Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Elegir los pañales

Maternidad

Elegir los pañales

por Redacción enfemenino Publicado en 1 de diciembre de 2009

Sabiendo que hay que cambiar al bebé una media de 6 a 7 veces al día y que el aprendizaje del control de esfínteres no comienza verdaderamente hasta los dos años, ¡es mejor reflexionar acerca del problema de los pañales! ¿Entonces desechables o lavables? Los pañales desechables han facilitado la vida de las mamás desde hace varias décadas reemplazando a los pañales de tela. ¡Todavía hay que elegirlos bien!

Optar por los ecológicos
Los pañales desechables, biodegradables en 500 años, son una fuente de contaminación importante, especialmente a causa de los productos químicos utilizados para aumentar su capacidad de absorción. Frente a esto, los pañales lavables (o reciclables), particularmente de algodón ecológico, presentan la ventaja de utilizar materiales naturales. Sin embargo, su cuidado necesita la utilización de una lavadora que termina por representar un gasto de energía importante.
Un compromiso interesante para los padres comprometidos con el medioambiente sería pues los pañales desechables biodegradables, pero son más caros.

Los más económicos
Aquí, sin lugar a dudas, los pañales lavables son los ganadores, incluso si la inversión de partida es más importante. Así, hasta que el bebé tenga 3 años, los pañales lavables costarán aproximadamente un 60% más baratos que los desechables, unos 650 € aprox. Pero hay que prever una inversión inicial de unos 200 € más o menos.

Elegir pañales desechables
Para mantener al bebé seco, las marcas de pañales desechables libran una guerra sin cuartel y, hay que decirlo, las marcas generalmente mantienen sus promesas. Para que el pañal esté bien adaptado a tu niño, hay que elegirlo en función de su peso, para que no lo pierda a lo largo del día. Par un máximo confort de tu hijo, opta mejor por los pañales patentados, hipoalergénicos y elige los más delgados y ajustados.

Optar por los pañales lavables
Un paseo por la Red muestra la multiplicidad de las elecciones posibles. Los pañales se componen, generalmente, de una braga de algodón para sujetarlo todo con unas bandas extensibles para adaptarse a los niños. Además de una capa absorbente y un papel para las heces.
Para cambiar al bebé, hay que tirar el papel absorbente en caso de caca, después se debe quitar el pañal mojado y orear la braguita impermeable hasta el siguiente cambio. A continuación, hay que poner un pañal y un culotte limpio.

Debes saber:
- Hay que prever poner lavadoras cada 2 ó 3 días.
- Un pañal no alcanza su pleno poder de absorción más que al cabo de 2 ó 3 lavados.


Consulta también:
Conciliar trabajo e hijos
El calendario de vacunas

Y también nuestro artículo:
¿Cómo acostar a tu bebé?

por Redacción enfemenino

Puede interesarte