Inicio / Cocina / Cocina internacional / La lasaña, esa tentación italiana en la que queremos caer

© iStock
Cocina

La lasaña, esa tentación italiana en la que queremos caer

por Redacción enfemenino Publicado en 14 de junio de 2016

Cremosa, sabrosa, rebosante de queso... Definitivamente, la lasaña es una de esas recetas de la cocina italiana a la que no estamos dispuestas a resistirnos. Y es que cuando una lasaña sale de bandeja del horno, las calorías dejan de tener importancia. ¿Sabes de lo que hablamos, verdad?

De carne, atún o verduras, con salsa de tomate casera, con ración extra de bechamel y mucho, mucho queso. Así es nuestra receta perfecta de lasaña. Como ves, no somos muy exquisitas en este sentido. Y es que, ¿a ti no se te hace la boca agua solo con ver estas imágenes?

© Pinterest

Historia de una tradición
Un poco de etimología para empezar: el término italiano lasagna, aparecido en el siglo XIII, viene de griego lasana, que quiere decir “trípode de cocina” y se utilizaba para designar el plato en el que se preparaban las lasañas.

En un primer momento, la denominación “lasaña” hacía referencia a las láminas crudas de pasta. Sin embargo, el nombre actual suele englobar la preparación constituida por capas alternas de pasta, queso (ricotta, mozzarella o parmesano), salsa a base de carne y bechamel. Aunque, como sabes, existen numerosas variantes de la lasaña tradicional, como la lasaña de verduras variadas, espinacas, setas o atún. Hoy, sin embargo, vamos a darte las claves de la receta tradicional para que tengas una buena base sobre la que improvisar el resto de rellenos

Receta de lasaña boloñesa (para 8 personas)

Ingredientes:

  • Un paquete de láminas de lasaña
  • 50 g de harina
  • Tres cebollas
  • Dos dientes de ajo
  • 50 g de mantequilla
  • Una rama de perejil
  • Una zanahoria
  • Un litro de leche
  • 600 g de carne picada
  • Tres pellizcos de nuez moscada rallada
  • 800 g de puré de tomate
  • 200 g de queso parmesano rallado
  • Un vaso de vino tinto + un vaso de agua
  • Tomillo
  • Laurel
  • Albahaca
  • Aceite de oliva
  • Sal


Modo de elaboración:
Para empezar, troceamos las cebollas y trituramos el ajo. Picamos también la zanahoria y el perejil. A continuación, picamos el ajo y la cebolla en una sartén con un poco de aceite de oliva, añadimos la zanahoria y el perejil, y después la carne. Mezclamos todo y, a continuación, mezclamos el vino tinto y dejamos que se evapore. Tras esto, añadimos el puré de tomate, el vaso de agua y las hierbas. Salpimentamos y cocemos a fuego lento durante 45 minutos.

Para preparar la bechamel, fundimos la mantequilla y ya fuera del fuego, incorporamos la harina. Después, ponemos en el fuego y removemos con un batidos hasta conseguir una mezcla sin grumos. Poco a poco, vamos añadiendo la leche hasta que espese y, a continuación, agregamos también la nuez moscada y salpimentamos. Cocemos durante unos 5 minutos a fuego muy lento sin parar de remover.

Ahora solo nos queda ir montando la lasaña. Para ello, untamos el molde con aceite y vamos montando las láminas preparadas según indica el fabricante, agregamos bechamel, boloñesa, una nueva capa, boloñesa, bechamel y así hasta terminar todas las capas. Por último, espolvoreamos queso parmesano por encima. Llevamos al horno que previamente habremos precalentado y cocemos a 200º durante unos 25 minutos.

Y puesto que de recetas con queso va la cosa, no te pierdas el test que te dice más sobre tu personalidad en función del tipo de queso que te guste. ¡Pruébalo!

Y además:
4 recetas con endibias que alegrarán tus cenas de verano

Buon apetito! Descubre la mejor receta para las bases de tus pizzas

por Redacción enfemenino