués de Dos Aguas y la estación modernista de ferrocarril se puede finalizar este recorrido valenciano tomando una auténtica paella junto a la playa de la Malvarrosa antes de dar un agradable paseo por la avenida tomando una horchata.

Madrid

Enérgica y vibrante, la capital española tiene algo muy suyo que atrapa a sus visitantes. A Madrid le gusta mostrar el esplendor de sus calles y plazas desde el kilómetro cero, situado en la Puerta del Sol, hasta sus barrios claramente diferenciados por sus particulares ambientes, comercios, ofertas de ocio y estilos. No se puede pasar por el centro sin cruzar por los preciosos edificios iluminados de la Gran Vía, desde la Plaza de Cibeles hasta la Plaza de España. Junto a esta última se encuentra uno de los lugares más hermosos de Madrid, el Templo de Debod, parque que acoge varios monumentos egipcios y que muestra una de las vistas más hermosas de la ciudad. A escasos metros de allí se encuentran la Catedral de la Almudena, el Palacio Real y la Plaza Mayor, en el marco del llamado Madrid de los Austrias.

Aquellas personas a las que les gusta disfrutar de las compras cuentan con el barrio de Salamanca para hacerse con las mejores marcas y firmas de lujo. Asimismo, quienes busquen prendas vintage pueden acudir al barrio de Malasaña, famoso por acoger la movida madrileña de los años 80. Esta zona, junto con Chueca y La Latina, son tres puntos clave para vivir el mejor y más animado ambiente de la capital.

Murcia

Acoplada entre las llanuras manchegas, el levante valenciano y Andalucía, esta comunidad costera hereda un poco de las tres regiones en sus paisajes y costumbres. Murcia capital tiene la suerte de ser urbanita y agrícola a la vez, ya que a pocos kilómetros del centro se hallan las famosas huertas murcianas. Entre los lugares de obligada visita en la ciudad se encuentran la Catedral de Santa María, el Palacio Episcopal, el Teatro Romea, el Real Casino de Murcia y el Museo del Salzillo, que muestra la pasión del escultor Francisco Salzillo por las figuras de Belén, las artes santuarias y pasos de Semana Santa. Asimismo, para los momentos de descanso, las terrazas de la plaza de Santo Domingo, el paseo Alfonso X, la plaza de las Flores , el parque de Floridablanca o el Jardín del Malecón son ideales para enamorarse de las zonas más puras de la ciudad. Para ir de tapas, no hay nada mejor que dos calles llenas de vida donde coexistieron varias épocas aportando valor cultural a la zona: las calles de la Trapería y Platería.

Para acabar esta ruta a la perfección, Cartagena es la ciudad ideal, ya que es una de los lugares monumentales más importantes del país. Aquí se halla el Teatro Romano de Cartagena, que vivió 2.000 años escondido bajo el casco viejo y para el que hubo que demoler un barrio entero.

Barcelona

En esta ruta en coche por España no puede faltar una parada en la ciudad condal, urbe cosmopolita por excelencia. Admirada y atraída por artistas de cualquier índole, Barcelona tiene un imán para todo tipo de visitantes gracias a la belleza de sus edificios, su enorme oferta cultural, su gastronomía y los contrastes propios de una ciudad situada a orillas del mar. La Sagrada Familia es el monumento más representativo, máximo exponente de la arquitectura modernista de Gaudí, en el que el arquitecto logró la perfecta armonía e integración de todas las artes. Esta y otras maravillas de Gaudí, como el Park Güell, la Pedrera o la Casa Batlló aportan a Barcelona gran parte de su identidad. En Las Ramblas, calle que conecta la Plaza de Cataluña con el antiguo puerto, es imprescindible hacer una parada en La Boquería, mercado municipal donde encontrar todo tipo de productos frescos, locales y exóticos.

Los amantes del arte encontrarán en la Fundación Joan Miró y en el museo Picasso obras de los dos artistas que ponen nombre a ambas galerías y que son grandes exponentes del surrealismo y el cubismo en España.
Asimismo, pasear junto al mar por la Barceloneta, visitar el Montjuic y el Camp Nou, desayunar pa amb tomàquet y degustar un calçot con salsa romesco son otros de los imprescindibles que no pueden faltar en la lista de “cosas por hacer” en Barcelona.

Contenido elaborado en colaboración con Sercotel Hotels

Descubre: Lugares imprescindibles de España que hay que visitar

Lugares imprescindibles de España que hay que visitar © iStock

Y además:
Ruta para degustar los mejores dulces de España
Las 50 ciudades cubiertas de nieve más bonitas del mundo

por Redacción enfemenino