Inicio / En forma / Salud / ¿Piernas cansadas y varices? Todas las claves para prevenirlas

¿Piernas cansadas y varices? Todas las claves para prevenirlas

Publicado por Veronica Lopez
Publicado en 20 de abril de 2015

Hinchazón, pesadez y calambres son los síntomas más frecuentes cuando existen problemas de circulación en las piernas y si el trabajo te obliga a pasar muchas horas de pie, sentada o viajando, estas molestias pueden acabar mermando tu calidad de vida. Para evitar las piernas cansadas u otras afecciones relacionadas como las varices, sigue estos consejos para cuidar la salud y la estética de tus piernas.

¿Habías oído hablar alguna vez de la insuficiencia venosa crónica? Esta enfermedad se suele manifestar con síntomas tan habituales como las piernas cansadas o las varices y se produce por la incapacidad de la venas para realizar el retorno de la sangre al corazón, lo que provoca su acumulación en las piernas.

La insuficiencia venosa es un problema muy frecuente y se estima que aproximadamente 15 millones de españoles sufren sus incómodos efectos: calambres, hinchazón, dolor o pesadez en las piernas. Las mujeres mayores de 35 años son las que padecen con más frecuencia esta patología. Las hormonas y los embarazos tienen una relación directa con su desarrollo, sobre todo con las antiestéticas varices, que aunque indoloras nos causan muchas inseguridades. ¡A todas nos gustaría lucir unas piernas perfectas cuando llega el calor!

¿Por qué tengo problemas de circulación en las piernas?

Aunque, como te he comentado, las hormonas y también los factores hereditarios juegan un papel importante en la aparición de la insuficiencia venosa, el estilo de vida puede ser determinante a la hora de sufrir problemas de circulación. Así, el sobrepeso, la vida sedentaria o trabajar muchas horas seguidas de pie o sentadas son factores de riesgo, pues se incrementa la presión en las venas de las piernas. En este sentido, caminar habitualmente es el ejercicio más beneficioso para activar tu circulación venosa.

Por otra parte, otros factores como el calor o la edad pueden agravar los síntomas. Con el paso de los años, el revestimiento elástico de las venas empieza a debilitarse, aumentando las posibilidades de que las venas se dilaten de forma anormal, es decir, de que aparezcan las varices. Las altas temperaturas también hacen que las venas se dilaten, por eso en verano solemos tener más hinchadas y cansadas las piernas.

Durante el embarazo, también es muy común que muchas mujeres comiencen a tener varices, por las influencias hormonales. Las hormonas provocan la dilatación de las venas para que llegue más sangre al útero, con lo que es probable que surjan venas varicosas. Además, en este periodo el aumento de peso y el sedentarismo intensifican las posibilidades de padecer una insuficiencia venosa. En algunos casos, el problema desaparece o disminuye después del parto.

¿Cómo puedo prevenir las piernas cansadas?

Debes tener en cuenta que si padeces una insuficiencia venosa, piernas cansadas o varices, no van a desaparecer por sí solas y pueden derivar en problemas mayores, por lo que es importante que busques una solución o tratamiento. Tienes a tu alcance medidas y hábitos con los que puedes prevenir esta enfermedad, como por ejemplo, utilizar medias terapéuticas o cuidar la dieta y hacer ejercicio. Eduardo González Zorzano, doctor en Farmacia y experto del Departamento Médico de Cinfa, nos ha dado las 10 claves para aliviar y prevenir las piernas cansadas. ¡Consúltalas!

Ahora ya sabes que para evitar las piernas cansadas y las varices moverse es fundamental, y si eres de las que les cuesta levantarse del sofá, te damos la motivación que necesitas para empezar a hacer ejercicio.

Y además
En forma en la ciudad: los mejores deportes para practicar al aire libre.
¿Cuántas calorías sumas con tu picoteo diario?

Puede interesarte

Comentarios