Inicio / Pareja / Sexualidad / ¿Se puede tener sexo a diario? Sí, y estas son las claves para disfrutarlo

Pareja

¿Se puede tener sexo a diario? Sí, y estas son las claves para disfrutarlo

por Redacción enfemenino Publicado en 17 de agosto de 2017
450 compartidos

Todas sabemos cómo hay que hacerlo, se baja un poco la luz, fuera ropa y... ¡allá vamos! ¿No? Hasta aquí todo bien. Pero de ahí a conseguir el mejor sexo posible hay un trecho, así que empezaremos por los principios básicos.

¿Alguna vez habías pensado que el sexo es como los videojuegos? Puedes pasar al siguiente nivel o quedarte estancada en el nivel 1 toda la vida... Tú decides. Nosotras tenemos las claves para mejorar el sexo diario y queremos compartirlas contigo. ¡Sigue leyendo! Para empezar a salir de la rutina, ¿por qué no probáis a hacer alguna de las 100 posturas más excitantes del kamasutra? Seguro que te da alguna buena idea...

Lunes: abre tu mente

La diferencia entre tener sexo y tener buen sexo es que para el bueno es necesario abrir la mente y despojarse de clichés, tabús y estereotipos. Por eso, antes de disfrutar de una sesión de sexo hay que dejar cualquier tipo de prejuicio fuera de la habitación.

Si tu pareja quiere que tararees una canción de Alejandro Sanz mientras te chupa el pie izquierdo, ¡qué más da! Lo importante es que tú también disfrutes. Como en el amor y en la guerra, en el sexo todo vale. Que no te importe lo que diga o haga la gente. Si los dos disfrutáis física y emocionalmente, entonces no te dejes influenciar por lo que te digan tus amigas o lo que oigas por ahí.

No juzgues. Haciéndolo lo único que conseguirás es que tu pareja no vuelva a sugerir nada nuevo, y caeréis en la rutina más aburrida en menos que canta un gallo. Te proponemos unas posturas para que deis rienda suelta a vuestra imaginación y a vuestro placer.

Martes: confía en ti misma

Tener sexo de calidad no depende sólo de las posturas y la destreza que ambos tengáis en la cama. Hay otros factores que influyen, ¡y de qué manera! Algo está claro, no hay nada más sexy que la confianza. Debes actuar como si estuvieras segura de ti misma incluso cuando no lo estés. Es la única forma de experimentar, así que no te avergüences ni te retraigas y coge la sartén por el mango.

Trabajar un poco la confianza en la otra persona también funciona muy bien en la cama. Si eres de las que cede el testigo al otro y se deja guiar, prueba a coger tú misma las riendas y a llevar la voz cantante alguna vez. Toca a tu chico antes de que empiece él, elije posturas en las que tú domines la situación y enséñale qué es lo que más te gusta y cómo prefieres que te toque. Mientras más directa seas, más sexy resultarás. Prueba a proponerle utilizar algún juguete sexual, ¡os va a encantar!

Los mejores juguetes sexuales para divertirte en pareja

Miércoles: sexo oral

Una vez que empiezas a practicar el sexo oral, ya no puedes parar de hacerlo. Pasa siempre. El truco para dar lo mejor de ti misma a la hora de practicarlo está en los pequeños detalles, que cómo siempre marcan la diferencia.

Si quieres impresionarle con la mejor felación de su vida, prueba con la técnica del sacacorchos. Este ejercicio consiste en hacer círculos con la lengua en la cabeza del pene mientas que con las manos lo acaricias haciendo pequeños giros arriba y abajo dibujando un muelle. Otra de las cosas a recordar es que no hay que centrarse en un solo movimiento ni en una sola área. Explora, innova y descubre cosas nuevas... ¿Has probado a hacer el amor al ritmo de la música?

Jueves: da el primer paso

Como ya hemos dicho, la confianza en una misma es una de las claves del buen sexo. Por eso asegúrate de llevar las riendas de la situación y de controlar tú cada fase en la que vayáis entrando. Si siempre esperas a que tu pareja dé los primeros pasos puede que llegue el momento en el que se canse. El poder es una de las armas de seducción más atrayentes, por eso si empiezas a llevar tú la voz cantante de vez en cuando a tu chico lo volverás loco.

Intercambiar roles puede ser muy divertido, y no acomodarse con una actitud en la cama es otra de las claves para conseguir un sexo mucho mejor. No decimos que dejes de realizar ese movimiento o esa parte de la experiencia sexual que más te gusta, pero en la variedad está el éxito, y esto, amiga mía, es una verdad como un templo.

Hacerlo en sitios donde normalmente no lo practicas ayuda a que el lívido aparezca con más intensidad. ¿Siempre has querido hacerlo en el parque? ¡Dilo! Cualquier novedad que propongas será bienvenida y a tu pareja le encantará. Por ejemplo, ¿has pensado en hacerlo en el coche? Descubre todas las posturas que hay para que el sexo vaya sobre ruedas.

Viernes: estimula tu mente

Hasta el sexo más primitivo puede ser excitante, pero si consigues que sea un poco menos físico y algo más psicológico te aseguramos que el placer aumentará.

Los sexólogos descubrieron hace ya algunos años que el placer sexual involucra tanto a la parte más física de nuestra composición como a la mental. El llamado sexo "psicofisiológico" afirma que si tu disposición mental es la adecuada, el impacto sobre tu cuerpo será enorme. El cerebro, aunque parezca mentira, es una de las zonas erógenas más potentes de nuestra fisiología. Por eso también hay que estimularla. Una de las formas más directas de hacerlo es a través de nuestros pies.

Y no solo tu mente, estimula todos los sentidos con geles de placer y lubricantes. ¡Te enseñamos cómo!

Sábado: experimenta

De todas las cosas que puedes hacer en el dormitorio, una de las más estimulantes es sin duda la de jugar con las cuerdas. Si no tienes claro cómo va a reaccionar tu chico al maniatarlo, prueba antes a agarrarle las muñecas detrás del cuerpo mientras hacéis el amor y espera a ver qué pasa. El resultado suele ser muy bueno.

Si todavía no sabes qué significan las siglas de BDSM es hora de ponerte al día. Al más puro estilo de las Sombras de Grey, el BSMS recoge las iniciales de las palabras bondage, dominación, sumisión y masoquismo. Puede que Christian Grey haya llevado estas prácticas al extremo, pero un poco de sadomasoquismo controlado y consentido puede añadir una chispa de picardía y resultar muy sexy.

Domingo: besa, besa y vuelve a besar

A veces pasa que cuando te habitúas a las cosas que al principio te encantaban, éstas acaban por parecerte normales y sin ninguna emoción. Los besos pueden ser víctimas de esta rutina que se convierte en aburrimiento. Los besos también se pueden entrenar. Practicar con besos intensos de 30 segundos es una buena costumbre. Con hacerlo dos veces al día tu relación sexual mejorará.

Además del gusto que ofrecen los besos, el tacto es otro de los sentidos que puede caer en las garras del habituamiento. Sé emocionalmente generosa con las caricias fuera de la cama, para disfrutar más cuando vuelvas a ella.


Y además:
¿Qué es el sexo unicornio? Las claves de esta cuestionable fantasía sexual
¡Placer infinito! Las claves para tener un sexo increíble utilizando técnicas de yoga

por Redacción enfemenino 450 compartidos

Puede interesarte