Inicio / Maternidad / Bebés y niños / ¿Te has quedado sin plastilina? ¡Prueba a fabricarla en casa!

Maternidad

¿Te has quedado sin plastilina? ¡Prueba a fabricarla en casa!

por Noelia Murillo Creado en 18 de marzo de 2020
¿Te has quedado sin plastilina? ¡Prueba a fabricarla en casa!© Getty

La creatividad es una de las grandes virtudes del ser humano y, por ello, son muchos los que estos días deciden ponerse manos a la obra para elaborar la plastilina con la que los más pequeños estarán entretenidos estos días. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber para crear tu propia masilla casera. ¿Te atreves?

Porque a los niños les encanta estar en constante movimiento, haciendo manualidades con pintura o arcilla, así como figuras de plastilina... ¡Que también les gusta llevarse a la boca! Si bien es cierto que su particular olor y sus vistosos colores llaman la atención de todos (incluidos los adultos), no es en absoluto un material comestible.

Pero, ¿y si la hacemos nosotros en casa, con ingredientes aptos para su ingesta y, además, con un puntito de sabor dulce?

¿Qué ingredientes necesitas?

  • 1 taza de harina blanca (120g)
  • 1/4 de taza de sal fina (20 g)
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (10 g) (o de salsa tártara)
  • 1 cuchara sopera de aceite natural (de colza o de girasol, por ejemplo)
  • 1 taza de agua fría (20 cl)

Descubre: ¡El plan más divertido! Las mejores manualidades para niños
Manualidades para niños © iStock

La receta paso a paso

1. En un cazo pequeño o una cacerola, mezcla la harina, el bicarbonato de sodio y la sal.

2. Añade aceite y agua fría (si a la mezcla unes el colorante, tus hijos lo agradecerán)

3. Revuelve la masa con un batidor hasta que quede bien líquida

4. Cocina sin dejar de remover (el fuego no debe tener una temperatura muy alta). La masa se irá soltando poco a poco de las paredes del recipiente hasta formar una bola.

5. Deja que la masa resultante se enfríe antes de amasarla durante unos minutos.

6. Si quieres añadir aroma o brillantina, debes hacerlo en ese momento.

7. Enjuaga la sartén al final tan pronto termines de cocer la plastilina si no quieres que se eche a perder.

¡Ojo! Si quieres que la plastilina sea perfecta y sea similar a la que puedes comprar en cualquier tienda, no la cocines demasiado.

¿Cómo apañar la plastilina una vez cocida?

Puedes añadir color a tu plastilina casera usando colorante alimentario líquido, aunque es mejor que le añadas el que se vende en polvo. Ten cuidado con la dosis, si pones demasiado colorante no será absorbido por la masa y puede descolorarse en los dedos y en la superficie en la que apoyes la plastilina. Si eliges colorante líquido, con que apliques unas gotas es suficiente.

¿Prefieres los tintes naturales? Prueba con pimentón, curry o, incluso, con remolacha y jugo de espinacas.

Newsletter 

Si quieres que huela bien o tenga un olor personalizado que le guste a tu bebé, se pueden utilizar aceites esenciales o extractos (naturales o artificiales).

¿Qué tal si hacemos coincidir los colores y los olores? ¿Por qué no perfumar su arcilla amarilla de modelar con aceites esenciales de limón? Otras opciones son las siguientes:

Arcilla azul con aceite esencial de violeta.
Arcilla verde con extracto de menta.
Arcilla blanca con aceite de coco.
Arcilla roja con extracto de fresa.
Arcilla naranja con agua de azahar.

¿Cómo almacenar la arcilla casera?

Sorprendentemente, la plastilina casera se mantiene muy bien y no se seca con escesiva rapidez. Una vez haya terminado tu pequeño de jugar, encierra la masa en un recipiente hermético. Puedes guardarlo en el refrigerador también, donde se conservará alrededor de unos seis meses. Sin embargo, a temperatura ambiente se secaraá en apenas unas semanas.

En el momento de volver a usarla, si encuentras la masa demasiado pegajosa, puedes añadirle un poco de harina y amasarla para que recupere su textura inicial. Si, por el contrario, encuentras que tu masa se ha quedado demasiado compacta y está seca, probablemente sea porque la hayas cocinado demasiado. intenta estirarla con un poco de agua y vuelve a amasarla.

¿Por qué hacer plastilina en casa en lugar de comprarla?

Es muy sencillo: tú misma te has encargado de prepararla, por lo que sabes perfectamente cuáles son sus ingredientes y el poco riesgo que tiene tu bebé si la muerde. Además, preparando esta masa en casa y haciendo bricolaje, podéis divertiros juntos sin la necesidad de salir de casa, además de crear plastilina con los colores que más os gusten.

Descubre: Receta fácil para hacer plastilina en casa
Alphabet en pâte à modeler © Getty

Y además...
15 manualidades prácticas y sencillas que puedes hacer para tu bebé
¡A cocinar! 10 recetas y juegos de cocinar para toda la familia
3 manualidades divertidas para hacer con niños
Maquillaje de Halloween para niños: 25 ideas con las que inspirarte