Inicio / En forma / Ejercicios / El peso teórico

En forma

El peso teórico

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 10 de diciembre de 2010

Cálculo del peso teórico

Numerosos médicos han intentado elaborar fórmulas matemáticas para determinar el peso ideal. Hoy, sólo dos de ellas se han tenido en cuenta, y una sóla, el IMC, es reconocida y utilizada por las altas autoridades sanitarias mundiales.

1) El índice de masa corporal (IMC)

IMC=peso/altura al cuadrado

(Por ejemplo: IMC = 55/ (1.65 x 1.65) = 20,2 si pesas 55Kg y mides 1,65m)

La tabla siguiente sirve sólo para adultos:

IMC

Menos de 18,5

De 18,5 a 25

De 25 a 30

Más de 30

Delgado

Normal

Sobrepeso

Obesidad

Invirtiendo la fórmula, se puede dar una aproximación del peso ideal para una altura dada: peso ideal = IMC x altura al cuadrado.

Por ejemplo, para obtener un IMC comprendido entre 18,5 y 25 cuando se mide 1,60m, hay que pesar entre 47,5Kg y 64Kg.

2) La fórmula de Lorentz

Peso ideal para una mujer = altura (cm) – 100 – (altura – 150)/2

(Por ejemplo, si mides 1,65m, tu peso ideal = 165 - 100 - (165 - 150)/2 = 57,5Kg)

Peso ideal teniendo en cuenta la edad = 50 + (altura – 150)/4 + (edad – 20)/4

(Por ejemplo, si mides 1,65m y tienes 30 años, tu peso ideal = 50 + (165 - 150)/4 + (30 - 20)/4 = 56,5Kg)

La fórmula de Lorentz casi no se utiliza. En cuanto al IMC, no da más que una idea aproximada del peso deseable, en la medida en la que no se tiene en cuenta ni la edad del individuo, ni la estructura ósea, ni la morfología.

Peso, grasa corporal y masa muscular

El peso que marca la báscula esconde la suma de diferentes tipos de elementos que componen el cuerpo, sin tener en cuenta sus proporciones respectivas. Así, el peso global de una persona de 25 años se reparte como sigue: 25% de líquido (sangre y agua), 32% de músculo, 15% de piel y de huesos, 8% de vísceras y órganos y 20% de grasa.

Pesarse constituye ya un buen indicador, pero siendo que el músculo pesa más que la grasa, un deportista podría tener un peso relativamente alto sin tener, no obstante, la necesidad de adelgazar.

Para medir la composición del cuerpo existe un test: la impedanciametría bioeléctrica, que consiste en poner unos electrodos en el cuerpo. Ciertas básculas permiten también efectuar esta medida en casa, pero de forma menos precisa.

Determinando la grasa corporal, la impedanciametría da una idea más detallada del objetivo y del peso que se puede esperar tener.

por Elena Bonet

Puede interesarte