Inicio / Maternidad / Embarazo / ¿Agotada durante el embarazo? 7 consejos contra el cansancio

Maternidad

¿Agotada durante el embarazo? 7 consejos contra el cansancio

por Leticia Fernandez Creado en 24 de abril de 2020
© GettyImages-678716750

Cansancio constante, sueño, fatiga... La sensación de agotamiento es normal durante el embarazo, sobre todo en el primer y en el tercer trimestre. En primer lugar, porque el bebé está empezando a desarrollarse y las energías de tu cuerpo están dedicadas en parte a su crecimiento, y más adelante por el peso con el que tienes que cargar.

Durante las primeras semanas de embarazo y hasta la número catorce es normal que te sientas cansada. Tu cuerpo está consumiendo energía extra para ayudar a que el organismo del bebé se desarrolle en las primeras etapas, produciendo una mayor cantidad de sangre para que al bebé le lleguen los nutrientes y el oxígeno necesarios para su crecimiento. Además, a estos cambios se le añade un aumento en tu nivel de progesterona, una hormona que puede afectarte al sueño y a la irritabilidad, por lo que el descanso es casi una utopía. Y por último, también es posible que sufras las consecuencias de las temidas náuseas y vómitos.

Pero no te preocupes, tu cuerpo te dará una tregua durante el segundo trimestre y la fatiga durante el tercero no volverá a ser la misma, ya que en este periodo el cansancio dependerá más de las molestias que te puede generar cargar con el peso, la incomodidad en el movimiento y las dificultades o molestias a la hora de dormir.

Aun así, siempre hay formas de aliviar el cansancio y recuperar un poquito de la energía que empiezas a sentir que te falta. ¡Te contamos cómo!

Consejos para mejorar tu energía

1. Duerme lo suficiente
Parece algo obvio pero sabemos que suena mejor en la teoría que en la práctica. Y es que todavía no te explicas cómo con lo cansada que estás durante el día tu cuerpo encuentra la forma de no dejarte dormir bien por las noches. Bueno, sí, el hecho de que tu barriga siga creciendo no ayuda. Pero intuyes que hay muchas cosas más por dentro: nerviosismo a medida que se acerca el día, un pequeñito ser que decide activarse por momentos... Pero al menos te recomendamos que busques algún hueco tras la comida para conseguir un pequeño chute de energía. Quince minutos de sueño extra en mitad del día podrían suponer más de lo que te imaginas.

2. Evita el sobreesfuerzo
Durante el embarazo debes controlar bien tu energía. Quizás al principio creas, cuando el embarazo todavía no es evidente, que puedes mantenerte al mismo nivel que siempre. Pero debes entender que ahora tu energía tiene otro cuerpo al que alimentar, así que no te esfuerces más de lo necesario. El embarazo no es un sprint en el que debas darlo todo, es una carrera de fondo y es mejor que te acostumbres a realizar tus actividades de siempre bajo tus posibilidades.

3. Mantén la regularidad en las comidas
Mantener los horarios en las comidas es la mejor manera de contrarrestar el cansancio. En pocas palabras esto significa: no saltarte ninguna de ellas y nunca quedarte sin comer por más de 4-6 horas para no agotar completamente la energía en tu cuerpo. Porque a todas nos ha pasado que nos hemos despistado y con todo lo que tenemos que hacer durante el día al final llegamos de la comida a la cena sin acordarnos de nada más.

4. Lleva una alimentación saludable
¡Presta atención y mantén una dieta equilibrada! Especialmente durante la cena, debes elegir alimentos fácilmente digeribles para evitar que el sueño se te complique. Pero además, debes seguir una dieta variada (proteínas, carbohidratos, grasas) para prevenir los síntomas de deficiencia (calcio, magnesio, hierro), sin olvidarte de tomar muchas vitaminas, como el ácido fólico y varias vitaminas B, vitamina C, vitamina D y vitamina E.

Video por Patricia Álvarez

5. Come lo suficiente, pero no demasiado
Lo de que ahora comes por dos no es del todo cierto, pero sí es verdad que tu consumo de calorías aumenta durante el embarazo en un 25%: al principio necesitarás unas 2.500 calorías diarias, y a partir del sexto mes 2.800. No obstante, esto no significa que debas pasarte el día comiendo, solo que aumentes un poquito las cantidades y mantengas un número fijo de comidas al día. Porque ya sabes que después de comer demasiado también nos da sueño.

6. Controla el aumento de peso
Además de para la correcta formación del bebé, insistimos en que debes llevar una dieta equilibrada y variada porque es la mejor forma de que controles tu peso. Es perfectamente normal ganar unos kilos durante el emabrazo, pero si te excedes demasiado te será más difícil hacer ejercicio.

7. Haz ejercicio
Algunos ejercicios como la natación, hacer yoga o pilates, o salir a caminar pueden ser muy beneficiosos para ti y para el bebé durante el embarazo porque además de mantenerte en forma y ayudarte a descansar por las noches, también ayudan a tu cuerpo a mantenerse activo.

Las principales causas de los transtornos del sueño durante el embarazo

El motivo principal del agotamiento al principio del embarazo son los cambios hormonales. Pero, debes saber que no todo son hormonas y que también hay otras causas que podrían estar impidiéndote descansar.

Una razón puede ser el estar tomando descansos con mayor frecuencia, por lo que al final del día tu cuerpo se encuentra más decansado y es más propenso a desvelarse en mitad de la noche.

Algo que también podría suceder -y sobre todo en mamás primerizas- debido a la excitación y a todas las preguntas que te haces a ti misma en torno al embarazo. Porque son muchas las preocupaciones y cuando te relajas para conciliar el sueño es cuando con mayor facilidad se hacen un hueco entre tus pensamientos.

Descubre: ¡Cuídate! 20 consejos saludables para vivir más y mejor
Consejos saludables para vivir más y mejor © iStock

Y además...
¿Cómo combatir el cansancio durante el embarazo?
Guía de belleza para mamás: ¿cómo cuidarte durante el embarazo?
Pregorexia o el miedo a engordar durante el embarazo
Las mejores posturas para dormir bien durante el embarazo

por Leticia Fernandez