Inicio / Maternidad / Embarazo / 10 consejos para estar guapa durante el embarazo

© iStock
Maternidad

10 consejos para estar guapa durante el embarazo

por Redacción enfemenino Publicado en 11 de agosto de 2016

Seguramente algunos de los cambios que sufre tu cuerpo durante el embarazo pueden ser inesperados para ti. Entre los más comunes están el ganar peso, el crecimiento del pecho, dolor de espalda y el acné. Pero, por otro lado, tienes que recordar que estar guapa durante el embarazo es posible. Aquí tienes algunos consejos.

Los kilos que cogemos durante el embarazo, el tamaño de los pechos o los granitos hormonales propios de este estado son cambios que pueden provocar alteraciones en tu estado de ánimo pero debes recordar que son temporales. Sentirse guapa durante el embarazo es posible y para ayudarte hemos recopilado 10 consejos que te permitirán sentirte bien contigo misma. El embarazo es una de las etapas más tiernas para una mujer y tienes que disfrutarlo al máximo. ¡Fuera lamentaciones! Tu pequeño nacerá dentro de poco y tienes que traerle al mundo con la mejor de las sonrisas.

1. Mantén el peso recomendado por tu médico

Durante el embarazo subir de peso es algo normal. Sin embargo, tienes que controlar no coger más kilos de la cuenta ya que te puede causar problemas como mala circulación, estrías o dolor de espalda. Para ayudarte a mantener el peso adecuado durante el embarazo toma nota de una serie de pautas. Es importante que además de las revisiones médicas, controles tu peso por tu cuenta. Para saber la cantidad óptima que debes pesar, es necesario que sepas previamente tu índice de masa corporal (IMC). En una farmacia puedes conocerlo y a partir de ahí, debes tener en cuenta:

>Con un IMC bajo (menos de 19,8) cogerás de 12,5 a 18 kilos de media.
>Con un IMC normal (entre 19,8 y 26) ganarás entre unos 11,5 a 16 kilos.
>Con un IMC alto (por encima de 26) cogerás de 7 a 11 kilos.

2. ¿Cuántas calorías diarias debe consumir una embarazada?

Todas las mujeres pensamos que coger esos kilitos de más durante el embarazo son innecesarios. Las mujeres embarazadas necesitan entre 2000 y 2500 calorías por día, repartidas en cuatro comidas imprescindibles: el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena. Aunque aquellas mujeres que durante su embarazo no realicen una vida activa, entonces necesitarán unas 2000 calorías. En tu dieta nunca deben faltar:

>Vitaminas: vitamina C (cítricos, verduras,), la vitamina A (zanahorias, tomates) y la vitamina B (leche, huevos, cereales integrales).
>Hierro: muchas mujeres sufren deficiencia de hierro por lo tanto es importante también comer carne roja, pescado, lentejas y espinacas.
>El calcio es esencial para la formación del esqueleto del bebé. Trata de comer una gran variedad de productos lácteos: leche, queso, yogur, entre otros.
>Es aconsejable beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día. También puedes tomar zumos, infusiones o tés.

Todo ello siempre bajo la supervisión médica de tu ginecólogo.

3. Duerme bien

Lo mejor para estar en plena forma durante el embarazo es dormir bien. Aunque habrá momentos en los que te cueste coger el sueño, debes tener paciencia. Algunos trucos para quedarte dormida es leer un libro en la cama o hacer crucigramas antes de irte a acostar. Si al mismo tiempo que estás embarazada tienes que trabajar, te resultará más fácil coger el sueño cuando te vayas a dormir. De la misma forma que mantenerse activa durante el día, te permitirá descansar mejor. Duerme sobre tu lado izquierdo o derecho en posición fetal pero con un cambio: estira la pierna que queda apoyada sobre la cama, así lograrás equilibrar el peso. Aquí tienes algunos consejos de cuáles son las mejores posturas para dormir cuando estás embarazada.

4. Practica deporte

Si no tienes ningún tipo de complicación o problema, los primeros meses de tu embarazo puedes seguir llevando la vida de siempre en el gimnasio. Pero eso sí, debes tener en cuenta que tu rutina de ejercicio deberá ir cambiando según avance tu embarazo. Lo mejor es que vayas a sitios especializados donde se impartan clases para embarazadas. Puedes caminar, practicar aquaerobic, yoga y pilates para embarazadas, natación... El ejercicio es muy recomendable para fortalecer las articulaciones,mejorar la circulación de las piernas y estimular la respiración.

Es importante que evites los deportes donde corres riesgo de que tú y tu bebé sufráis una caída, como por ejemplo montar en bicicleta, a caballo, hacer esquí, etc... Si antes de quedarte en estado no realizabas ningún tipo de deporte deberás preguntar a tu médico para que te recomiende qué actividad puedes hacer.

