Inicio / Cocina / Cocina española / El cachopo y otros 9 motivos para amar la gastronomía asturiana

© iStock
Cocina

El cachopo y otros 9 motivos para amar la gastronomía asturiana

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 3 de febrero de 2017

Es un hecho que los restaurantes asturianos hace tiempo que cruzaron las fronteras del Principado y se multiplican con rapidez por otras zonas de la Península e, incluso, del mundo. El cachopo tiene gran parte de la responsabilidad de esta "democratización" de lo asturiano pero, ¿qué más sabemos de su gastronomía?

Entre fabada, frixuelos, los pescados más frescos y los quesos más sabrosos hace tiempo que la cocina asturiana nos conquistó por completo. Su gastronomía contundente para hacer frente al frío está llena de productos de máxima calidad y preparaciones realmente deliciosas. Probablemente sea el cachopo la cabeza visible del recetario asturiano y, sin duda, es un bocado delicioso pero, ¿qué tiene la cocina asturiana que nos engancha y es más tendencia que nunca?

© Pinterest

Desde beber un culín de sidra hasta degustar una fabada hecha durante horas con mimo infinito. Desde la merluza recién pescada en sus costas hasta esos frixuelos rellenos que saben a riquísima cocina de la abuela. Tema aparte son el cabrales y toda una retahíla de quesos a los que, por supuesto, no podemos resistirnos.

1. El cachopo, el it boy de la cocina asturiana

© Pinterest

Hace ya un par de años que empezamos a oír hablar del cachopo. Ese filete empanado, acompañado de jamón, queso (y en algunos casos cecina, pimientos o más queso, por qué no) se sirve ya en muchos de los restaurantes de moda de las grandes ciudades, a kilómetros y kilómetros de su origen. Y aunque algunos se empeñen en decir que no es más que un san jacobo o una croqueta gigante (entre ellos Ferran Adrià), lo cierto es que nosotras creemos que dista bastante de serlo.

El cachopo es esa dosis de calorías que sienta tan bien un fin de semana y que, por supuesto, combina a la perfección con una sidrina recién escanciada. En una circunstancia así, ¿qué más le podemos pedir a la vida?

2. El queso, una apuesta segura siempre

Si eres una fanática del queso como nosotras, estamos convencidas de que te resultará bastante complicado no caer rendida ante los encantos de la gran variedad de quesos que podemos encontrar en Asturias. Desde el mítico cabrales con el que se pueden preparar deliciosas (e intensas) salsas para las patatas fritas hasta otros como el queso de La Peral, uno de nuestros favoritos o el queso Casín, solo apto para verdaderos devotos de este derivado lácteo.

3. Comer rodeada de los mejores parajes

Sí, no hay nada como perderte en los Picos de Europa e improvisar un pícnic para dos. Rodeada de todos los colores que la naturaleza puede ofrecernos en este momento. ¡Es un verdadero gustazo!

4. Pescado delicioso

Si hay algo que caracteriza la gastronomía asturiana es que uno lo mejor del mar y la montaña. Su carne es valorada incluso fuera de nuestras fronteras y, por supuesto, su pescado es maravilloso. Súper recomendable que visites alguno de los pueblos pesqueros de la costa asturiana y pruebes en sus restaurantes el pixín, rape a la asturiana, que te hará chuparte los dedos.

5. La sidra, uno de los mejores acompañantes

Sí, todo lo asturiano marida con sidra. Es un hecho.

6. ¿Quién puede querer crepes existiendo los frixuelos?

Si nunca habías oído hablar de ellos, solo te diremos que a primera vista puedes pensar que se trata de una versión de los crepes franceses. Y aunque la receta es prácticamente la misma, los frixuelos tienen ese encanto tan propio de los postres tradicionales de la abuela. Puedes decidirte por rellenarlos con chocolate, dulce de leche, espolvorear azúcar sobre ellos o, por qué no, lanzarte a rellenarlos arroz con leche. ¡Son una maravilla!

7. Fabada, esa delicia capaz de calentar el invierno

Sí, no puedes decir que no te gustan las alubias hasta que no pruebas una buena fabada asturiana. Sus fabes, su chorizo, la morcilla, la panceta o el tocino cociendo lentamente durante horas y horas hasta conseguir ese caldo espeso y ese sabor intenso a productos de la tierra. Si vas a Asturias, sin duda es tu bautismo en cocina asturiana definitivo.

8. Y... ¡Las fabes con almejas!

Por si la culpabilidad se apodera de ti y quieres una opción más ligera, las fabes con almejas saben a mar, a tradición... ¡A verdadera gloria!

9. El embutido...

Pero volvamos a olvidarnos de la culpabilidad y lancémonos a descubrir ese chorizo asturiano, la deliciosa morcilla... Y es que viendo dónde se crían los animales en Asturias, no nos extraña lo más mínimo que salgan productos de esa calidad.

10. La tradición alrededor de la hora de la comida

No hay nada como compartir la hora de la comida con asturianos. Disfrutarán cada uno de los bocados de su cocina, presumirán de su gastronomía y se desvivirán porque tú también disfrutes el tiempo durante el que se prolongue la comida.

Pero sí, estamos de acuerdo en que Asturias no es el único rincón de España que puede presumir de gastronomía y, si no, échale un vistazo a estas 50 recetas típicas que consigues abrirnos el apetito:

Descubre: Recetas típicas España

Recorrido por las recetas más típicas de España (por provincias) © iStock

Y además:
Meat bar, los restaurantes que conquistarán a los amantes de la carne
El vermut: los secretos y recetas que lo convierten en la bebida de moda

por Laura Sutil