Inicio / Cocina / Cocina internacional / 8 mujeres icónicas que demuestran que la alta cocina no es solo cosa de hombres

© Julie and Julia
Cocina

8 mujeres icónicas que demuestran que la alta cocina no es solo cosa de hombres

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 18 de enero de 2016
321 compartidos

La mujer es la gran olvidada de los libros de historia en cualquiera de sus ámbitos. Esto sucede también en la gastronomía. Si bien es cierto que al pensar en alta cocina nos vienen a la cabeza los nombres de grandes chefs masculinos, hay toda una lista de mujeres que marcaron un antes y un después gracias a su labor en la cocina. ¡Descúbrelas con nosotras!

Nos costó muchos años de lucha conseguir salir del ámbito doméstico y comenzar a tener un hueco en el mercado laboral. Una vez que logramos vencer este primer obstáculo y empezamos a compartir con los hombres labores como la cocina, la plancha o la limpieza del hogar en general, descubrimos que la historia se ha vuelto a olvidar de nosotras y ha decidido que cuando la gran mayoría de las personas piensa en gastronomía, resuenan en su cabeza largas listas de chefs de renombre, todos ellos hombres. ¿Sabías, sin embargo, que ha habido muchas mujeres que dedicaron su vida a la cocina y rompieron moldes? Descubre con nosotras la parte más femenina de la cocina... ¡Es apasionante!

Eugenie Brazier © Google Imágenes

Eugenie Brazier

Debemos remontarnos al año 1933 y viajar hasta París para encontrar a una de las primeras mujeres que hizo historia en la cocina. Su nombre es Eugenie Brazier y es conocida por ser la primera mujer de la historia en conseguir tres Estrella Michelin. Su carrera comenzó cuando entró al servicio de una familia acomodada. Aunque en un primer momento, apenas tuvo contacto con los fogones, la cocinera de la casa procuró darle algunas enseñanzas.

Poco tiempo después, comienza a trabajar como cocinera en una mansión y es ahí donde nace su verdadera vocación por la cocina. Decide entonces volcar su vida en su pasión y, tras trabajar en algunos restaurantes de Lyon, decide emprender su propio negocio también en Lyon,La Mère Brazier, aún en activo en la ciudad francesa. Su inigualable pollo a la demi deuil se convirtió en el plato estrella de su restaurante, frecuentado por muchas celebridades de la época. La cocina de Brazier se caracterizaba por la sencillez, el toque francés y el característico toque de la mantequilla.

Maria Bourgeouis

La elegancia y sofisticación de la cocina francesa fue también una de las claves de la cocina de Marie Bourgeois, otra de las primeras mujeres en conseguir tres estrellas de la afamada guía. Las conseguía en el mismo año que Brazier gracias, en su caso, a un modesto restaurante que comenzó su andadura en la localidad de Priay. Bourgeois trabajaba con su marido y, además de ser galardonada por la Guía Michelin, Bourgeois también hizo historia al ser seleccionada como miembro del Club des Cent que elegía a los mejores cocineros del año.

Uno de los platos que hizo famoso el buen hacer de esta pionera de la alta cocina francesa fue su Pâtè chaud, una receta de pastel de paté caliente. También era conocida por su plato de ranas frescas y por un sofisticado postre que consistía en una isla flotante de dulces de chocolate rosa.

Marguerite Bise

Otra mujer francesa fue la tercera mujer 'triestrellada' según la Guía Michelin. En el caso de Marguerite Bise fue en el año 1951 gracias a su restaurante L'Auberge du Père Bise situado en la localidad gala de Talloires. Un rincón con mucho encanto, ya que los comensales podían degustar sus delicias a la orilla de un lago situado al lado del hotel que regentaban Bise y su marido.

Algunos de los platos estrella de este restaurante era su famoso gratin de colas de cangrejo de río o su pollo de Bresse al estragón. Verdaderas delicias que llegaron a atraer a personajes de la talla de Charles Chaplin. Hoy en día, más de 100 años después de su apertura, el negocio sigue en activo gracias a la buena mano de los descendientes de Bise.

Carme Ruscalleda

Su nombre es uno de los principales emblemas de la cocina española fuera de nuestras fronteras. Y es que Carme Ruscalleda es la mujer con más Estrellas Michelin del mundo, ni más ni menos que 7. Su buen hacer en la cocina es indudable y es que, desde que comenzase su andadura en la cocina a finales de los 80 cuando abrió, junto a su marido, las puertas del restaurante Sant Pau.

