Inicio / Belleza / Cabello / Cómo frenar la caída del pelo después del verano

© Getty
Belleza

Cómo frenar la caída del pelo después del verano

Margarita Velasco
por Margarita Velasco Publicado en 5 de septiembre de 2017
169 compartidos

Tras las vacaciones de verano, tu pelo parece estar lanzando un SOS desesperado. Necesita urgentemente una puesta a punto, sobre todo porque has notado que se te cae mucho más que antes. Posiblemente incluso estés preocupada por ello. ¿Sabes cómo frenar la caída del cabello?

El sol, los baños en el mar y en la piscina o el calor acaban afectando negativamente al cabello que puede llegar a la siguiente estación más dañado que nunca. Pero, además, en esta época del año se produce un curioso fenómeno que puede alarmarte más aún. Si bien habitualmente cada cabello sigue su propio ciclo de salida y caída, después del verano no es así. Cuando se aproxima el otoño todos los cabellos coordinan su ciclo entre ellos, de modo que todos a la vez van a nacer y a caerse al mismo tiempo.

Por eso, verás más pelos que nunca en tu cepillo o en tu almohada. Pero debes estar tranquila, es un proceso totalmente normal que suele desaparecer por sí mismo en unas cuantas semanas. Sin embargo, es un hecho que tu pelo está más estropeado que nunca, así que este periodo postvacacional es un momento estupendo para embarcarte en cuidados extra que, además de devolverle su belleza, ayudarán a que esa caída inevitable no sea mayor o exagerada. Nuestra famosas preferidas saben lo importante que es cuidar el cabello durante el verano y por ello pueden seguir luciendo sus preciosas melenas sin ningún tipo de imperfección en cualquier temporada del año.

Ana de Armas © Getty

El otoño llega a tu pelo

Si con la llegada del otoño se caen las hojas de los árboles, algo parecido ocurre con nuestro cabello, así que no te lleves las manos a la cabeza porque: ¡no te estás quedando calva! El pelo necesita renovarse igual que le ocurre a la piel. Tras la estación estival, nuestro cabello ha sufrido ciertos "excesos" que aceleran el proceso de renovación capilar y esto es algo totalmente natural.

Seguro que tras el verano notas tu cabello mucho más quebradizo, aprecias que ha perdido brillo y su tacto es más áspero. Todo ello es normal y como consecuencia de estas alteraciones veraniegas, el cabello se cae de una forma más evidente.

  • El pelo muere en primavera. El ciclo vital del cabello termina en primavera, sin embargo, permanece adherido al cuero cabelludo durante todo el verano y es en verano cuando se cae. ¿Ves? Igualito que un árbol.

  • El sol no es el mejor aliado para tu cabello. Aunque a todo el mundo le encante observar cómo se aclara su cabello, lo que en realidad ocurre es que los rayos UVA destruyen los pigmentos del pelo y por ello adquiere ese tono cobrizo. Otra de las consecuencias del exceso de rayos UVA es la pérdida de keratina. Esta proteína es la encargada de darle a cada pelo su estructura y resistencia, por ello con la disminución de la keratina el cabello es más frágil y quebradizo.

  • También ocurre que para protegerse del sol, el cuero cabelludo genera más grasa para así proteger la raíz del cabello, sin embargo, cuando pasa el verano, al no tener esta necesidad, no se genera ese sebo y el pelo queda desprotegido.

  • La sudoración. Con las altas temperaturas el aumento de sudoración afecta directamente a nuestro cuero cabelludo. El sudor no deja de ser una toxina y al quedarse en el cuero cabelludo, obstruye la raíz del cabello e impide que transpire. Un exceso de sebo en la raíz puede terminar haciendo que el pelo caiga.

  • El agua del mar. Si te encanta pasar las horas buceando en el mar cual Sirenita, tienes 2 opciones: 1. No lo hagas. 2. Aclara tu pelo con agua dulce nada más salir del mar. El agua del mar tiene una alta concentración en yodo lo que reseca nuestro cabello. Puede que si tu cabello es graso lo agradezcas al principio, pero con el paso de las vacaciones no tardarás en percibir que tus puntas están demasiado secas.

