Inicio / Maternidad / Concepción / 7 motivos para decantarse por la reproducción asistida

© iStock
Maternidad

7 motivos para decantarse por la reproducción asistida

por Redacción enfemenino Publicado en 2 de junio de 2016
156 compartidos

Muchas mujeres sueñan con convertirse en madres pero por diversos motivos como la edad, no tener pareja o padecer algún tipo de problema de salud, no pueden cumplirlo. La reproducción asistida puede suponer una solución a las diferentes causas de infertilidad. A continuación te contamos cómo recurrir a sus tratamientos puede ayudarte a convertirte en mamá.

Cuando el reloj biológico llama a tu puerta, poco podemos hacer para ignorarlo, sin embargo aunque el cuerpo de la mujer está hecho para dar vida, en muchas ocasiones quedarse embarazada parece una tarea muy complicada. El estrés del ritmo de vida actual, no tener pareja o padecer algún tipo de enfermedad hereditaria son algunos de los posibles motivos que nos pueden llevar a alejarnos del sueño de convertirnos en mamás. Frente a este tipo de dificultades surgen alternativas como la reproducción asistida. Acudir a un especialista que nos ayude con nuestro caso concreto y que nos ofrezca una medida que se adapte a nuestras necesidades es una solución cada vez más común. Estos son algunos de los motivos para decantarse por la reproducción asistida para convertirse en madre.

© iStock

1. Ser mayor de 38 años

Desde que nacemos el número de óvulos de los que dispone nuestro cuerpo va descendiendo, comenzando a rozar el 10% a partir de los 38. Además, con el paso de los años nuestros ovarios también van envejeciendo y el proceso de maduración de los óvulos se vuelve más difícil, llegando incluso a darse ciclos menstruales sin óvulo.

A partir de los 35 años la calidad de los óvulos empieza a descender, aumentando la posibilidad de que los ovocitos tengan alteraciones cromosómicas, algo que puede desencadenar en abortos naturales o bebés con problemas cromosómicos. Concretamente, pasados los 40 años, más del 50% de los óvulos que produce el cuerpo de una mujer padece este tipo de alteraciones.

Este motivo lleva a muchas mujeres a vitrificar sus óvulos para mantenerlos en buen estado hasta el día en que decidan ser madres.

2. Llevar mucho tiempo intentando quedarse embarazada

Aunque parezca no haber un motivo aparente, muchas parejas que buscan lograr un embarazo no lo consiguen. Este tipo de situaciones ocurre también en parejas jóvenes y cuya vida es saludable. Además de los problemas ginecológicos o andrológicos, factores emocionales, la frecuencia con la que se tiene relaciones sexuales o factores genéticos también pueden tener algo que ver al respecto.

En este tipo de ocasiones la mejor opción es siempre contactar con un especialista que os ayude a determinar el problema y encuentre el método que solucione vuestro caso.

3. Problemas de fertilidad

Tanto los hombres como las mujeres podemos padecer algún tipo de problema que tenga como consecuencia la infertilidad. Suelen ser más conocidos los del sexo femenino como los ovarios poliquísticos, la endometriosis, los óvulos de mala calidad o la falta de regulación en el ciclo menstrual. Sin embargo los varones también pueden ser los causantes de la falta de éxito en la concepción.

Entre las causas más comunes de infertilidad masculina está la baja calidad del esperma o el bajo recuento de espermatozoides. Mediante un sencillo análisis de esperma se puede delimitar la velocidad y calidad de los espermatozoides de tu pareja. Otras posibles causas, aunque menos comunes, son los trastornos circulatorios o cierre de los conductos espermáticos.

4. No tener pareja

Uno de los motivos más comunes por los que una mujer decide retrasar su maternidad es por no haber encontrado la pareja idónea para dar el paso. El ajetreado ritmo de vida o centrarse en la carrera profesional son algunas de las causas por las que una mujer decide posponer su maternidad.

Sin embargo cada vez es más común que una mujer soltera afronte la maternidad en el momento que ella decida y sin la necesidad de una pareja. Gracias a técnicas como la fecundación in vitro y a los bancos de esperma, cualquier mujer puede quedarse embarazada en el momento que decida.

5. Parejas del mismo sexo

Cuando se trata de parejas homosexuales, el problema reside en la falta de opciones. Al no poder contar con uno de los dos elementos necesarios para engendrar un bebé, la reproducción asistida es la respuesta perfecta para las parejas del mismo sexo, concretamente para las formadas por mujeres, ya que al contar con el útero y el óvulo, lo único que necesitan es el esperma. La vitrificación de los óvulos y la inseminación artificial son dos opciones válidas para este tipo de casos.

6. Conservar los óvulos

Como ya hemos mencionado antes, esta decisión es una de las que más popularidad está tomando en la actualidad. Muchas mujeres deciden posponer el momento de ser madres por diferentes causas. La incorporación de la mujer a la vida laboral ha hecho que el tiempo que antes se dedicaba a la maternidad y crianza de los hijos se vea reducido. La carrera profesional lleva a que durante su edad fértil una mujer esté centrada en su trabajo y retrase el momento de ser madre para cuando pueda dedicarle más tiempo a esta importante etapa de su vida y ofrecerle lo mejor a su pequeño. De igual importancia es el hecho de encontrar a la pareja idónea con la que dar este decisivo paso.

El problema surge con el estado de los óvulos. A partir de los 35 años la calidad de los óvulos desciende notablemente al igual que su cantidad por lo que congelarlos cuando están en su mejor estado es una opción que puede ayudar enormemente a las mujeres que han decidido retrasar su maternidad.

7. Haber sufrido varios abortos

Hasta el 20% de las mujeres españolas en edad fértil han sufrido un aborto natural. La reproducción asistida se convierte en una posible solución para parejas que ha sufrido más de un aborto. Los abortos de repetición pueden ser consecuencia de algún problema de infertilidad. Un especialista puede aconsejar y orientar a la pareja para determinar cuál es su problema y cuál puede ser la solución.


Y además:
La ovodonación, una buena alternativa para convertirse en madre
¿Cómo puedes conservar tus óvulos hoy para ser madre más adelante?

¿Quieres saber más? Descubre aquí todo lo que necesitas saber sobre la reproducción asistida
por Redacción enfemenino 156 compartidos

Puede interesarte