Inicio / Cocina / Cocina internacional / Las lentejas

Las lentejas

Publicado por Elena Bonet
Publicado en 13 de enero de 2010

¿Tienes ganas de descubrir las diferentes variedades de la lenteja? La lenteja, un grano redondo y aplastado, forma parte de la familia de las papilionáceas. Nace en las pequeñas vainas de una planta con hojas y flores blancas y se consume cuando ya está seca.

La historia de la lenteja
Originaria de Oriente Medio, la lenteja es una de las legumbres más antiguas de la historia, que empezó a ser cultivada por los egipcios. Desde entonces constituyó la base alimentaria de pueblos pobres en la antigüedad grecorromana. Es tan antigua que incluso se menciona en el Génesis, cuando Jacob compra el reino de Esaú por un plato de lentejas, un potaje con lentejas y arroz que hoy en día se denomina “potaje de Esaú”.


Las variedades de la lenteja

Lentejas verdes

Son las más conocidas y valoradas, reconocidas por su ligero sabor a castaña o sutil gusto a avellana. La lenteja de Puy procede de la región francesa de denominación homónima y se dice que es la favorita de los cocineros por su exquisito sabor y porque es una de las pocas que se mantiene entera tras cocinarla. Se utiliza mucho en sopas, caldos y ensaladas.

Lentejas rubias

Son de grano largo y plano, y sabroso. Son originarias del Mediterráneo, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Chile, China y Australia.

Lentejas morenas

Son de grano marrón y pequeño. A menudo se venden en conserva y proceden sobre todo de China.

Lentejas coral

Son pequeñas y de color salmón. Tienen un sabor fino y proceden mayoritariamente de Oriente Medio. Gustan por el toque de color que dan a la mesa.

Lentejas rojas

Son mucho más raras que el resto y proceden de países como Turquía y Etiopía.

Lentejas negras o “beluga”

Es una variedad procedente de Canadá muy rica en proteínas, vitaminas y minerales.

Lenteja rosada de Champagne

La región de la Champagne concede a este tipo de lenteja un sabor dulce y azucarado.

¿Cómo elegir y conservar las lentejas?
Si las compras a granel elige lentejas lisas y lustrosas, sin manchas. Evita las planas, tiernas y estriadas porque son las más viejas. Además, cuanto más pequeñas más concentrado será el sabor. A poder ser consérvalas envueltas en papel o en un tarro de cristal, en un lugar seco y resguardado del calor. De lo contrario, los granos podrían germinar.


¿Cómo cocinarlas?
Antes de cocinar, lávalas bien en agua fría e incluso deja que hiervan durante un par de horas en una gran olla con agua. Calcula unos 60 g de lentejas por persona o bien un vaso grande de agua por cada dos personas. Déjalas cocer en una olla con 3 veces su volumen de agua durante 30 minutos como máximo. Puedes añadir trozos de cebolla o ajo para dar un toque de sabor al agua de la cocción. Atención, recuerda que las lentejas de coral cuecen más rápido que el resto. Al finalizar la cocción las lentejas deben estar crujientes pero suaves al paladar.


El lado nutritivo
Son leguminosas reconocidas por su riqueza en hierro, a pesar de no ser bien absorbidas por el organismo. También aportan mucha fibra y contribuyen al buen funcionamiento del tránsito intestinal.


¡A cocinar lentejas!
La lenteja es la gran acompañante de las carnes y la charcutería de todo tipo.
>Hazla con tocino, salchicha, chorizo, morro y jamón. Al ser un gran reconstituyente se utilizan sobre todo para acompañar potajes y platos fuertes.
>Un guiso a base de lentejas verdes con salchichas seducirán todas tus papilas gustativas.
>También son muy sabrosas en sopas, potajes o cremas. Haz un puré con las lentejas coral y pruébalas con aguacate... ¡Todo un regalo para los sentidos!


Consulta también:
Los guisantes
Saber elegir las patatas
El navarin de cordero

Y...
Rissotto del chef ¡en casa!

Puede interesarte