El aborto natural

Publicado por Maren Agirregomezkorta
Publicado en 12 de diciembre de 2007

El aborto natural afecta a un 15-20 % de mujeres. Se trata de una experiencia dolorosa para la futura madre. ¿Cuáles son los síntomas y las causas? ¿Se puede evitar? ¿Cómo recuperar la normalidad?

¿Qué ocurre cuando hay un aborto natural?
En la primera fase del embarazo, el test de embarazo que era positivo se convierte en negativo. Algunos días más tarde, tras un sangrado doloroso, se expulsa el óvulo.

Síntomas del aborto natural

Los primeros síntomas del aborto natural pueden presentarse en sangrados o dolores: calambres, vómitos, dolor menstrual...

Atención: no todos los sangrados son síntoma de un aborto natural pero deben ser revisados por un médico. Las pérdidas de sangre ligeras intermitentes (que provengan del cuello del útero o de la futura placenta) pueden ser normales. Sin embargo, los sangrados abundantes o continuos con coágulos, suelen ser síntoma de aborto natural.

En ocasiones, es la desaparición de síntomas de embarazo (el pecho vuelve a su estado normal y las náuseas desaparecen) lo que da la alerta.

¿Qué se debe hacer ante un aborto natural?

Consúltalo con tu médico y éste te hará una ecografía.

-Si la expulsión es espontánea y completa, no se realiza ninguna intervención médica.

-Si la expulsión es incompleta, se toman hormonas que provocan contracciones y que permiten evacuar el resto. Si es necesario, el médico puede realizar un vaciado bajo anestesia general. Normalmente esta operación necesita una hospitalización breve.

-Cuando el aborto es tardío, se debe hospitalizar a la paciente para evitar riesgos de hemorragias. La expulsión del feto se realiza con la anestesia epidural o anestesia general.

Una vez se vacían los restos del útero, comienza un nuevo ciclo.

Riesgo de aborto natural

La mayoría de abortos naturales son inexplicables, son el resultado de un conjunto de factores biológicos, infecciosos y psicológicos. Contrariamente a lo que se creía, no se ha podido demostrar que la fatiga y el estrés tengan algo que ver.

-Abortos naturales precoces

Antes de los dos meses y medio de embarazo, generalmente es el óvulo el que causa el aborto. Un embrión no viable y con una anomalía cromosómica o el óvulo vacio en el que el embrión no se ha podido desarrollar se eliminan de manera natural. Es importante saber que la mayoría de abortos se producen en el primer mes y medio de embarazo y los errores de naturaleza se dan por casualidad.

-Abortos tardíos

Tras los primeros dos meses y medio de embarazo, se habla ya de aborto natural tardío y las causas son más bien mecánicas. Por ejemplo, el cuello del útero puede dilatarse con cada contracción mientras que debería estar cerrado y tónico. Infecciones de bacterias (debido a la presencia de un germen en la leche, por ejemplo). Así como la malformación del útero.

Finalmente, tienes que saber que la edad, el consumo de tabaco y los test de detección “invasivos” como la amniocentesis aumentan el riesgo de sufrir un aborto natural.

Tras un aborto natural
Los abortos naturales pueden ser los más difíciles de asimilar. A este dolor, es necesario añadir el sentimiento de culpabilidad de las mujeres que se reprochan no haber sabido llevar bien el embarazo.

En ocasiones se necesita ayuda psicológica, y con una única sesión puede ser suficiente. Es esencial el trato de las personas del entorno.

A saber sobre el aborto natural

-Desde un punto de vista médico, el aborto es un hecho bastante frecuente que no compromete el desarrollo de futuros embarazos.

-Si una mujer tiene dos o tres abortos naturales, y si se dan a partir del segundo mes de embarazo, el médico deberá examinarla para ver si hay alguna anomalía y encontrar el tratamiento adecuado.

Puede interesarte