Inicio / Maternidad / Bebés y niños / "No ayudo a mi mujer con los niños ni con las tareas de casa". ¿Por qué este artículo se ha vuelto viral?

© iStock
Maternidad

"No ayudo a mi mujer con los niños ni con las tareas de casa". ¿Por qué este artículo se ha vuelto viral?

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 18 de junio de 2015
2 059 compartidos

Puede que el título de este artículo redactado por el psicólogo Alberto Soler no cause muy buena impresión, pero lo cierto es que después de leer el texto entero no podemos hacer otra cosa más que aplaudir.

Este psicólogo ha confesado en su web que "Nunca ha sido una de esas parejas o maridos que ayudan a su mujer con las tareas de casa", y que cuando llegaron sus hijos la cosa siguió más o menos igual. Aunque de buenas a primeras pueda resultar una afirmación indignante, todo tiene una explicación. "No puedo ayudar a alguien con algo que es mi entera responsabilidad. Los hijos, al igual que las tareas domésticas, no son el patrimonio de nadie: ni pertenecen a la mujer ni pertenecen al hombre. Son responsabilidad de ambos", continuó escribiendo Soler.

El motivo de esta contundente explicación se debe a una anécdota que el psicólogo vivió una mañana en el supermercado donde, acompañado de sus hijos, dos señoras mayores le vieron y comentaron: "Hay que ver lo que ayudan ahora los hombres a sus mujeres con los hijos”. Soler, que tenía algo de prisa, se limitó a sonreirles y decidió contestar a su comentario a través de este artículo, que en tan solo dos días consiguió compartirse más de 10.000 veces en las redes sociales.

© iStock

"Me ofende cuando, de modo muy bienintencionado me halagan con 'lo mucho que ayudo a mi mujer'. Como si no fueran mis hijos o no fuera mi responsabilidad. Hago, con mucho esfuerzo y mucho gusto, ni más ni menos que aquello que me corresponde. Al igual que mi mujer. Y por mucho que me esfuerce nunca podré llegar a hacer tanto y tan bien como hace ella", explica Soler, reabriendo así el debate de las responsabilidades entre padres y madres.

Y es que, ¿por qué tendemos aún a dar por hecho que todas estas responsabilidades recaen siempre en la mujer? El psicólogo se hace la misma pregunta en su artículo: "Asumir de facto que los hijos son responsabilidad de ellas es un vestigio del pasado. Hoy en día hombre y mujer se reparten (o deberían hacerlo) de modo equilibrado aquellas tareas que les atañen a ambos, como la casa y los hijos (...) Quiero que mis hijos crezcan sin saber si planchar es cosa de hombres o de mujeres. Que no sepan si los baños son cosa de su padre o de su madre. Que no haya un 'jefe' de la casa sino que todos convivamos del modo más feliz posible."

Para terminar de responder a estas dos señoras con las que el psicólogo se topó en el supermercado, Soler concluye: "Así que no, señoras, yo no ayudo a mi mujer con los niños. Tampoco con la casa. Estoy con ellos en el supermercado y les paseo porque son mis hijos y me acompañan allá donde voy. Les cambio los pañales, les baño, les llevo al parque o les preparo la comida no por ayudar a mi mujer, sino porque son mis hijos, son mi responsabilidad y quiero que crezcan con un modelo de familia y de reparto de tareas diferente a aquel que ustedes y yo hemos tenido".

A nosotras solo nos queda dar nuestra más sincera enhorabuena a este padre de familia por su artículo y su concepción equitativa de las responsabilidades entre hombres y mujeres. ¡Chapó!

Y además:
La relación padre e hijo: un modelo para toda la vida
¡Tal para cual! Pequeños que imitan a la perfección los gestos de sus papás

por Cristina Gonzalez 2 059 compartidos

Puede interesarte