Inicio / En forma / Dietas / Dieta del hígado: claves para descubrir si funciona

© iStock
En forma

Dieta del hígado: claves para descubrir si funciona

Laura Marcos
por Laura Marcos Publicado en 28 de marzo de 2017

Cada poco tiempo nos bombardean con nuevas dietas que prometen una desintoxicación completa de nuestro cuerpo, que adelgazan en segundos y que, en teoría, nos ayudan a estar más sanas. ¿Qué me dices de la depuración del hígado graso? ¿Crees que puedes fiarte de la nueva dieta de moda? ¡Te lo contamos todo!

Es fácil dejarse seducir por los múltiples patrones de alimentación que proponen una "limpieza" o depuración del cuerpo. Pero esta necesidad de sentirnos "puras" para estar sanas, en muchas ocasiones, no tiene nada que ver con la realidad, y puede volverse una obsesión muy peligrosa. Una cosa es reducir las grasas y llevar una alimentación rica en vitaminas a través de vegetales, y otra que seamos capaces de filtrar las toxinas del cuerpo con una simple dieta, ¿no te parece?

Nuestro propio cuerpo tiene su propia capacidad de autorregularse y eliminar las toxinas que puedan resultar perjudiciales para el organismo. Y el encargado de hacerlo es el hígado. Desde hace un tiempo, supuestas dietas milagrosas aseguran que son capaces de depurar este órgano tan complejo, como el método de Andreas Mortiz. Este autor llegó a proponer cosas tan dudosas y peligrosas como que el cáncer no es una enfermedad, sino un intento del cuerpo de llamar la atención sobre otras causas destructivas en la vida.

Pues bien. Lo que propuso Andreas Moritz es una dieta capaz de eliminar las toxinas del hígado, y que de hecho se desechaban en forma de pequeñas piedras de color verdoso, afirmando que, en teoría, estas piedras eran los propios cálculos biliares alojados en el hígado. ¿Cómo puede ser esto posible?

Las piedras de tu hígado

En primer lugar. ¿puede el hígado tener piedras? La respuesta es sí. Se denominan cálculos biliares, y pueden ser el resultado de una acumulación de colesterol, que son los más comunes. Pero también pueden estar formados por bilirrubina. Los cálculos biliares pueden ser perjudiciales para el funcionamiento del hígado. No son muy habituales, pero pueden darse con más frecuencia en mujeres de más de 40 años, y tienen más riesgo aquellas que padecen sobrepeso. Pero, en principio, no hay motivos para pensar que tienes ninguna clase de piedra perjudicial en el hígado.

¿Puede alguna clase de dieta extraer estos cálculos? Lo sentimos, pero tenemos que darte un rotundo no. Según la nutricionista Marian Morazo, "si existen cálculos biliares, la única manera de eliminarlos es mediante una operación". Entonces, ¿por qué tiene tantos seguidores la dieta depurativa de hígado? ¿De dónde vienen esas supuestas piedras?

Ayuno, sales y zumo de manzana

El método depurativo de Andreas Mortiz propone una estricta dieta durante 6 días, haciendo ayuno e incluyendo alimentos como el zumo de manzana, y un tipo de sales disueltas en agua. A lo largo de los primeros días, se eliminan todas las grasas de la dieta, y únicamente se incluye el aceite de oliva, optando por alimentos ligeros como cereales, fruta, arroz o verduras cocidas.

Al final del sexto día, en teoría se debe dejar de comer ¡y beber sólo agua! Lo cual no nos parece nada saludable. Según el método, a la mañana siguiente se comienzan a expulsar unas piedras pequeñas de color verdoso que, teóricamente, son los cálculos biliares arrastrados desde el hígado hasta el exterior.

Si es cierto que estas piedras se expulsan, alguien puede pensar, ¡listo! ¡El método funciona! Pero un artículo científico publicado en una prestigiosa revista, The Lancet, demostró que esas supuestas piedras no eran más que el resultado de lo que se había ingerido durante la dieta en días previos. ¡Parece que se nos acaba de caer el método, chicas!

¡Los milagros no existen!

Según la endocrinóloga del centro D-médical, Begona Molina, "la dieta del hígado no tiene ningún fundamento científico, se asemeja más a las antiguas 'purgas' de nuestros bisabuelos y tiene más riesgos que beneficios para la salud, pudiendo resultar peligroso para algunas personas". Además, la búsqueda de remedios milagrosos "usados sin control médico ni supervisión" pueden ser perjudiciales.

Lo mejor para estar sanas y adelgazar de manera saludable es llevar una dieta equilibrada, rica en cereales integrales, verduras y frutas, sin tener miedo a incluir proteínas en huevos, leche y carnes magras. Hay muchas opciones equilibradas y saludables para mantener la línea y gozar de una buena salud. Y no te preocupes por las toxinas. ¡Tranquila! Tu cuerpo sabe lo que hace. Lo único que tienes que hacer es comer sano, no abusar del alcohol y hacer algo de ejercicio cada día para que tus órganos funcionen correctamente, incluido tu hígado.

​Si vas a iniciar una dieta, consulta siempre con tu médico. En definitiva, no te dejes engañar por métodos fantasiosos. ¡Los milagrosos no existen! Come sano y disfruta de la vida.

Y además...
Las dietas detox a examen: ¿funcionan realmente?
Dieta de la piña: lo que puedes esperar de este plan para adelgazar

por Laura Marcos

Puede interesarte