Inicio / Novias / Moda / ¿Novias sin tacones? Sí, quiero

¿Novias sin tacones? Sí, quiero

Maria Calvo Publicado por Maria Calvo
Publicado en 5 de enero de 2017

La moda evoluciona, las tradiciones cambian y las novias se reinventan. Quien diga que no podemos ir cómodas el día de nuestra boda que hable ahora o calle para siempre. Damos el “sí, quiero” al zapato plano.

Repite conmigo: Yo [introduzca nombre], te quiero a ti, zapato plano, y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida.

Si aún no te has enterado de que los flat shoes son los que parten el bacalao a pie de calle, te invitamos a que mires para abajo y veas el desfile de piececillos contentos que pasean por tu ciudad. La planicie zapateril llegó pisando fuerte hace algunas temporadas y se ha quedado entre nosotras (¡gracias!) para dar un giro radical a un obsoleto concepto de elegancia que solo estaba reservado para quien superaba el umbral de los ocho centímetros de tacón.

El poder de la moda que todo lo invade, ha hecho que la tendencia cómoda por excelencia se extrapole al territorio de las bodas. Cada vez son más las novias que se animan a caminar con paso firme hacia el altar enfundadas en un par de bailarinas, unas sandalias glitter sin tacón o, por qué no, unas Converse al estilo de la María Antonieta de Coppola. Si eres una novia rebelde al margen de las normas, no pierdas detalle de estas propuestas comfy.

Manual de uso para el zapato plano de novia

Bailarinas: frágiles, ligeras y femeninas, son el calzado estrella de las novias que optan por la comodidad. Habitualmente se usan en tonos nude o pastel, con toques de pedrería o cubiertas de encaje. La pasarela dicta las normas y Gucci, Etro o Miu Miu nos anudan las bailarinas al tobillo.

Sandalias: el Imperio Romano se pone a tus pies para vestir con tiras de cuero a las novias más guerreras. Ante, flecos, plumas e incluso detalles tribales aportarán personalidad a tu boda veraniega. ¿Infalibles? En tonos metalizados.

Babuchas: para novias enigmáticas, con toques étnicos y sabor marroquí. Los aires del sur se apoderan de nuestros pies esta temporada, dejando al aire los talones en un intento de revival de décadas pasadas. ¿Te atreves?

Alpargatas: el esparto manda en las bodas de verano más chics y son perfectas para aquellas que se celebran en el campo. Una apuesta más que segura para una novia cómoda y elegante.

Botines: y ¿por qué no? Las que queráis dar un punto cañero a vuestro día B: que sepáis que esta temporada priman las hebillas, los cordones y los prints florales. Solo aptos para novias que irradien personalidad.

Sneakers: muchos predicen el fin de su reinado, aunque viendo la plaga de zapatillas blancas que hay por la calle, no nos acabamos de creer la apoteosis final de este calzado. Novias desenfadadas del mundo: las normas están para romperlas. Sorprende a todos llegando en deportivas al altar.

(Y esto en voz baja, que no nos oiga nadie: ¿Damos una licencia al tacón midi? Venga, sí. Nos quedamos con el tacón granny de pocos centímetros que resulta una monería la mar de cómoda).

Ya sea por comodidad, porque no estás acostumbrada a andar con ellos o porque tu novio es bajito has sido bendecida con una altura por encima de la media, puedes desterrar “los andamios” sin ningún tipo de reparo. Cenicienta sólo aguantó hasta las 12 con sus zapatitos de tacón; te aseguramos que con un par de flat shoes tu cuento de hadas no terminará nunca.

Y además:
Casarse de corto es chic
5 alternativas al vestido

Puede interesarte

¡Se casa con su amor del instituto en el hospital!

¡Se casa con su amor del instituto en el hospital!

¡Se casa con su amor del instituto en el hospital! ¡Se casa con su amor del instituto en el hospital!

¡Este pequeño donjuán está estresado por tener dos novias! ¡Este pequeño donjuán está estresado por tener dos novias!

Mime et moi: ¡la marca de los zapatos con tacones intercambiables! Mime et moi: ¡la marca de los zapatos con tacones intercambiables!

Comentarios