  • Lavar el cabello. En verano es muy común que lavemos nuestro cabello con más frecuencia. El calor que nos hace sudar más a menudo o los baños en la piscina o en la playa, nos llevan a lavar el cabello casi a diario lo que también supone en cierto modo una agresión extra para nuestro pelo.

  • Estrés post-vacacional. Después de haber pasado una larga temporada bajo el sol, disfrutando de largas y placenteras siestas y teniendo en general más tiempo para mimarnos, olvidarnos del estrés y comer mejor... Llega el otoño y con él la vuelta al trabajo, a los horarios, a la falta de sueño y por supuesto el estrés de ponerse al día con todo el trabajo atrasado... ¿Consecuencia? Perdemos más pelo. Tras varias semanas de vuelta a la rutina laboral, todo volverá a su lugar, incluso tu pelo.

/

Ponle freno a la caía del cabello

Ahora que ya sabes el por qué de lo que le ocurre a tu cabello, apunta estos sencillos remedios con los que tu pelo estará sano durante todo el año:

  • Utiliza un champú revitalizante, suave y natural como el champú Go Organic de Farma Dorsch. Está especialmente indicado para pelo fino, pobre o sensible. Así, aumenta la densidad, volumen y salud capilar desde el primer día, estimulando el crecimiento, reduciendo la caída y controlando la secreción sebácea y la alopecia.

  • Mascarilla, sérum y acondicionador serán tus aliados de por vida. Utiliza cada producto de la forma correcta. Aplica el acondicionador sobre el cabello recién lavado, de medios a puntas, déjalo actuar unos minutos y aclara tu cabello. Haz lo mismo con la mascarilla y no te olvides de convertir su uso en algo que forme parte de tu rutina, hazlo 1 ó 2 veces por semana. A la hora de aplicar el sérum, extiéndelo sobre las puntas una vez tu cabello esté seco o húmedo y ya sabes que no es necesario aclararlo.

  • Cuida tu alimentación. Las vitaminas A y C ayudan a fortalecer el cabello ya que aumentan la producción de sebo en el cuero cabelludo por lo que el pelo queda más fijado, así que ya sabes, las verduras de hoja verde son perfectas para una alimentación equilibrada y un pelo fuerte. El omega3 también favorece la producción de sebo así que no lo pierdas de vista.

  • La vitamina C ayuda entre otras cosas al crecimiento del pelo, así que ya sabes, todos los días un zumo de naranja y si quieres puedes añadirle una zanahoria y, además de hacerte un rico batido, estarás alimentando tu cabello con una buena dosis de vitamina A. Y tampoco te olvides del hierro, las proteínas y la biotina, o lo que es lo mismo: ¡come legumbres para tener una melena de lo más fuerte!

  • Huye del secador. Aunque sea mucho más rápido, reseca enomemente el cabello y favorece su caída. Opta siempre que puedas por dejar que tu cabello se seque al aire. Aunque en verano un moño, una coleta o un sombrero parezcan tus mejores aliados ante el calor, evita su uso siempre que tu cabello esté mojado o estés sudando. La falta de transpiración acelera la caída del cabello.

¿Sientes que pierdes demasiado pelo?

Ya sabes que es normal perder más pelo después del verano, pero ¿cuándo se considera que hay un problema?

Debes preocuparte cuando la caída sea realmente exagerada y, sobre todo, si notas que el pelo no se repone en la misma cantidad y con las mismas características; por ejemplo, si tu pelo era fuerte y comienza a salir más fino. Ante cualquier duda, lo mejor es acudir a un dermatólogo, un profesional especializado en cabello que mejor puede ayudarte. Si tienes pregunta duda sobre este tema, puedes plantearla en el foro de Pérdida del Cabello de Onmeda.es, donde te atenderá un especialista.

Así que ahora que ya conoces las causa, aquí tienes estos 10 consejos para frenar la caída del cabello tras el verano. Sólo falta que te pongas manos a la obra para volver a lucir el pelo sano que siempre has tenido.


Y además:
5 errores que cometemos en el cuidado del cabello
¿Te lavas el pelo de la forma correcta?

por Margarita Velasco 169 compartidos

Puede interesarte