Inicio / Maternidad / Embarazo / Nacimiento prematuro: causas, síntomas y consecuencias

Maternidad

Nacimiento prematuro: causas, síntomas y consecuencias

por María Viéitez Creado en 11 de octubre de 2019
Nacimiento prematuro: causas, síntomas y consecuencias© GettyImages

¿Cuáles son los síntomas que pueden anunciar un nacimiento prematuro? ¿A que puede deberse que un bebe nazca antes de lo debido? ¿En qué etapa del embarazo podemos empezar a hablar de un nacimiento prematuro? ¿Tiene consecuencias?

El parto prematuro tiene lugar antes de la finalización de la semana 37 de gestación, es decir, antes del día 259 a partir de la fecha de inicio del último ciclo menstrual. En la mayor parte de los casos, el nacimiento prematuro no provoca complicaciones o problemas para el niño o la madre, pero a veces puede afectar a la salud del recién nacido. Los problemas generalmente afectan a niños que tienen 32 semanas o menos de gestación o un peso inferior o igual a un kilo y medio. Pero, ¿cuáles son las causas del nacimiento prematuro? ¿Hay algún síntoma en particular que haga posible predecirlo? Aquí encontrará todas las respuestas a estas preguntas.

Síntomas que pueden anunciar un parto prematuro

Un nacimiento prematuro puede ser reconocido por varios síntomas. Si aún no ha llegado el momento, pero la madre nota uno de los siguientes fenómenos, deberá consultar con su médico o ginecólogo:

  • Cambio en el flujo vaginal, que se vuelve demasiado acuoso, demasiado espeso o tiene gotas de sangre. El aumento del flujo vagial también puede ser un indicio.
  • Sensación de presión en la pelvis o el bajo vientre. Se puede deber a que el bebé esté empujando hacia el canal de parto.
  • Dolor lumbar.
  • Dolor de viente.
  • Contracciones del vientre y sensación de dureza al tacto.
  • Rotura de aguas.

Nacimiento prematuro: la causa principal

El nacimiento prematuro puede estar motivado por dicersas causas, tanto fisiológicas como desencadenadas por afentes externos. Muchos expertos sostienen, tras las muchas investigaciones, que el nacimiento prematuro puede depender de causas socioeconómicas, como la pobreza, la desnutrición o las malas condiciones de higiene. Luego están las razones puramente médicas, entre las que se encuentran las principales:

  • Que la madre sea menos de 17 años o mayor de 40.
  • Quela altura o el peso de la madre estén fuera de los valores normales.
  • Experiencias negativas previas, como la anidación anormal del óvulo o el desprendimiento de la placenta.

Debe añadirse que rara vez una sola causa es suficiente para tener un nacimiento prematuro ya que, en presencia de estos síntomas, se le recomienda a la gestante el reposo absoluto de modo que no llegue a producirse el nacimiento antes de tiempo. La causa que provoca el parto prematuro con más frecuencia es la rotura de la bolsa amniótica. En estos casos, se suelen realizar intervenciones que garanticen la salud de la madre y el niño. En los nacimientos de gemelos, el nacimiento prematuro es mucho más frecuente.

Riesgos para la madre y el niño

El nacimiento prematuro puede implicar riesgos tanto para la madre como para el niño. En cuanto a la madre, el nacimiento prematuro puede provocar hipertensión difícil de controlar, anemia, diabetes, insuficiencias cardio-respiratorias, traumas e infecciones uroginecológicas. Los riesgos para el niño obviamente tienen que ver con el desarrollo físico y psíquico incompleto, desde un simple retraso en el crecimiento hasta la parálisis cerebral.

Los mayores riesgos son para los niños menores de 32 semanas o que pesan menos de 1500 gramos. La buena noticia es que la tasa de mortalidad de los bebés prematuros ha disminuido. De hecho, se puede considerar que la supervivencia del recién nacido en la semana 32 de embarazo tiene las mismas posibilidades de sobrevivir que otro que ha completado las 37 semanas. La tasa de mortalidad también es más bajas para los niños nacidos en la seana 22.

Las consecuencias del nacimiento prematuro

El nacimiento prematuro trae consigo consecuencias de diversa índole, desde las que pueden resolverse hasta las que son graves o incluso pueden afectar a la salud dle niño de por vida. La madre también sufre consecuencias psicológicas: la sensación inicial de consternación puede provocarle la incapacidad de cuidar del niño, hasta que en algunos casos desemboca en una depresión posparto.

En estos casos, se debe garantizar a las madres y a los padres un apoyo psicológico profesional. Conocer los cuidados intensivos a los que el recién nacido va a ser sometido y participar activamente en sus tratamientos son dos aspectos fundamentales que ayudan a los padres a establecer una relación con el bebé y así perder el miedo. En este sentido, es de gran ayuda permitir a los padres estar con su hijo durante las 24 horas del día. La apertura de las salas también se ve apoyada por programas específicos de escucha, intercambio y confort desarrollados por todo el personal médico y de enfermería.

¿Se puede predecir o evitar el nacimiento prematuro?

Observando las diversas causas posibles que pueden provocar un nacimiento prematuro, uno puede tratar de predecirlo de alguna manera. Los médicos intentan prevenir el fenómeno en la medida de lo posible con un seguimiento continuo de los embarazos que tienen riesgo de ser partor premauros. Aun así, no siempre es posible determinalo.

El mayor porcentaje de nacimientos prematuros se debe a la anticipación de la ruptura de la bolsa amniótica. En estos casos, poco se puede hacer. Sin embargo, los médicos recomiendan algunas medidas con las que evitar ciertos detonantes, como reducir los movimientos de las madres en riesgo, evitar el trabajo intenso o alejarse de fuentes de estrés de diversa índole. En algunos casos se sugieren terapias farmacológicas para contener las contracciones uterinas. En otros, como ya hemos dicho, se recomienda el reposo absoluto en cama durante las 24 horas del día. Estas medidas serían capaces de prevenirlo.

Video por Norma Varela

Y además...
Posturas de parto: las posiciones más adecuadas para reducir el dolor
Dieta posparto: una alimentación sana para estar en forma después del embarazo
Parto natural tras una cesárea: ¿cuánto tiempo debe pasar?
Episiotomía, ¿cuáles son las consecuencias después del parto?