La trayectoria de Carme no se limita a nuestro país y su cocina ha llegado a Tokio, cuyo restaurante Sant Pau acumula dos Estrellas Michelin. Otras dos tiene el restaurante Moments de Barcelona y, por último, las otras tres de su palmarés son para su buque insignia y el inicio de todo: el restaurante Sant Pau de Sant Pol de Mar (Barcelona).

Su cocina tiene una base marcada eminentemente por la cocina catalana y algunos matices de la gastronomía internacional que viene dado por sus múltiples viajes y la experimentación.

Julia Child

Si eres una foodie en toda regla, a buen seguro alguna vez has deseado tener entre tus manos (o quizás los hayas tenido), el gran libro de cocina de Julia Child. Y es que ella, que hace unos años apareció encarnada por la mismísima Meryl Streep en la gran pantalla, fue uno de los principales iconos de la televisión estadounidense entre los años 60 y los 80.

De manera un poco casual, Julia Child acabó interesándose por la cocina y estudiando en la prestigiosa escuela de gastronomía Le Cordon Bleu, siendo una de las primeras mujeres que estudiaba un ámbito normalmente destinado al género masculino. Fue precisamente en este ambiente en el que conoció a Simone Beck y Louisette Bertholle, junto a quienes publicó Mastering the art of French Cooking.

Tras este primer libro que fue todo un éxito de ventas, Julia Child apareció en la televisión americana y se mantuvo en antena durante más de una década. Toda una adelantada a su tiempo que dio los primeros pasos de lo que hoy nos parece súper común: programas de cocina en la televisión.

Cristela Comerford

Cristela Comerford es, nada más y nada menos que la cocinera de la Casa Blanca. Desde que en el año 1995, el presidente Bill Clinton la contratase, Cristela ha sido la chef que da de comer a los presidentes estadounidenses. Ahora mismo, es la jefa de cocina y se encarga tanto de preparar la comida del día a día de la familia Obama como de las grandes cenas de Estado que se organizan en la residencia del presidente de Estados Unidos.

De origen humilde, Cristela emigró muy joven desde su Manila natal para comenzar a trabajar en restaurantes de Washington y Chicago. Y, aunque comenzó siendo friegaplatos, ahora puede presumir de alimentar al presidente de la nación más potente del mundo. La viva encarnación del sueño americano.

María Marte

La historia de María Marte nos recuerda mucho a la de Cristela. En lugar del sueño americano, podríamos decir que María vivió el sueño europeo. Se trasladó desde su pequeño pueblo en la República Dominicana hasta Madrid y eso solo fue el inicio de una impresionante carrera. Ahora, con dos estrellas Michelin, está al mando del restaurante Club Allard, uno de los más prestigiosos de la capital madrileña.

Muchos la han denominado la Cenicienta de los fogones por la historia de superación que encontramos a sus espaldas. Y es que, María llegó a nuestro país con la esperanza de un futuro mejor y comenzó fregando platos en el mismo restaurante en el que hoy elabora cocina de autor. Una cocina notablemente marcada por los sabores, aromas y experiencias de su infancia en la República Dominicana. Puedes descubrir más sobre su brillante trayectoria en nuestra entrevista.

Clare Smyth

La cocina británica no tiene buena fama fuera de sus fronteras pero, ¿qué te parecería poder probar la cocina de la única mujer que ostenta tres Estrellas Michelin en Gran Bretaña? Se trata de Clare Smyth, responsable del restaurante londinense Gordon Ramsay. En 2007 tomó las riendas de esta cocina y, a partir de ahí, su carrera ha sido fulminante. Ha trabajado en Mónaco y en 2013 fue nombrada Chef del Año por la Good Food Guide.

Todas ellas son mujeres que nos sirven de inspiración y nos enseñan que es posible salir adelante en profesiones aparentemente reservadas a los hombres. Además de ellas, existen otras muchas mujeres que merecen nuestra admiración. Aquí te dejamos algunas de ellas:

Y además
La comida no entiende de fronteras y estos restaurantes españoles por el mundo te lo demostrarán

Carlos, ganador de Masterchef: "Me encantaría trabajar con Samantha, Jordi o Pepe en sus restaurantes"

por Laura Sutil 321 compartidos

Puede interesarte