5. Sé precavida con aparición de estrías

Las estrías afectan a 8 de cada 10 mujeres que se quedan embarazadas. Principalmente aparecen por coger peso de forma rápida. ¿Cómo evitar que te salgan estrías durante el embarazo? Es importante que mantengas tu piel hidratada las 24 horas del día. El uso frecuente de crema evitará que la piel se estire. Puedes encontrar este tipo de cremas en cualquier farmacia e incluso tu médico puede aconsejarte una crema que previamente haya recetado a otras mamás. Es necesario que te la apliques después de una ducha o baño de agua caliente, frotando suavemente la crema en tu vientre y muslos. Además es importante que evites la exposición al sol y tener especial cuidado en no golpearte pues cuando estás embarazada, las estrías pueden salir más fácilmente.

6. Relájate durante el embarazo

La relajación es un requisito fundamental para las mujeres embarazadas. Incluso si estás acostumbrada a tener una vida acelerada debes aprender a hacer tus actividades de forma más pausada. Tienes que llevar las tareas de la casa o tus funciones en el trabajo de la forma más relajada posible. Algunos consejos para que logres relajarte son:

>Asistir a clases de yoga para embarazadas te aliviarán de los problemas cotidianos y te ayudarán a prepararte para el parto con especial cuidado.
>Las actividades con amigos y familiares que te permitirán pasar más tiempo con ellos y contarles cómo te vas sintiendo.
>El sexo para el bienestar de tu cuerpo y mente. Recuerda que no es malo para el bebé, tan sólo tienes que tener especial cuidado y no hacer posturas que pongan en riesgo tu equilibrio. Aquí tienes algunas de las mejor recomendadas.

7. La línea alba

Durante el segundo trimestre de tu embarazo, empezarás a ver en tu tripa una línea vertical en tono marrón. Esto es lo que se conoce como la línea negra y la mayoría de las mujeres la tienen en mayor o menor intensidad.

La línea negra cruza verticalmente el estómago hasta el pubis. Su aparición se debe a los cambios hormonales y puede comenzar desde el ombligo o incluso por encima del mismo. No te preocupes en absoluto si es más oscura de lo que esperabas ya que esta línea desaparecerá después de que nazca el bebé.

8. El pecho

El pecho es una de las partes del cuerpo que cambia rápidamente durante el embarazo. Generalmente sentirás dolor, hinchazón, sensibilidad en los pezones, ampliación de la aureola o la aparición de estrías. Los cuidados necesarios para el pecho de una embarazada son:

>Hidratación: de igual forma que usas la crema para tu vientre y muslos, empléala para tus senos. Es importante que te des masajes en el pecho (no los pezones) con movimientos circulares para que la crema penetre en tu piel.
>Cuando te duches date el último remojón con agua fría para favorecer la circulación de la sangre.
>Usa un sujetador especial para embarazadas, normalmente suelen ser sin aros.

9. Un cutis radiante

Durante tu embarazo puedes notar ciertos cambios en tu piel debido a los trastornos hormonales por los que atraviesa tu cuerpo durante estos meses. Quizá hayas notado la aparición de acné, puntos negros, sequedad, piel grasienta o melasma (manchas marrones como consecuencia del sol), en estos casos:

>Pide opinión a tu farmacéutico antes de comprar cualquier producto de belleza. Las cremas que usas habitualmente pueden no ser aptas durante el período de gestación ya que puede contener productor químicos inapropiados para tu bebé.
>El agua del grifo suele tener altos niveles de calcio que pueden resecar tu piel. Asegúrate de hidratarte bien cada mañana y cada noche.
>Utiliza una mascarilla hidratante para nutrir la piel en profundidad.
>No te preocupes si tienes manchas marrones, suelen desvanecerse después del parto. Esto es lo que se conoce como melasma y por ello debes tener especial cuidado de no exponerte al sol.

10. La depilación durante el embarazo

Las mujeres embarazadas también pueden hacer uso de la depilación. De hecho, uno de los aspectos positivos para una mujer que está embarazada es que el vello tarda más en salir. La forma más idónea para depilarte es la cera aunque te dolerá más en las zonas sensibles. Cuando llegue el momento de dar a luz, puedes recurrir a la cuchilla para afeitar tu vello púbico. Sin embargo, si te depilas con cera evitarás que te crezca vello interno.

En cuanto a las piernas, es recomendable la cera. Seguramente encuentres alguna limitación así que pide ayuda a algún familiar o acude a un centro de belleza para realizarte una depilación más fácil y duradera.


Y además:
Guía de belleza para mamás: ¿cómo cuidarte durante el embarazo?
Los efectos del estrés durante el embarazo

por Redacción enfemenino

Puede interesarte