Inicio / Mujer hoy / Sociedad / Sororidad, la palabra que toda feminista debe pronunciar

Mujer hoy

Sororidad, la palabra que toda feminista debe pronunciar

Laura Sutil por Laura Sutil

La Real Academia de la Lengua Española aún no recoge este término que, sin embargo, ha sido uno de los más repetidos en las manifestaciones feministas que hemos vivido en los últimos meses. A continuación te contamos qué es la sororidad y por qué tienes que incorporar este término a tu diccionario feminista ya.

Empoderamiento, techo de cristal, aliado, brecha salarial o mansplaining son algunos de esos términos relacionados con el feminismo que poco a poco comienzan a formar parte del glosario habitual de todos nosotros. Hoy te traemos otro de estos conceptos que está pisando fuerte: la sororidad. Y es que, aunque llevamos meses escuchándola, especialmente en los contextos de las marchas contra Trump o las multitudinarias manifestaciones que tuvieron lugar a propósito del Día de la Mujer, aún hay muchas personas que no saben de qué hablamos exactamente.

De hecho, hemos comprobado que el buscador de la Real Academia de la Lengua nos intenta corregir colocando el término sonoridad en su lugar. Para empezar por algún sitio con esta definición, te adelantamos que su significado poco tienen que ver con la sugerencia de la RAE y que ojalá a partir de ahora se convierta en uno de tus términos de referencia porque su significado no nos puede gustar más.

Para encontrar el origen de esta palabra, tenemos que analizar su raíz latina. Sigue el mismo patrón lingüístico que la palabra fraternidad pero utilizando como raíz soror (hermana). Así, como imaginarás, hace referencia a la relación de solidaridad que se establece entre hermanas y, por extensión, entre las mujeres. La sororidad nace de ese sentimiento de empatía entre las mujeres que compartimos un mismo objetivo: la igualdad de género.

Precisamente por eso, para nosotras es una de las palabras del año. En un momento en el que (afortunadamente) el feminismo gana adeptos y las manifestaciones a favor de un mundo más justo y libre de desigualdades han sido tan numerosas como necesarias, queríamos una palabra así. Un término que nos hace sentir más unidas en ese camino hacia el empoderamiento.

Otro de los motivos por los que el auge de esta palabra nos encanta es que se contrapone a ese falso cliché que hace referencia a las mujeres siempre enfrentadas entre ellas, dejándose llevar por la envidia y los celos. Porque, en la solidaridad entre nosotras comienza el camino para conseguir grandes objetivos. Así que... ¡Adelante!

por Laura Sutil

Puede interesarte